siguen negociando

Unicaja y Liberbank calculan sinergias de hasta 150 millones en su posible fusión

La cifra es más reducida que los 200 millones que estimó Credit Suisse. Menores sinergias también supondrán menos costes de reestructuración e inferior probabilidad de ampliación

Foto: Liberbank y Unicaja.
Liberbank y Unicaja.

Unicaja y Liberbank siguen trabajando en su potencial fusión, que encuentra nuevo espacio tras la retirada de Abanca. Pero el escenario base del banco andaluz y el asturiano es protagonizar una operación conjunta que les permitirá reducir la base de costes y aumentar su rentabilidad, algo para lo que presionan los supervisores.

Liberbank fue claro este lunes, a petición de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El consejo se ha puesto como prioridad continuar con la potencial fusión con Unicaja, y solo analizará una oferta pública de adquisición (opa) cuando sea en firme y autorizada por el regulador.

La banca mediana está teniendo problemas para elevar su maltrecha rentabilidad, especialmente las antiguas cajas. El retorno sobre el capital (ROE) de la actividad bancaria española está en entornos del 7%, frente a un coste del capital del 10% estimado por el Banco de España (BdE). Sin embargo, Unicaja y Liberbank se quedan aún más atrás, con niveles cercanos al 4%.

Por ello, los ejecutivos de ambas firmas esperan que una fusión eleve la rentabilidad al sumar el negocio pero no los costes, aprovechando sinergias. Este elemento es clave en las fusiones bancarias, y la estimación que barajan ambos bancos es de entre 100 millones y 150 millones, según fuentes financieras, lo que supone entre el 10% y el 15% de la base de costes combinada.

Evitar la ampliación

Esta cifra es inferior a los 200 millones que se habían usado como referencia a partir de un informe de Credit Suisse, que se publicó inmediatamente después de que los dos bancos confirmaran a la CNMV el 12 de diciembre que exploran una fusión. Las posibilidades de sinergias se centran especialmente en oficinas centrales, ya que apenas hay solapamiento de la red.

Unicaja tiene 1.153 sucursales y Liberbank cuenta con 679. Durante el año pasado, como el resto de la banca, continuaron adelgazando su red. Aun así, el último anuario publicado de la CECA, con datos de 2017, refleja que solo hay un solapamiento significativo en Castilla-La Mancha y en Madrid, además de que el margen fuerte está en servicios centrales. Unicaja acabó 2018 con 6.920 empleados y Liberbank con 3.798.

Junto a las sinergias de costes, también son claves las regulatorias. Los grupos medianos son los que más complicado tienen para hacer frente a la avalancha de requisitos del BCE y la EBA y a las que más caro les sale salir al mercado para emitir deuda anticrisis. Los supervisores defienden las fusiones para abaratar esta factura, lo mismo que con los cambios necesarios para la digitalización.

Menos sinergias también implican menores costes de reestructuración cuando llegue el momento. Y por ello, menor probabilidad de tener que realizar una ampliación de capital, algo que ambos bancos quieren evitar. Por ahora, siguen haciendo números a falta de terminar con los procesos de 'due diligence', en los que Unicaja se apoya en Mediobanca y Liberbank en Bank of America, así como en sus auditores, PWC y Deloitte respectivamente.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios