Tras anunciar que lo haría en China

Apple evita la guerra comercial y montará el Mac Pro en EEUU sin pagar los aranceles

La compañía ha conseguido que Trump apruebe la eliminación de las cargas tarifarias de los productos que trae de China para su ordenador de sobremesa a cambio de hacerlo en Texas

Foto: Tim Cook, CEO de Apple, junto a un Mac Pro en una presentación de la compañía. (Reuters)
Tim Cook, CEO de Apple, junto a un Mac Pro en una presentación de la compañía. (Reuters)

El pasado 28 de junio, Apple anunciaba que ya no fabricaría más productos en Estados Unidos. El último superviviente era el Mac Pro, el ordenador de sobremesa de la compañía, que se montaba en una planta en Austin, en el estado de Texas.

La guerra comercial entre EEUU y China provocó que Tim Cook, CEO de Apple, decidiera mandar hasta suelo asiático la producción del Mac Pro, ya que salía más barato que afrontar los sobrecostes de importar los diferentes componentes que ya se hacían en territorio chino. Fue un golpe importante para Donald Trump, que siempre ha presionado a Apple para que hiciera sus dispositivos 'made in America'.

Tres meses después, Apple no está montando el Mac Pro en China, pero sí que se ha salido con la suya gracias a ese anuncio, que ahora parece más un farol. En plena pugna comercial, ha conseguido arrancar a Trump una exención para 10 componentes del Mac Pro que fabricaba en China. A cambio, mantendrá la cadena de montaje en suelo norteamericano.

"El Mac Pro es nuestro ordenador más potente y estamos muy orgullosos de hacerlo en Austin. Damos las gracias al Gobierno por su apoyo para crear una oportunidad que lo hiciera posible", ha explicado Tim Cook en un comunicado.

La decisión de eliminar las tasas sobre algunos componentes clave del Mac Pro no ha debido ser fácil para Trump. El pasado 26 de julio, publicó un mensaje en su perfil de Twitter en el que avisaba a Apple de que "no van a tener exenciones fiscales para las partes del Mac Pro que hacen en China. ¡Que lo hagan en Estados Unidos, sin aranceles!".

Vista trasera del Mac Pro de Apple. (Reuters)
Vista trasera del Mac Pro de Apple. (Reuters)

Para Apple, también es un alivio importante ante la inminente subida de los aranceles de la mayoría de sus productos. El 15 de diciembre entrarán en vigor los gravámenes del 25% para los productos tecnológicos importados desde China, donde se montan básicamente todos los dispositivos de la compañía.

El fabricante de Cupertino solicitó la eliminación de aranceles el pasado 18 de julio, alegando que no estaban relacionados con ningún programa industrial chino y que "no hay ninguna otra fuente para estos componentes diseñados por Apple".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios