GRUPO IMQ

Guerra accionarial en IMQ, el mayor grupo hospitalario privado del País Vasco

Accionistas empleados de IMQ se unen en una plataforma para mejorar el precio de compraventa de títulos y la gestión de IMQ, el principal grupo hospitalario vasco

Foto: Clínica de IMQ en Bilbao. (Wikimedia)
Clínica de IMQ en Bilbao. (Wikimedia)

Para ser de Bilbao, hay que ser socio del Athletic y asegurado de IMQ. Este dicho refleja la importancia del grupo hospitalario en el País Vasco. Es el principal seguro médico privado de la región, con cuotas de mercado muy superiores al 50%. Sin embargo, esta solidez empieza a resquebrajarse en su accionariado.

Este grupo sanitario está participado por los propios médicos, más de 1.000. En torno a un tercio están ya jubilados, otro tercio en edad próxima al retiro y otro tercio con todavía muchos años de carrera. Algunos de ellos se han asociado en torno a la Plataforma de Accionistas del Igualatorio (PAI) para intentar imponer cambios de gestión y mejorar las condiciones de compraventa de las acciones.

Brecha

Desde esta plataforma, se quejan de que el equipo gestor de IMQ impone un precio de compraventa muy inferior al de mercado. Es un precio razonable (tasado) de 67.000 euros, que daría una potencial valoración a todo el grupo de 74 millones de euros. Esta empresa factura 250 millones anuales y cosechó un beneficio neto de más de 20 millones en 2017, según las últimas cuentas disponibles en el registro. Según la PAI, un precio justo debería estar entre tres y cinco veces el tasado ofrecido por la cúpula, lo que aumentaría el valor del grupo hasta 220-370 millones.

Los médicos de IMQ con participación tienen dos opciones para salir: venderla a otros médicos del grupo —a precio libre, aunque tiende al tasado—, o hacerlo a un tercero, aunque tienen que dar antes opción de tanteo al precio razonable (67.000 euros) a la empresa. Lo que en la práctica se traduce en que es la propia compañía la que recompra.

La relación entre el grupo y la PAI, liderada por Eduardo Zabala, está en un punto de alta tensión. Desde la plataforma, alertan "de un creciente declive en la gestión de IMQ y de prácticas contrarias a los intereses de los accionistas". Se refieren a la reciente decisión de modificar el orden del día de la junta general de accionistas del próximo 13 de junio, en la que la cúpula propone subir la mayoría necesaria para modificar los estatutos, del 50-66,7% actual, al 75-80%, "lo que limita aún más la libertad de decisión de los accionistas", señalan desde la PAI.

La plataforma quiere frenar esta estrategia, para lo que ha convocado una reunión el próximo 10 de junio en el Hotel Ercilla de Bilbao.

Arraigo

Este grupo de accionistas defiende también que su objetivo es "asegurar los puestos de trabajo en las mismas condiciones contractuales presentes, el mantenimiento del Montepío con el mismo apoyo actual y garantizar el arraigo de la entidad".

Esta compañía médica ofrece actualmente cobertura sanitaria a más de 354.000 personas en País Vasco y a más de un millar de empresas, suministrando también servicios en el ámbito de la salud laboral.

Este medio intentó sin éxito obtener la versión de la compañía.
Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios