PARA CONSTRUIR EL NUEVO CAMP NOU

Goldman Sachs ofrece al Barça un 'cheque en blanco' de 600 M para el nuevo estadio

El banco estadounidense ha propuesto al club azulgrana hacerse cargo de la totalidad de la financiación del conocido como Espai Barça a cambio de ingresos futuros

Foto: Imagen facilitada por el FC Barcelona de la recreación del posible proyecto de ordenación del nuevo Camp Nou, que se denomina Espai Barça. (EFE)
Imagen facilitada por el FC Barcelona de la recreación del posible proyecto de ordenación del nuevo Camp Nou, que se denomina Espai Barça. (EFE)

El Fútbol Club Barcelona ya dispone del dinero necesario para levantar su nuevo estadio sobre los cimientos del actual Camp Nou. Según han confirmado fuentes próximas a la operación, Goldman Sachs, su banco asesor, le ha ofrecido un crédito de 600 millones de euros financiado íntegramente por el banco estadounidense para iniciar las obras del proyecto conocido como Espai Barça. De esta forma, la entidad deportiva obtiene el dinero necesario para la remodelación total del templo azulgrana, que pensaba financiar con otras alternativas que no han cuajado.

El Espai Barça, cuyo coste ascendía inicialmente a 600 millones y que puede elevarse hasta los 700 millones, se iba a financiar por tres vías. Primero, con un préstamo bancario tradicional de 200 millones. Segundo, con la venta del nombre del estadio (‘title rights’), que iba a aportar otros 200 millones. Y, por último, con los ingresos futuros de los nuevos espacios comerciales, por los 200 restantes. Pero el club presidido por Josep Maria Bartomeu, que hace ya dos años anunció tener un acuerdo con una empresa de tecnología para rebautizar el Camp Nou, no ha terminado de cerrar ese contrato, por lo que el proyecto empezaba con un déficit que hacía imposible afrontar las obras.

La propuesta de Goldman Sachs, que ha invitado a participar en el préstamo a bancos como Santander, CaixaBank y Banco Sabadell, soluciona el problema derivado del retraso de la venta del nombre del estadio a una empresa comercial, como hizo años atrás el Atlético de Madrid con Wanda Group y ahora la Real Sociedad con Reale Seguros. Porque el banco estadounidense ha presentado un estudio al Barça según el cual la entidad azulgrana podría ingr​esar hasta 700 millones de euros por el ‘naming’ del coliseo culé y los ingresos extraordinarios una vez esté concluida la remodelación, 300 más de los previstos en el primer presupuesto, por lo que le ha propuesto hacerse cargo totalmente de la financiación.

Goldman Sachs ofrece al Barça un 'cheque en blanco' de 600 M para el nuevo estadio

Las garantías que pide Goldman Sachs por este crédito son parte de los ingresos futuros del nuevo Camp Nou, que las fuentes consultadas no detallan. Pero matizan que en ningún caso se pondrán como colateral del préstamo los ingresos ordinarios del club, que provienen principalmente de los contratos de televisión, de 'ticketing' o de 'merchandising'. Un dinero que sirve para hacer frente a los gastos de las distintas plantillas profesionales de fútbol, fútbol sala, baloncesto, balonmano y hockey de una entidad que tiene un presupuesto que ronda los 1.000 millones de euros anuales.

Goldman Sachs es uno de los bancos especializados en financiar la construcción de estadios deportivos. La entidad estadounidense, dirigida en España por Olaf Pintado, va a dirigir una emisión de bonos de 275 millones que servirá a la Roma para levantar su nueva casa y reestructurar su deuda. Por su parte, el Inter de Milán y el AC Milan también se han puesto en las manos del conocido como mejor banco de negocios de Wall Street para remodelar el viejo San Siro de la capital lombarda, que comparten ambos rivales.

Los 600 M que el Barça está estudiando aceptar no computarán como deuda ordinaria del club

Los 600 millones que el Barça está estudiando aceptar —la junta directiva no ha tomado todavía ninguna medida oficial— no computarán como deuda ordinaria del club. Un asunto vital porque, según el artículo 67 de los estatutos, la junta debería dimitir si el ratio de deuda sobre el ebitda o beneficio de explotación superase las dos veces. Esta norma aprobada en la asamblea de socios solo se aplica al endeudamiento de la actividad normal, pero no a proyectos de carácter extraordinario como el Espai Barça.

El reloj electoral

Bartomeu quiere empezar las obras cuanto antes para intentar que el nuevo Camp Nou esté acabado o muy avanzado para 2021, año de las próximas elecciones a la presidencia. Como la remodelación lleva un retraso considerable (fue diseñada en 2014) por los retrasos en las autorizaciones municipales y la financiación, el actual mandatario tomará una decisión definitiva sobre la oferta de Goldman Sachs en las próximas semanas con el objetivo de llevar la estructura final del proyecto y su coste a la asamblea de compromisarios que se celebrará en octubre.

La fórmula del Barça es parecida a la que ha usado el Real Madrid para financiar el nuevo Santiago Bernabéu, que va a costear con un préstamo de 575 millones aportado por Bank of America Merrill Lynch y JP Morgan. El crédito, a 20 años y un coste del 2,5% anual, tiene carencia los tres primeros años, por lo que no tendrá que pagar ni intereses ni amortizar capital. La diferencia es que estos dos bancos han titulizado ese préstamo, que ha sido vendido en una segunda fase entre inversores institucionales estadounidenses en forma de bonos. El coste total para el club blanco será de 750 millones, incluidos intereses.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios