compra a la familia Reyzábal

La socimi de APG y Renta compra el histórico Edificio Consulado, 'cuna' de Los40

Vivenio ha adquirido a la familia Reyzábal el número 38 de la calle Atocha, donde estuvieron los cines Consulado y el club del mismo nombre, que acogió el mítico programa 'El Gran Musical'

Foto: Calle Atocha 38. (Google Maps)
Calle Atocha 38. (Google Maps)
Adelantado en

Cuando está a punto de celebrar su primer cumpleaños como empresa cotizada, Vivenio, la socimi del gigante holandés APG y la inmobiliaria catalana Renta Corporación, ha puesto la guinda a su aniversario con la compra de un histórico edificio en el centro de Madrid: el número 38 de la calle Atocha.

Este inmueble forma parte de la memoria de la capital, ya que durante años acogió los cines Consulado y la mítica sala club del mismo nombre, a la sazón cuna de Los 40 Principales, ya que entre sus paredes se emitió durante años el programa 'El Gran Musical', de Radio Madrid, precursor de la hoy famosa cadena.

Pero la decadencia de los cines y las salas de fiesta que sacudió a toda la capital también golpeó a este edificio, que a principios de los 2000 se reconstruyó como señorial inmueble de viviendas, uso que sigue manteniendo a día de hoy.

En concreto, cuenta con 47 pisos en alquiler, cada uno de ellos con sus correspondientes trasteros y plazas de garaje, por los que Vivenio habría pagado unos 24 millones de euros, según afirman fuentes conocedoras.

Así eran los cines Consulado. (Madrid.org)
Así eran los cines Consulado. (Madrid.org)

Desde la socimi, que el jueves comunicó al MAB (Mercado Alternativo Bursátil) la adquisición de cuatro edificios en Madrid (3) y Barcelona (1), pero sin detallar cuáles, han reconocido que uno de ellos corresponde al Edificio Consulado, aunque han declinado dar ningún detalle.

Un rápido repaso a la historia de este inmueble permite conocer sus lazos con la familia Reyzábal, saga que en la España franquista hizo fortuna con los cines y las salas de fiesta, como los Consulado, y que ahora, medio siglo después, ha vendido el edificio que los acogió.

Según archivos de la Comunidad de Madrid, fue un viernes, 16 de junio de 1961, cuando esta sala se inauguró con una proyección solo para invitados de 'El coloso de Rodas'. Su sala, para 2.000 personas, era la tercera mayor de la capital por capacidad, y contaba con los mejores medios técnicos del momento. Una luz que se apagó en mayo de 1992, con la obra 'El rey pasmado' como despedida.

Vivenio, por su parte, logra con esta adquisición consolidar su presencia en el centro de la capital, donde en los últimos tiempos se ha hecho con edificios en cotizadas arterias como las calles Padilla y Hermosilla, además de haber adquirido uno de los terrenos donde estaba el estadio Vicente Calderón.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios