Fauxarris con motor Chevrolet

El final de los Shamborghinis: los falsificadores que vendían Ferraris a 45.000$

Tras enterarse las compañías afectadas, la policía les localizó, incautó los coches y detuvo a los falsificadores que ya han sido procesados por delitos contra la propiedad industrial.

Foto: .
.

Hoy se ha terminado el negocio de “los mayores falsificadores de coches de todo Brasil”, según la policía local. Se trataba de un padre y un hijo que vivían en la localidad brasileña de Santa Catarina y que realizaban réplicas de Lamborghinis y Ferraris que luego vendían por internet.

Tras enterarse las compañías afectadas, la policía les localizó, incautó los coches y detuvo a los falsificadores que ya han sido procesados por delitos contra la propiedad industrial.

Su producto estrella eran los Fauxarris y Shamborghinis. Tenían 8 en su garaje y sus precios iban desde los 45.000 dólares a los 60.000. Además de estos, contaban con los materiales para fabricar más.

.
.

Al principio no han llamado la atención porque tenían permitido legalmente fabricar estos vehículos, ya que habían registrado todos los automóviles como “prototipo”- Pero, según se comercializaron, las empresas afectadas dieron cuenta de ello y reclamaron a las autoridades.

Estos coches que, por fuera parecían los últimos modelos de las empresas italianas, por dentro tenían piezas adulteradas de muchas otras marcas. Por ejemplo, su motor era de Chevrolet.

En el almacén había 8 vehículos terminados y listos para la venta, pero también encontraron piezas para fabricar nuevas unidades.

En España la falsificación de vehículos no es algo que sea ajeno. Las bandas que llevan a cabo en la península este negocio fraudulento existen y la policía ya ha desarticulado algunas de ellas. En 2017 uno podía encontrar ofertas en internet de ferraris por 40.000 euros. En realidad se trataba de coches de otra gama a los que estos grupos habían cambiado su chasis. Aunque los automóviles fueron incautados en Sils (Girona), repartían sus productos por todo el país.

Ya en 2013 estos negocios proliferaban. La policía por estas fechas cerró dos talleres que hacían esto mismo con Aston Martins y Ferraris. Hasta 17 vehículos que se comercializaban en Valencia por la misma cantidad que los de Sils.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios