Renfe se enfrenta a tres rivales

Adif recibe cuatro solicitudes para competir por las líneas más cotizadas del AVE

Con la apertura del AVE a la competencia, el Gobierno espera conseguir un abaratamiento de los billetes y un aumento del número de pasajeros en los principales corredores de alta velocidad

Foto: Imagen de uno de los trenes de alta velocidad (AVE) que unen Madrid y la Comunidad Valenciana. (EFE)
Imagen de uno de los trenes de alta velocidad (AVE) que unen Madrid y la Comunidad Valenciana. (EFE)
Adelantado en

Renfe empieza a tener competencia en la alta velocidad. Ayer, a las 12 de la noche, se cumplió el plazo para presentar ofertas por alguno de los tres lotes con los que Adif, el gestor de la infraestructura ferroviaria española, abrirá la puerta a nuevos operadores en el transporte de pasajeros con trenes AVE.

Al final, la empresa pública ha recibido cuatro solicitudes, una de las cuales es la perteneciente a la propia Renfe, según ha confirmado oficialmente este viernes, pero sin desvelar qué empresas están detrás de estas ofertas. No obstante, algunas compañías sí que han ido comunicando sus posiciones.

Como se esperaba, la operadora ferroviaria pública francesa, SNCF, ha sido una de las que ha acudido a la puja, un concurso en el que está considerado el jugador más fuerte para rivalizar con la operadora estatal española, ya que cuenta con la experiencia y el material rodante, dos elementos que han sido clave a la hora de diseñar las propuestas.

Según ha confirmado a este medio, la compañía gala ha concurrido en solitario, a través de su filial española Rielsfera, que capitanea Hélène Valenzuela, pero no descarta dar entrada a socios en el futuro.

Talgo ha unido fuerzas con Globalia y, a través de la sociedad Motion Rail, han presentado solicitud con el apoyo financiero de Triatlantic Europe, fondo de inversión que es accionista del fabricante ferroviario.

Ilsa, controlada por los dueños de Air Nostrum, también ha acudido a la llamada de Adif, paso que ha dado apenas una semana después de que Acciona, junto a quien había unido fuerzas para subirse al AVE, anunciara su decisión de bajarse del tren.

Tras este descarrile, la compañía valenciana reconoce haber unido fuerzas con un socio internacional para concurrir a la puja, pero declina desvelar el nombre. El elegido podría ser Globalvía, grupo de infraestructuras controlado por los fondos de pensiones OPTrust (Canadá), PGGM (Holanda) y USS (Reino Unido), que ha confirmado a este medio haber acudido ayer a la llamada de Adif, pero también rechaza desvelar detalle alguno de su consorcio.

La presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera. (EFE)
La presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera. (EFE)

Además de estas propuestas, una vez Adif elija entre esta primera tanda de candidatos, otras empresas que han mostrado interés por la apertura del AVE a la competencia intentarán unirse a los consorcios ganadores.

Esta línea de actuación es, por ejemplo, la que podría terminar siguiendo Alsa que hasta el último momento estuvo valorando presentar solicitud ayer, pero que finalmente no concurrió.

Talgo ha unido fuerzas con Globalia a través de la sociedad Motion Rail. Además, su accionista Triatlantic aportará la financiación necesaria

A partir de ahora, Adif inicia un periodo de análisis de las solicitudes, estudio que llevará a cabo una comisión formada por tres equipos de técnicos del operador ferroviario, que valorarán los aspectos administrativos, financieros y técnicos de cada oferta.

Si se cumple el calendario, en diciembre, el consejo de administración de Adif elegirá a los candidatos adjudicatarios para establecer acuerdos marco, trabajo para el que cuentan con tres meses, es decir, hasta el 15 de marzo.

No obstante, todo este calendario está supeditado a la aprobación de los acuerdos marco por parte de la CNMC -Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia-

Billetes más baratos

Con la apertura del AVE a la competencia, el Gobierno espera conseguir un abaratamiento de los billetes y un aumento del número de pasajeros, lo que redundará en un beneficio para los bolsillos de los ciudadanos y del Estado, que confía en incrementar sus ingresos por la alta velocidad.

Además, Adif ha diseñado un sistema de bonificaciones, que premiará a las empresas que más consigan incrementar el tráfico, premios que ha fijado en un 25%, 35% y 50% en función del tipo de línea. Eso sí, siempre y cuando se logren aumentos de tráfico por encima de los crecimientos ya estimados.

Adif ha sacado a subasta tres paquetes de servicios, con diferentes frecuencias, en sus tres principales corredores AVE: Barcelona, Levante y Sevilla-Málaga. El primero es el más jugoso, ya que es el que cuenta con mayor capacidad, al contemplar 104 trenes diarios, negocio que en el sector se da por hecho que irá a parar a Renfe. La operadora pública ha reconocido que pujará por este lote.

Los otros dos paquetes cuentan con 16 trenes AVE al día y cinco frecuencias diarias, cifras muy inferiores pero que, en cualquier caso, para operadores que no cuenten ya con los trenes, exigen inversiones del entorno de los 500 millones de euros, según explican fuentes del mercado.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios