LO CONSOLIDA COMO ALTERNATIVA CANTÁBRICA

No solo Valencia: la china Cosco saca jugo al Puerto de Bilbao con más ventas y beneficios

El gigante asiático dispara un 36% el tráfico de sus propios barcos a través del enclave vasco y lo convierte en alternativa en el Cantábrico a su 'joya' valenciana del Mediterráneo

Foto: Urkullu saluda al CEO de Cosco España, Sun Kai, en la inauguración de la nueva terminal de Bilbao. (EFE)
Urkullu saluda al CEO de Cosco España, Sun Kai, en la inauguración de la nueva terminal de Bilbao. (EFE)

El gigante chino del tráfico marítimo Cosco Shippings está rentabilizando a tope su inversión en Noatum Ports, el principal operador portuario español cuya mayoría accionarial (51%) compró en junio de 2017 a un consorcio liderado por JP Morgan. La operación permitió a la compañía asiática tomar el control de la principal terminal de contenedores del Puerto de Valencia, líder del tráfico en España, y contribuir a su crecimiento para situarlo en el top 5 de los enclaves europeos como puerta de entrada y salida del comercio internacional global con Europa.

El Puerto de Bilbao registró el año pasado el tránsito de contenedores más alto de su historia, con los barcos chinos creciendo al 36%

Pero el asalto a Noatum (ahora rebautizada como Cosco Shippings Ports Spain o CSP Spain) incorporó además la toma de control de otros activos logísticos aparentemente menos importantes pero que están contribuyendo a alimentar tanto la cifra de negocio como el resultado consolidado de la naviera estatal china en España. Es el caso de la terminal de contenedores del Puerto de Bilbao, que Cosco ha consolidado como el principal del Cantábrico y al que ha convertido en la alternativa norte al liderazgo que ya ejerce con Valencia en el acceso a la península a través del Mediterráneo. En la entrada oriental al continente, Cosco controla también el Puerto de El Pireo, tras comprar la concesión al Gobierno heleno dentro del paquete de venta de infraestructuras marcado por los planes de ajuste presupuestario en Grecia.

En paralelo al crecimiento bilbaíno, Cosco anunció el año pasado la puesta en marcha de una conexión ferroviaria de los dos puertos con la plataforma logística que posee en Zaragoza como nodo de unión, lo que le permite ofrecer "un servicio integral de cobertura peninsular" al conectar las dos terminales marítimas con las dos de interior, la aragonesa y el Puerto Seco de Coslada (Conterrail), otro de los activos incluidos en la operación de compra a JP Morgan.

CSP lberian Bilbao Terminal, como se denomina la sociedad limitada (SL) con la que explota el enclave vasco, tiene como socios minoritarios a las españolas Algeposa o Boluda y cuenta con una concesión garantizada hasta 2049. El año pasado disparó su facturación en un 8,6%, al pasar de 53,3 millones de euros en ventas en 2017 a 57,9 millones en 2018. Mayor fue el crecimiento de los beneficios netos (45%) que escalaron a los 7,4 millones después de impuestos. Aunque las cifras están lejos de los más de 170 millones de euros que aporta la terminal de Valencia, permiten inyectar liquidez a la matriz y contribuyen a amortizar la inversión realizada en la aventura portuaria española. "La Sociedad a lo largo del 2018 ha hecho frente a todos sus compromisos y ha mantenido una situación financiera estable durante todo el año. Gracias a ello se ha podido retribuir al accionista de acuerdo a la caja disponible al cierre de los semestres y conforme a las cláusulas marcadas por el Project Finance", señala el informe de auditoría y gestión que acompaña la memoria de cuentas anuales de la operadora vizcaína.

Una imagen de 2017 de la terminal de contenedores de Bilbao que ha pasado a estar bajo control de la china Cosco. (EFE)
Una imagen de 2017 de la terminal de contenedores de Bilbao que ha pasado a estar bajo control de la china Cosco. (EFE)

El tráfico de contenedores (TEU) en el Puerto de Bilbao experimentó un crecimiento del 6,3% el pasado ejercicio, alcanzando los 601.889 TEU, la cifra más alta de la historia del enclave vasco. Esto se tradujo en una mayor facturación de CSP Bilbao Terminal a sus principales clientes, especialmente por los barcos de su principal accionista Cosco, al que facturó un 36,5% más que el año anterior. CMA (21,5%), Macandrews (14,3%), Hapag Lloyd (13,9%), MSC (10,9%) y Boluda (8,4%) también crecieron en compras (pago por carga y descarga de contenedores) con la terminal bilbaína. Todo esto afianzó a Bilbao como quinto puerto español en tráfico de contenedores, por detrás de Valencia, Algeciras, Barcelona y Las Palmas, y cuarto enclave de la Península, liderando el tráfico import-export de la costa cantábrica.

La mejor muestra de que Cosco va en serio con la apuesta vasca es la inversión que ha ejecutado de diez millones de euros en la terminal ferroviaria del puerto, con la que pretende operar trenes de mercancías de hasta 550 metros de longitud. El acto de inauguración del proyecto, el pasado mes de junio, contó con la presencia del lendakari Íñigo Urkullu, y el consejero delegado de Cosco en España, Sun Kai, hombre fuerte de la empresa china en la península. Desde su aterrizaje procedente de El Pireo, Sun Kai ha cogido con fuerza las riendas de la empresa, ha prescindido de algunos equipos directivos, de trabajadores y ha aplicado su propio modelo de gestión, muy al estilo chino, con poca comunicación y objetivos muy marcados.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios