DEL GRUPO HOTELERO Y DE VIAJES

Cisma en el Grupo Barceló: un heredero rompe la unidad familiar y pide un arbitraje

Uno de los descendientes de los fundadores ha interpuesto una demanda ante un tribunal de arbitraje para poder vender las acciones del grupo hotelero y de viajes

Foto: Hotel del Grupo Barceló en Marbella.
Hotel del Grupo Barceló en Marbella.

Barceló Corporación Hotelera está cerca de cumplir los 90 años de vida. Uno de los grandes grupos turísticos españoles, con una facturación de casi 4.500 millones, en manos de la tercera generación. Pero los 11 accionistas descendientes mantienen diferencias relevantes sobre la gestión. Uno de ellos ha presentado una demanda arbitral con el fin de poder vender su participación, iniciativa que se suma a las protestas de otras ramas de la familia en las últimas juntas generales.

Según información oficial, el pasado 11 de marzo, uno de los accionistas relevantes cursó una demanda en un tribunal de arbitraje “con el objeto de que un juez dirima si puede ejercer el derecho de separación de la sociedad dominante”, Barceló Corporación Empresarial. El proceso está en una fase inicial, ya que cada una las partes debe elegir a uno de los tres miembros del tribunal que les representará y a uno independiente, por lo que la resolución no se espera hasta dentro de unos meses. Pero el dictamen puede marcar un antes y un después en la unidad familiar y en la propiedad de la cadena hotelera, que siempre ha estado en manos del apellido Barceló.

La compañía, dirigida por Simón Pedro Barceló, considera que “no se han dado las circunstancias para que pueda ejercerse dicho derecho, y por ello se va a oponer a tal pretensión”. Tampoco va a facilitar la salida a bolsa, una vía que las empresas familiares suelen usar para dar salida a los herederos. El grupo mallorquín no identifica al accionista que ha provocado este cisma dentro de la familia. Pero otras fuentes aseguran que es uno de los cinco hermanos del actual presidente y dueño del 5,53% del capital de la sociedad cabecera de la multinacional hotelera.

Un accionista que en la pasada junta fue el único que no votó a favor de la aprobación de las cuentas de 2018 y del informe de gestión consolidado, así como del informe relativo al estado de información no financiera de la sociedad. Se abstuvo frente a la aprobación del 94,47% restante de los asistentes. Barceló no da detalles de qué ocurrió en las votaciones de los puntos 5, 6 y 7 relativos a las cuentas anuales individuales, la distribución de los beneficios y la elección de los auditores.

Fachada de un hotel de Barceló en Egipto. (EFE)
Fachada de un hotel de Barceló en Egipto. (EFE)

El cierre de filas del resto de los nietos de los dos fundadores -Sebastián Barceló Tous y Gabriel Barceló Vadell- contrasta con lo que sucedió en las juntas de 2018 y en la de 2017. En aquella ocasión, cuatro de los descendientes, propietarios del 22,8% del capital, rechazaron la gestión del presidente y su hombre de confianza, Raúl González Rodríguez, como consejero delegado. En la de 2017, tres de ellos, propietarios del 17,66% de las acciones, no votaron a favor de la designación de las personas responsables de elevar al público las cuentas del grupo, mientras que en la de 2018, a este punto del orden del día se opuso un accionista, que representaba el 7,42% del capital.

En la que se celebró a finales de mayo de este año, el apoyo masivo a la gestión de Simón Pedro Barceló se dio en parte porque el presidente propuso un suculento aumento del dividendo pese a la caída de los resultados. Aunque el beneficio descendió un 25%, hasta los 180 millones, por la ausencia de extraordinarios, el consejo aprobó repartir 46 millones en concepto de dividendos, frente a los 15,2 millones de 2017, ejercicio en el que el grupo turístico obtuvo unas ganancias récord de 243 millones por la venta de unos Bay Hotels a Hispania.

Dos sagas

Barceló, que en 2017 intentó sin éxito fusionarse con NH Hoteles, fue fundada en 1931 por Sebastián Barceló Tous y por Gabriel Barceló Vadell. El primero tuvo cinco vástagos, mientras que Gabriel fue padre de seis. 11 primos hermanos que han heredado las participaciones de sus progenitores y que ahora tienen desavenencias. Aunque nunca se han identificado públicamente, los más beligerantes con la gestión son cuatro de los hijos de Sebastián Barceló Tous.

Una rama de la familia que está representada en el consejo de administración de la corporación a través de Simón Pedro Barceló Tous y su hermano Guillermo Barceló Tous. Por el otro brazo de la saga, tienen asiento en el órgano de gobierno de Barceló Corporación Empresarial Simón Pedro Barceló Vadell y su hermana, Luisa Sebastiana.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios