CASO NOU LITORAL

Guerra 'civil' entre Sareb, FROB y CaixaBank por el botín judicial de Banco de Valencia

Sareb recurre ante el Supremo argumentando que el FROB no es perjudicado por Banco de Valencia y reclamando el dinero para sí. La Fiscalía está del lado del fondo público

Foto: Sede del Banco de Valencia. (EC/EFE)
Sede del Banco de Valencia. (EC/EFE)
Adelantado en

Batalla sin precedentes en el Tribunal Supremo. Sareb y su primer y tercer accionista, el FROB y CaixaBank respectivamente, se han enfrentado en los tribunales por las indemnizaciones de los juicios de Banco de Valencia. La entidad catalana y el FROB defienden que el dinero que se recupere en los tribunales del caso Nou Litoral sea para el fondo público. La Audiencia determinó que CaixaBank cobrara 168 millones, y esta los cederá al FROB. Sareb ha presentado varios recursos en contra, argumentando que es el único legítimo perjudicado, según escritos a los que ha tenido acceso El Confidencial.

"Que el FROB haya inyectado dinero en Banco de Valencia para sanear la entidad no lo convierte automáticamente en perjudicado directo, por el hecho de que no pueda [el FROB] recuperar el dinero, por haber vendido la entidad financiera", expone Sareb en uno de sus escritos. "Que el FGD [Fondo de Garantía de Depósitos] o el FROB, por obligación legal, lleven a cabo el saneamiento de una entidad financiera no los convierte en perjudicados directos", añade.

Sareb defiende una postura lícita, según las fuentes consultadas, de defensa de sus intereses y los de sus accionistas, aunque controvertida desde el punto de vista del rescate financiero. Esta estrategia pone palos en las ruedas a su principal accionista —el FROB inyectó un 46% de su capital con dinero público—, que quiere que los tribunales reconozcan que su apoyo financiero lo convierte en perjudicado de los procesos penales. El fondo de rescate lleva casi una década en esta batalla, en la que acaba de ganar un asalto, con otra sentencia de Banco de Valencia, que sí lo considera perjudicado y dicta que le paguen 94 millones.

Por ello, si Sareb se sale con la suya en los recursos de Nou Litoral, conseguiría unos 105 millones, pero restaría 168 millones para el FROB, que reclamaba por más créditos investigados que el banco malo. A lo que se suma que un fallo del alto tribunal en su contra podría cerrar la puerta al fondo público en decenas de casos en los que se juega cientos de millones.

Jaime Ponce, presidente del FROB. (EFE)
Jaime Ponce, presidente del FROB. (EFE)

Sareb defiende oficialmente su postura, que fue previamente anunciada al FROB: "Tenemos que defender nuestros derechos porque es nuestra obligación y lo que nos exigen accionistas y administradores". Así, más allá del FROB y CaixaBank (tiene un 12%), los principales inversores son Santander (22%) y Sabadell (6%), junto a otras 22 entidades.

Fuentes próximas al banco malo justifican que también presentaron los recursos por proteger el proceso, ya que CaixaBank había renunciado a ser indemnizada en favor del FROB. Según los escritos de Sareb, esto deja en el aire el caso, ya que si el Supremo reitera que el damnificado debe ser la entidad catalana, los condenados pueden alegar que esta no reclama el dinero y no pagar ni un euro.

Sin embargo, esta versión difiere de los escritos presentados por la propia Sareb y CaixaBank. La sociedad inmobiliaria instó que el tribunal aclarara que nadie solicitaba indemnización para la entidad catalana para optar a quedarse con el dinero. Por su parte, CaixaBank pidió que la compensación fuera al FROB aun cuando el tribunal considerara que ella era la perjudicada. Y ello porque había cedido ya en el año 2013 a favor del fondo público cualquier indemnización que recibiera en procedimientos judiciales relacionados con Banco de Valencia. De hecho, desde la entidad liderada por Gonzalo Gortázar señalan que para ellos este proceso es indiferente, ya que sea cual sea el resultado se quedarán igual.

La Fiscalía, con el FROB

De momento, la Fiscalía se ha posicionado del lado del FROB y de CaixaBank y en contra de Sareb, tanto en la Audiencia como en el Supremo. Así, un reciente escrito de la Fiscalía del alto tribunal, del 27 de diciembre, rechaza la petición de Sareb: "Desde el mismo momento" en que se vende Banco de Valencia a CaixaBank, "las pérdidas contabilizadas por el FROB derivadas del saneamiento o rescate (como dicen los hechos probados) de Banco de Valencia, se convierten en un perjuicio irreversible para el FROB". Por ello, el Ministerio Fiscal pide que sea el propio fondo el indemnizado, sin necesidad de que el dinero pase por CaixaBank.

El reparto de las indemnizaciones en los rescates se ha convertido en un complejo 'culebrón judicial'. Hasta 2015, el Supremo decía que el FGD y el FROB no podían personarse, en virtud de la doctrina Banesto, hasta que una sentencia de CAM cambió el rumbo. Posteriormente, llegó el caso de las prejubilaciones de las cajas gallegas (Novacaixagalicia), en el que el Tribunal Supremo anuló la sentencia que otorgaba la indemnización al FROB, ordenando que se dictara una nueva. Posteriormente dejó para ejecución de sentencia "determinar quién es la entidad o el organismo que ha resultado perjudicado". En 2018, fue el turno de la sentencia de las tarjetas 'black' de Caja Madrid, en la que el Supremo dijo que se pagara a Bankia y no al FROB, un ejemplo usado por Sareb en sus recursos. Y los últimos fallos de la Audiencia —caso de Bautista Soler— y opiniones de la Fiscalía parecen encaminarse a que sea el FROB quien recupere el dinero.

El debate jurídico es complicado. Hay tribunales que sostienen que el único perjudicado es el ofendido que sufre el delito, que es la entidad jurídica heredera de la entidad rescatada: Bankia, en el caso de Caja Madrid, o CaixaBank, en el de Banco de Valencia. Otros, como el Tribunal Supremo en 2015 y la Audiencia con la reciente sentencia, creen que existen perjudicados no ofendidos que son los que cubrieron el agujero para sanear las maltrechas cajas, el FROB y el FGD. Y Sareb defiende que, como comprador de los créditos enjuiciados, ninguno de los anteriores son perjudicados y que es el único legitimado para reclamar.

Decida lo que decida el Supremo sobre el caso Nou Litoral, es probable que se abra otro frente legal entre Sareb y CaixaBank. Así, en caso de que no se la considere perjudicada, la sociedad presidida por Jaime Echegoyen intentará devolver los créditos objeto de la causa a su anterior propietario, Banco de Valencia, actualmente CaixaBank. Hay en disputa préstamos por valor de 111 millones, que el banco malo compró por 20,5 millones, según un informe de PwC. Los últimos coletazos de la crisis siguen muy presentes, sobre todo en el consejo de Sareb.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios