activada por citi y macquarie

Iberdrola entra en la puja contra Repsol por la compra de X-Elio a KKR y Gestamp

Iberdrola entra así en la carrera por una operación valorada en alrededor de 1.000 millones de euros y en la que habría otros tres interesados, entre ellos Repsol y Brookfield

Foto: Energía fotovoltaica. (EFE)
Energía fotovoltaica. (EFE)

Iberdrola ha entrado en la carrera por la adquisición de X-Elio, propiedad de KKR (80%) y Gestamp Solar (20%), en una operación valorada en más de 1.000 millones de euros y en la que habría otros tres interesados, entre ellos Repsol y el fondo de infraestructuras canadiense Brookfield, según informan fuentes financieras.

La venta de la empresa de energía fotovoltaica fue activada recientemente por Citi y Macquarie. X-Elio ha construido más de 650 megavatios (MW) en plantas solares fotovoltaicas y actualmente tiene en operación 41 parques solares con presencia en 12 países, según explica en su web. El despacho Uría Menéndez es el asesor jurídico de la operación. Además de los activos en explotación, la firma dirigida por Jorge Barredo cuenta con más de 450 MW de fotovoltaica en desarrollo en España, fundamentalmente en el sur de la Península, que consiguió en la última subasta celebrada por el Gobierno de Rajoy en 2017. Esta nueva potencia entrará en funcionamiento en 2020.

El proceso de venta aún se encuentra en la fase de ofertas no vinculantes, con lo que todavía se puede dilatar semanas hasta conocer el resultado final. Por su parte, Iberdrola ha declinado hacer comentarios sobre la posible compra.

Esta operación de venta no es la primera vez que está en marcha. Hace ya más de un año, Repsol puso los ojos sobre la compañía, e incluso llegó a practicar un proceso de 'due diligence' sobre la misma. Sin embargo, las discrepancias de precio entre el fondo de capital riesgo americano y la firma petrolera frustraron la operación. Ahora se ha reactivado el interés sobre la misma, según adelantaba este lunes 'El Independiente', pero la pelea se espera que sea de altos vuelos tras la entrada en juego de la mayor eléctrica del país por capitalización bursátil y el principal actor de renovables del mundo.

Iberdrola ha realizado varias desinversiones en los últimos meses, dentro de su política de rotación de activos, fundamentalmente basada en vender activos de generación tradicional, como las plantas de gas de Reino Unido, para invertir en nuevas renovables y redes en los diversos países en los que está presente. También ha vendido su planta termosolar de Puertollano a Ence y la participación en Tirme, así como un proyecto de renovables en Estados Unidos. Un plan de rotación de activos que contempla ventas de hasta 3.000 millones en los próximos años. Este mes de febrero se conocerán más detalles al actualizar este plan estratégico.

De quedarse con X-Elio, Iberdrola empezaría a operar activos de fotovoltaica en España, cuando ya ha decidido centrarse en esta energía con nuevos desarrollos como el proyecto de Núñez de Balboa en la provincia de Badajoz, uno de los parques más grandes de Europa con casi 500 MW, lo que representa más de 1.000 campos de fútbol cuando esté construido. Además, la compra de la empresa propiedad de KKR contendría una clara sinergia en México, donde la eléctrica de Galán ya opera plantas de energía solar fotovoltaica que podría complementar con las de X-Elio.

El capital riesgo vende las renovables

Esta es la segunda gran operación de salida de un fondo de capital riesgo de una compañía de renovables tras su entrada en el año 2015. Otro fondo americano, Oaktree, vendió a finales del año pasado Eolia por 1.400 millones de euros al fondo canadiense Aimco, tal y como avanzó entonces El Confidencial.

Aún quedaría presente otro de los grandes del capital riesgo como es Cerberus, dueño de Renovalia, que también ha estado sondeando el mercado para una posible venta. No obstante, el fondo ha preferido quedarse en la compañía y seguir creciendo.

Más incentivos del Gobierno a las renovables

Todos los inversores en renovables se están viendo beneficiados en las últimas semanas por la política implementada por el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez. El antepreyecto de ley anunciado por Teresa Ribera con las retribuciones a las renovables establece un mínimo recorte de la prima a la inversión (pasa del 7,39% al 7,09%). Además, todos los activos afectados por el recorte de Rajoy en 2013 podrán mantener la retribución actual invariable los próximos 12 años. El mercado ha interpretado esta nueva situación con subidas de precio de todas las cotizadas de renovables.

De esta manera, los expertos creen que este es un buen momento para vender, dado que se despeja la situación regulatoria. Hace un año, el ministro Nadal, al frente de Energía, pretendía establecer un hachazo a los ingresos regulados de las plantas de enregía verde de un 30% respecto al nivel actual.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios