120.000 nuevos puntos de venta en 2018

Un punto por cada euro gastado: así es la tarjeta de fidelización de American Express

La entidad pone a disposición de sus usuarios una serie de promociones, así como puntos acumulables que nunca caducan y son canjeables por vuelos, noches de hotel o nuevas compras

Foto:

Frente al tradicional pago en metálico en las compras de productos en todo tipo de establecimientos, la tarjeta de crédito ha ido asumiendo una cuota de mercado cada vez mayor. Así lo evidencian las estadísticas del Banco de España, que muestran cómo en los últimos 17 años este sistema de pago no ha parado de crecer, tanto en número de operaciones como en volumen total, dentro de nuestras fronteras.

Este crecimiento se debe principalmente al asentamiento de los pagos con tarjeta entre los usuarios, pero las entidades financieras también han puesto mucho de su parte. Lo han conseguido merced a iniciativas como los programas de fidelización, así como a su expansión por todo tipo de comercios en nuestro país y sus acuerdos comerciales con grandes y pequeñas marcas. En este sentido, American Express tiene uno de sus puntales en el programa de fidelización Membership Rewards, que ya ha cumplido más de 20 años y con el que ha conseguido que miles de usuarios usen su tarjeta, con la que cualquier compra se convierte en puntos Membership Rewards, acumulando un punto por cada euro gastado.

Con el objetivo de que sus usuarios se beneficien de dicho programa, la compañía ha añadido 120.000 nuevos puntos de venta en España en 2018 y tiene acuerdos con la mayoría de grandes almacenes como Amazon.es, El Corte Inglés, Fnac o Media Markt. Estos acuerdos también se extienden a otro tipo de superficies como hoteles (Barceló Hotel Group, Meliá Hotels International, Paradores), compañías de transporte (Iberia, Renfe, Vueling), gasolineras (Repsol, Campsa, Petronor), supermercados (Carrefour, DIA, El Corte Inglés) e incluso empresas de servicios 'online' (Cabify, Just Eat, Lavinia, Privalia), entre otras.

En varias de estas compañías, de hecho, se pueden canjear los puntos Membership Rewards en sus propios programas de fidelidad, así como usar los puntos para pagar esa compra 'a posteriori'.

Todas estas ventajas se aplican de igual manera a cualquier compra en comercios electrónicos, donde cada día más establecimientos permiten pagar con la tarjeta American Express. Este aspecto es clave, puesto que el crecimiento de estas compras por internet en los hogares españoles es cada vez mayor, según atestiguan los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que demuestran que el 'e-commerce' no ha parado de crecer, ya sea dentro de España, desde nuestro país hacia el exterior o desde el extranjero hacia nuestras fronteras. Por ello, la estrategia de American Express pasa por seguir incrementando acuerdos con comercios 'online' en cualquier parte del mundo donde tenga presencia.

Seguridad en los pagos y puntos de venta

Para que sea fácil saber dónde poder usar la tarjeta, la web Amex My Way permite localizar los puntos de venta cercanos en los que se puede usar. Para ello, basta con que el usuario entre en la web, active su localización y automáticamente obtendrá un listado de comercios disponibles cerca de su posición.

La compañía apuesta por la seguridad en las operaciones a la hora de comprar, ya sea con aplicación móvil, el pago móvil y 'contactless' o por ordenador. Como complemento a esto, la tarjeta dispone de una gama de seguros que incluyen cobertura para los productos que hayan sido adquiridos, protegiéndolos frente a cualquier tipo de rotura o incidencia.

Empresas