LA ENSEÑA SEVILLANA TIENE UN AGUJERO DE 19M

Migasa negocia el rescate de la aceitera 1881, proveedor de virgen extra de Sovena

El grupo de la familia Gallego integraría otra marca y accedería a aceite de oliva de gran calidad con 1881. La firma, que suma 500 agricultores, tiene deudas con ellos que no puede pagar

Foto: Aceite de oliva virgen extra 1881.
Aceite de oliva virgen extra 1881.

Migasa, el primer grupo aceitero de capital español con 1.200 millones en ventas, está gestionando el rescate de una reconocida marca de aceite y aceitunas de Sevilla: 1881. Es el tipo de operación más común del grupo de la familia Gallego, a quien se han acercado repetidamente en los últimos años empresas en dificultades a las que Migasa ha integrado y puesto en rentabilidad. Así ocurrió con Mueloliva, Rafael Salgado o Ybarra, y ahora puede ocurrir con 1881. La enseña tiene una deuda de casi 20 millones de euros a la que no puede hacer frente.

Las fuentes empresariales consultadas, conocedoras de las conversaciones, explican que ese pasivo pertenece a los 500 socios agricultores de la sociedad agraria de transformación (SAT) Santa Teresa, el nombre jurídico de la empresa que produce y envasa 1881. Son aportaciones que sucesivamente se han ido haciendo al patrimonio de la sociedad, y que ésta no puede ahora reintegrar. La deuda financiera, debido a la captación de estos recursos de sus socios, es escasa. Santa Teresa factura en torno a 18 millones anuales, de los que un 45% procede del aceite y otro 45%, de aceituna de mesa. El resto corresponde a cereales y otros productos.

Dentro del aceite, la mayoría (un 60% de los ingresos) procede de la venta de producto a granel. 1881 es un proveedor destacado de virgen extra de Sovena, el gran grupo aceitero portugués. Sovena y Santa Teresa, de hecho, estuvieron negociando igualmente una integración el pasado año, pero la llegada al cargo de director general de Sovena España de Gabriel Estévez dio al traste con esa operación. Ahora es Migasa, gran competidor de Sovena, quien puede quedarse con la compañía con sede en Osuna (Sevilla). El otro 40% de los ingresos procede del aceite y vinagre embotellado bajo la enseña 1881, lo que es de mucho valor para Migasa.

Migasa, oficialmente, asegura que no comenta ninguna operación hasta que eventualmente se cierre. E incide en que negociaciones y conversaciones hay muchas y permanentes con muchas compañías. El pasado año le tocó el turno a la marca de mayonesa Musa, que adquirió a Dcoop y sumó a la mayonesa Ybarra, líder en el mercado español. Las sinergias son amplias con la actividad de aceite de girasol, base de la mayonesa, y además ambas se producirán en la nueva gran fábrica de mayonesa y envasado de aceite de Ybarra en Dos Hermanas (Sevilla). Migasa también compró la marca de aceite La Masía a Unilever en 2001.

No está claro aún qué ocurrirá con la participación del 50% que Santa Teresa tiene en la envasadora de aceituna de mesa Osuna Mission, que factura 24 millones y comparte con Aceitunas Cazorla de Alicante. Justamente Osuna Mission, como ya contó El Confidencial, se ha librado de los aranceles aprobados en EEUU a la aceituna negra española ya que apostó por otros mercados y no entró en el americano. Tampoco se vería pues afectada por los posibles futuros aranceles a la aceituna verde de toda Europa que baraja el gobierno de Donald Trump.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios