Scytl, encargada del 'superdomingo' en España

Indra y Scytl se quedan sin el contrato para el recuento de las elecciones en Argentina

La venezolana Smartmatic resulta ganadora del trío finalista donde estaban las españolas. Indra, encargada de este recuento en Argentina 22 años, desiste finalmente de impugnar la adjudicación

Foto: El presidente de Argentina, durante la visita oficial de los Reyes de España a Buenos Aires. (Reuters)
El presidente de Argentina, durante la visita oficial de los Reyes de España a Buenos Aires. (Reuters)

Los intereses de las empresas españolas en las elecciones argentinas han salido mal parados. Smartmatic ha logrado desbancar a Indra y Scytl en la adjudicación del contrato para realizar el recuento de las primarias de agosto, de las generales de octubre y del potencial balotaje (segunda vuelta) en el mes de noviembre.

Indra, que ha desempeñado esta labor en Argentina desde 1997 tras imponerse a IBM, estuvo analizando las posibilidades de impugnar el resultado en los tribunales, aunque finalmente ha descartado esta posibilidad, según fuentes al tanto del proceso.

La compañía presidida por Fernando Abril-Martorell se caracteriza por tener una propuesta técnica superior a la de sus competidores, muy cuestionados por su desempeño en otros procesos electorales. Sin embargo, este criterio cada vez pesa menos en la puntuación final, que deja casi toda la valoración y las posibilidades de victoria a la oferta económica.

En este sentido, Indra fue la que logró la mayor puntuación de la parte técnica. La empresa —cuyo máximo accionista es el Estado español a través de la SEPI— logró un 100 de 100 y un 180 de 200 en los dos aspectos a valorar. Por su parte, Scytl logró un 86 de 100 y un 174 sobre 200. Y la ganadora Smartmatic obtuvo un 82 de 100 y un 165 de 200.

Sin embargo, en la parte económica, Smartmatic hizo una oferta de 17 millones de dólares, por los 17,9 millones que ofreció Scytl y los 19,1 millones de Indra. Es decir, que entre las dos españolas, Scytl presentó una oferta más competitiva en lo económico.

Esta 'startup' catalana, participada minoritariamente por Telefónica, está ahora mismo en el punto de mira, ya que es la compañía encargada de contabilizar los votos de las municipales, autonómicas y europeas en España el próximo domingo 26 de mayo. Una novedad con respecto a las pasadas generales del 28 de abril, donde Indra estuvo al frente del recuento electrónico.

Las aspiraciones de las empresas españolas en Argentina se han quedado truncadas después de que el Correo Argentino, la firma que adjudica el recuento electoral, se haya decantado por Smartmatic, quien ya había sido elegida en diciembre de 2018 para llevar a cabo la primera etapa de escaneo y transmisión de datos de las actas del escrutinio con una oferta de 1,4 millones de dólares. Todo ello, pese a que las compañías españolas contaron con el apoyo del jefe del Estado español, Felipe VI, quien incluyó este asunto en su reciente visita de Estado a Argentina, donde participó en diferentes actos públicos y privados con el presidente Mauricio Macri.

En Argentina, las dudas sobre Smartmatic se basan en presuntas irregularidades en el proceso electoral de Filipinas de 2017. Además, los medios locales deslizan la conexión que tiene con el Gobierno de Macri, a través de uno de los financiadores de la campaña del actual presidente en 2015.

Las tensión electoral en argentina va 'in crescendo'. La última gran novedad es la presencia de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien se postula como vicepresidenta del país en la carrera por llegar a la Casa Rosada.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios