SEGUNDO PEDIDO ESTE AÑO DE IAG A BOEING

IAG aprovecha la crisis de Boeing para comprar 200 aviones MAX con descuento

Los aparatos, de los modelos 737-8 y 737-10, se entregarían entre 2023 y 2027. El avión sigue en tierra al menos hasta agosto ante los problemas con el 'software' y el borde de las alas

Foto: Un Boeing B737 de la compañía holandesa KLM. (Reuters)
Un Boeing B737 de la compañía holandesa KLM. (Reuters)

El grupo británico IAG, del que forman parte Iberia, British Airways y Vueling, ha firmado una carta de intenciones con el fabricante estadounidense Boeing —sujeta a un acuerdo formal— para incorporar a su flota 200 aviones de la familia B737 MAX, ha informado este martes IAG. El anuncio se conoce en medio de la feria aeronáutica más importante del mundo, Paris Air Show, que se celebra en el aeropuerto de Le Bourget. Toda la flota del modelo MAX (394 aeronaves) está aterrizada forzosamente tras los dos accidentes de octubre y marzo pasados y al menos hasta agosto no está previsto que puedan volver a volar debido a problemas con uno de los 'software'. También se han hallado fallos en piezas ubicadas en las alas.

De esta forma, IAG se convierte en el primer cliente que compra el MAX desde la crisis desatada globalmente tras el segundo 'crash', de Ethopian Airlines, en marzo. El grupo que dirige Willie Walsh añade además este encargo a otro que ya realizó a Boeing en marzo, para adquirir hasta 42 aeronaves del modelo 777x, el más grande de Boeing. Un modelo cuya presentación mundial se suspendió precisamente por el accidente de Etiopía. IAG eligió el 777x en detrimento del A350 de Airbus.

Los aparatos, de los modelos B737-8 y B737-10, se entregarían entre 2023 y 2027 y serían operados por British Airways, Vueling y Level. El precio de catálogo es de 117 millones de dólares (104 millones de euros) en el caso del 737-8, y de 131 millones de dólares (117 millones de euros), en el del 737-10, aunque IAG dice haber negociado un "descuento sustancial". Es decir, que ha aprovechado el momento de debilidad para forzar un mejor precio y además lograr que se los entreguen más rápido, ya que la espera media para que una aerolinea reciba un MAX venía siendo de entre ocho y 10 años.

El MAX es el principal competidor del Airbus A320 en el segmento de aviones de un solo pasillo. Estos modelos son, respectivamente, los aviones estrella de ambos fabricantes, representando más de la mitad de la cartera de pedidos totales tanto del grupo estadounidense como europeo. Las acciones de IAG se revalorizaban casi el 2%, a 5,13 euros, tras conocerse el anuncio a primera hora de la tarde de este martes, mientras que las de Boeing lo hacían en un 2,5% hasta 363 dólares.

La flota de IAG está compuesta por un 'mix' de aviones de Airbus (395 de distintos modelos, de los que 218 son A320), Boeing (130) y la brasileña Embraer (21). El pedido de 200 MAX coloca a IAG como uno de los diez mayores clientes del avión junto a aerolíneas chinas, estadounidenses y del sureste asiático. Ryanair, el gran competidor doméstico de IAG en Reino Unido e Irlanda ha adquirido también 135 de estos aparatos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios