SENTENCIAS A FAVOR

Oleada de demandas del Santander para recuperar el bonus de directivos del Popular

Santander ya ha conseguido dos sentencias a favor en las que el juzgado dice que los exdirectivos devuelvan el bonus por inexactitud en la información contable del banco

Foto: Imagen: EC.
Imagen: EC.
Adelantado en

Banco Santander amplía las demandas contra exdirectivos de Banco Popular. La entidad presidida por Ana Botín decidió hace unos meses llevar a los tribunales a todos los miembros del comité de dirección de Popular que cobraron los bonus de 2013 o 2014. Los juicios arrancaron a finales del año pasado y ya hay dos sentencias a favor de Santander, en las que los tribunales dictan que se devuelvan las variables por desajustes contables que provocaron la caída de la entidad, según ha podido confirmar este medio.

La nueva ofensiva se dirige contra una decena de exdirectivos del Popular que lideraban el banco en 2013 y 2014, últimos años en los que se repartió una remuneración variable. El banco premió a su comité de dirección con un bonus agregado de 697.000 euros en 2013 y de 1,45 millones en 2014, aunque parte no llegó a sus beneficiarios al estar diferido.

Santander ya se ha impuesto en juicios contra dos exdirectivos: Alberto Muñoz, ex responsable del gabinete de Presidencia, y José Ramón Alonso, exdirector de Negocio y Clientes. Otros directivos clave de la época son Francisco Sancha (Financiero), José María Sagardoy (Riesgos), Javier Moreno (Intervención General) o Rafael de Mena (Participadas).

Hasta estas demandas, Santander se había limitado inicialmente a reclamar los bonus y las prejubilaciones de los antiguos consejeros ejecutivos de Popular: el expresidente Ángel Ron, los ex consejeros delegados Pedro Larena y Francisco Gómez, y el exsecretario Francisco Aparicio. Al banco presidido por Botín no le hizo falta reclamar al expresidente Emilio Saracho y al ex CEO Ignacio Sánchez Asiaín, ya que no percibieron bonus y renunciaron a su indemnización por cese.

Ángel Ron (c), expresidente del Popular, en la Audiencia Nacional. (EFE)
Ángel Ron (c), expresidente del Popular, en la Audiencia Nacional. (EFE)

Junto a las de Muñoz y Alonso, de momento, todas las sentencias conocidas son a favor del banco. La más sonada es la de Ron, al que un tribunal dejó sin bonus y parte de su prejubilación: 12,8 millones en total. El fallo está recurrido. También se ha chocado en los tribunales con su ex número dos, Gómez, que se juega nueve millones.

Santander, asesorado por Uría Menéndez y Pérez Llorca, se aferra a las cláusulas 'clawback' (que permiten reclamar bonus ya abonados) y 'malus' (dejar de pagar remuneraciones comprometidas) para exigir la variable de los exdirectivos del Popular. La entidad solo pagó bonus en 2013 y 2014, ya que el resto de ejercicios estuvo en pérdidas o decidió no repartir variable.

El banco presidido por Botín también reclama parte de las prejubilaciones, ya que, según criterios de la EBA y el BCE, Popular dio como pensión parte de la remuneración variable de sus principales ejecutivos.

¿Manipulación contable?

Las sentencias de Muñoz y Alonso tienen miga, más allá de la recuperación de la variable. Los tribunales ya dan por hecho que hubo fallos contables durante años en la entidad, por ausencia de provisiones, y que estos provocaron la resolución de Popular en junio de 2017.

Estos argumentos son contrarios a los intereses de Santander, que defiende que la contabilidad de Popular reflejaba una imagen fiel. A la entidad presidida por Botín le interesa que así sea por las demandas de accionistas en los tribunales y por la investigación que instruye la Audiencia Nacional, en la que es responsable civil subsidiaria.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios