JUICIO POR LA SALIDA A BOLSA DE BANKIA

Banco de España: Rato reconoció dos meses antes del rescate que BFA era inviable

José Antonio Delgado, exresponsable de la supervisión de Bankia junto a Casaus, señala que desde septiembre de 2011 tuvo claro que BFA era inviable y que el Frob tenía que actuar

Foto: Sede del Banco de España. (EFE)
Sede del Banco de España. (EFE)

Los inspectores críticos del Banco de España entran en juego en el juicio de Bankia. Este lunes ha intervenido como testigo José Antonio Delgado, inspector que se responsabilizó del seguimiento de BFA-Bankia de septiembre de 2011 a 2013, junto a José Antonio Casaus, autor de los polémicos correos internos del regulador.

A pesar de empezar a ocuparse de cuestiones de Bankia dos meses después de la salida a bolsa, Delgado ha explicado que en septiembre se cerró un análisis de la situación de la entidad en junio, un mes antes de la Oferta Pública de Suscripción (OPS). "Lo que ya se deducía es que había un volumen de activos contabilizados de forma normal, que tenían todos los indicios de ser dudosos y subestándar", ha señalado.

Posteriormente ha hablado claramente de 20.000 millones de "morosidad encubierta" en las cuentas de 2011 del grupo entonces presidido por Rodrigo Rato.

Nuevos correos

Delgado ha revelado la existencia de nuevos correos internos del Banco de España que no están incorporados a la causa. En ellos, Casaus y este inspector resumen una reunión con Rato y su número dos, Francisco Verdú, en marzo de 2012, en los que el expresidente de Bankia reconoce que "BFA es inviable y Bankia está en una situación difícil", por lo que había que fusionarla con una entidad mediana. A pesar de ello, el Banco de España aprobó un mes más tarde el plan de capitalización de la entidad. Algo que, según Delgado, los inspectores no aconsejaron porque se estaba basando en una información de la morosidad irreal. "El plan era insuficiente", ha apuntado el testigo.

Estas notas contradicen la versión dada por Rato en su declaración de enero y febrero, cuando señaló que "Bankia estaba igual o mejor que otros grupos".

El tribunal se ha negado a incorporar estas nuevas pruebas a la causa. Previamente, la presidenta Ángela Murillo ha corregido a la Fiscalía por el interrogatorio a Delgado, ya que "no es un perito, sino un testigo". Este inspector ya declaró con dureza en la comisión de la crisis del Congreso, como secretario de la Asociación de Inspectores del Banco de España, crítica con la cúpula.

Los nuevos correos también recogen observaciones de los inspectores como que "parecemos más preocupados nosotros que el equipo gestor" y que Verdú reconoció que "la gestión interna de Bankia era mejorable y no le daba ninguna tranquilidad".

Delgado ha narrado cómo fue su entrada a la inspección de Bankia, en la que su compañero "me expuso pronto a lo que me enfrentaba. Se decía que había un banco bueno (Bankia) y uno malo (BFA), pero realmente había un banco malo (Bankia) y otro peor (BFA)".

"Bancaja era un muerto, yo no he visto nada igual en mi vida. Había operaciones que venían de terceras refinanciaciones clasificadas como normales. La información era incorrecta. La información de partida de Bankia era falsa [...] Bancaja tenía que haber sido intervenida en 2007-2008", ha expuesto.

En esta línea, el inspector ha señalado que la fusión de las siete cajas de Bankia y la salida a bolsa fueron "la operación de maquillaje de un muerto".

Frob y Bankia

Delgado también ha criticado que el Fondo de Reestructuración (Frob) no actuara antes con Bankia, a pesar que desde septiembre de 2011 Casaus "levantó la bandera" insistentemente sobre la situación de BFA. Y ha apuntado que la reformulación de cuentas de mayo de 2012, llevada a cabo por el equipo de José Ignacio Goirigolzarri, no fue por un cambio de estimaciones sino porque las anteriores cuentas de Rato eran falsas.

El inspector también ha cuestionado algunos de las defensas de los acusados por la contabilida de Bankia. Así, considera que Bankia detectó 1.000 millones de déficit de provisiones a finales de 2011 que aun así no recogió en las cuentas. Y no entiende que se sostenga que "habia dotaciones específicas por asignar, eso no existe ne contabilidad".

La denuncia de irregularidades contables por parte de Delgado también abarca al plan de capitalización de 2012, en el que según el inspector se pusieron de acuerdo la CNMV, el Banco de España y EY para permitir a Bankia sanear contra reservas parte del impacto.

Delgado ha negado que Bankia tuviera provisiones genéricas de más de 3.000 millones en la salida a bolsa, que hubieran permitido sanear las deficiencias detectadas a posteriori por los peritos del Banco de España. Contradice así la versión oficial del regulador y de los acusados.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios