vínculos entre uría y de carlos remón

Duelo fratricida en la batalla legal de Orcel contra Banco Santander

Los dos socios que dan nombre al bufete contratado por Orcel son hermanos de dos de los principales abogados de Uría Menéndez, el despacho de cabecera de Santander

Foto: El banquero de inversión Andrea Orcel. (Reuters)
El banquero de inversión Andrea Orcel. (Reuters)

Los hermanos de dos asesores de Santander liderarán la batalla legal de Andrea Orcel contra la entidad presidida por Ana Botín. El banquero de inversión italiano se ha decantado por el bufete De Carlos Remón para elaborar su estrategia contra Santander por su fichaje frustrado como consejero delegado, que le podría haber costado cerca de 55 millones.

Los dos abogados que ponen nombre al despacho, José Manuel de Carlos y Álvaro Remón, son hermanos de algunos de los primeros espadas de Uría Menéndez: el socio presidente Luis de Carlos y el socio director del equipo de procesal, Jesús Remón. Este bufete es de facto el de cabecera de Santander en sus principales litigios en España.

Los vínculos entre los dos despachos no acaban ahí, ya que otro de los principales responsables de De Carlos Remón, Jaime de San Román, se incorporó al bufete desde Uría en 2017. Previamente, San Román fue socio director y 'senior partner' de Clifford Chance hasta julio de 2009

Dos lecturas

Aunque se trate de vínculos familiares y un fichaje de hace dos años, fuentes jurídicas no descartan que Santander prefiera asesorarse con otro despacho distinto a Uría en este caso.

En el mundo judicial se hacen dos lecturas del efecto que el fichaje de este bufete puede generar en el pleito. De Carlos Remón tiene prestigio por ser una boutique especializada en cuestiones procesales complejas y enfrentamientos patrimoniales. Y también tiene fama de ser excesivamente dura y dar preferencia a los pleitos frente a los acuerdos previos, lo que alejaría un acuerdo Botín-Orcel. La segunda lectura es que la contratación sea un guiño de Orcel por los vínculos de los dos despachos, con el objetivo de llegar a un acuerdo con la entidad.

El despacho de Andrea Orcel representó a Benjumea contra Santander y a uno de los accionistas de la Ciudad Financiera

No es la primera vez que el despacho de Orcel se hace cargo de asuntos relativos a Santander. Representaron a antiguos accionistas de Marme Inversiones 2007, la sociedad dueña de la Ciudad Financiera, en el complejo proceso concursal. También hicieron de abogados del expresidente de Abengoa, Felipe Benjumea, en su pleito contra Santander y HSBC.

De Carlos Remón facturó más de dos millones de euros en 2017. Hace cinco años se llamó De Carlos Remón Viaño, tras el fichaje de Juan Viaño, socio de Gómez-Acebo & Pombo que posteriormente volvió a su firma de origen.

Este bufete tendrá a partir de ahora uno de los encargos más complicados. Orcel ha perdido en unos meses un cargo de primera línea en UBS y la posibilidad de ser consejero delegado de Santander, más allá de los 55 millones que ahora tiene que pelear. Por eso parece difícil que ceda ante el banco presidido por Botín.

Por su parte, las fuentes consultadas señalan que Santander tiene también cuesta arriba alcanzar un pacto satisfactorio con el banquero de inversión italiano. Al menos que sea próximo a los 55 millones. Sería reconocer ante sus accionistas una metedura de pata con efectos reputacionales y económicos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios