JUICIO POR LA SALIDA A BOLSA DE BANKIA

Los nuevos correos del caso Bankia cuestionan la versión de MAFO como testigo

Nuevas pruebas aportadas al juicio de Bankia contradicen la versión de que hizo "dos cositas" para la fusión de Caja Madrid y Bancaja y que no entró "en las tripas" del banco

Foto: El exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez, tras su declaración en el juicio de Bankia. (EFE)
El exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez, tras su declaración en el juicio de Bankia. (EFE)

El juicio de Bankia se ha convertido en un laberinto de acusaciones, reproches y contradicciones. Un directivo del Banco de España aportó este lunes nuevos elementos que enredan todavía más el caso, al cuestionar al testigo clave de las acusaciones, el inspector José Antonio Casaus. Se trata de un correo del propio inspector de julio de 2010 en el que mostraba su respaldo a la fusión de Caja Madrid y Bancaja tras una reunión con el entonces gobernador, Miguel Ángel Fernández Ordóñez (MAFO). Pero este documento, al que ha tenido acceso este medio, también cuestiona al propio Ordóñez.

Así, el correo resume una reunión de media hora entre el gobernador, su asesor Javier Torres y Casaus que fue convocada por MAFO con 45 minutos de antelación. En el mismo se desprenden dudas muy precisas sobre la fusión que tenía Ordóñez: "El gobernador muestra su extrañeza de que la pérdida esperada en toda la cartera hipotecaria sea de solo el 0,95%" o "el gobernador se cuestiona si no es demasiado alto el porcentaje de recuperación de los fallidos” son dos de los ejemplos.

"Dos cositas"

Frente a ello, el exgobernador ciñó a "dos cositas" su intervención en la fusión de Caja Madrid y Bancaja: facilitar una reunión entre Rodrigo Rato, que presidía la caja madrileña, y su homólogo en la valenciana, José Luis Olivas, y aprobarla en comisión ejecutiva del Banco de España. Además, señaló hasta en dos ocasiones que "felizmente no entró en las tripas" de la supervisión que se estaba haciendo de Bankia y que a él solo le "contaban lo gordo"."Yo tenía otras cosas que hacer".

El propio testigo que aportó el nuevo correo de Casaus, Pedro González, dijo ante el juez que MAFO fue un gobernador "peculiar", ya que en ocasiones se saltaba la jerarquía del Banco de España y contactaba directamente con alguno de sus empleados.

Estas contradicciones no tienen un impacto personal para MAFO en el juicio que hay en curso en la Audiencia, ya que el exgobernador no está imputado —lo estuvo durante 2017—, pero cuestionan la validez de su declaración como testigo y su colaboración ante el tribunal.

Más allá de esta repercusión, el nuevo correo del caso alimenta las dudas sobre la declaración de Casaus y, sobre todo, la de su excompañero en la supervisión de Bankia, José Antonio Delgado, que señaló que la fusión de las siete cajas y la salida a bolsa "fueron el maquillaje de un muerto".

Lejos de ello, Casaus dio el visto bueno a la fusión durante su reunión con MAFO en julio de 2010, ya que "el SIP [fusión fría] resulta necesario para la viabilidad de las siete cajas participantes".

El inspector del Banco de España, José Antonio Casaus.
El inspector del Banco de España, José Antonio Casaus.

Por su parte, Casaus dijo: "Vimos lo que vimos con la primera foto trimestral de 2011, antes solo conocíamos la mitad del grupo [Caja Madrid]. En diciembre de 2010, el problema era la rentabilidad, en el primer trimestre nos dimos cuenta de que el grupo no tenía viabilidad". González le llamó ayer "visionario" y criticó que estas predicciones no se incluyeran en sus informes de inspección. Previamente, Casaus había afirmado que le "faltó coraje" para ser más duro en los documentos oficiales de supervisión.

Días antes de esta reunión, el Banco de España emitió un informe en el que señalaba que las cajas integrantes de la futura Bankia eran "fundamentalmente sólidas y su proyecto de integración, consistente y viable”. Este documento sirvió para que Europa aprobara las primeras ayudas recibidas por el grupo, de 4.465 millones, reservadas para grupos viables.

Salvedades de Deloitte

Aunque aprobaba la fusión, en su correo de julio de 2010 Casaus subrayaba que las siete cajas "se encuentran con graves problemas de solvencia, de liquidez y de rentabilidad" y que "la cuenta de resultados es débil porque tiene como tres espadas: una por arriba, otra por el medio y otra por abajo".

Los correos anteriores de Casaus, revelados en 2016, produjeron una grave crisis en el regulador, llevando a la imputación a gran parte de la antigua cúpula. Con este 'e-mail', González, que estuvo investigado, se toma una pequeña revancha.

Más allá de esta parte del correo que interesa a las acusaciones, González hizo unas declaraciones que no vienen bien a parte de los procesados: confirmó, en línea con el propio Casaus, que Deloitte avisó de que iba a poner salvedades en la matriz BFA y Bankia. Algo que daría la razón al auditor y deja en una situación complicada a los miembros del Comité de Auditoría del grupo financiero.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios