no existe certidumbre de que sea suficiente

Alstom y Siemens ofrecen concesiones a Bruselas para sacar adelante su fusión

Dicen que las concesiones planteadas a Bruselas respecto de las ofrecidas inicialmente el pasado 12 de diciembre mantiene el valor económico e industrial de la transacción

Foto: Un tren de Alstom. (Reuters)
Un tren de Alstom. (Reuters)

La alemana Siemens y la francesa Alstom han planteado nuevas concesiones a la Comisión Europea con el fin de superar los escollos por parte de los supervisores europeos a la fusión de sus respectivos negocios ferroviarios, sobre la que Bruselas decidió abrir el pasado verano una investigación en profundidad que resolverá a más tardar el próximo 18 de febrero.

Los grupos industriales han precisado que la "modificación" de las concesiones planteadas a Bruselas respecto de las ofrecidas inicialmente el pasado 12 de diciembre mantiene el valor económico e industrial de la transacción.

"Desde la primera propuesta planteada a la Comisión Europea el pasado 12 de diciembre, Siemens y Alstom han continuado el diálogo con la Comisión y han decidido una modificación adicional de las concesiones ofrecidas en respuesta a las inquietudes planteadas en las pruebas de mercado", señalan las empresas en un comunicado.

En este sentido, los fabricantes europeos defienden que el paquete de medidas "preserva el valor económico e industrial del acuerdo", incluyendo el orden de magnitud del volumen de ventas comunicado con anterioridad.

"No existe, sin embargo, certidumbre de que el contenido de este paquete será suficiente para aliviar las preocupaciones de la Comisión", indicaron las empresas, que esperan una decisión al respecto, como muy tarde, para el próximo 18 de febrero.

No existe certidumbre de que el contenido de este paquete será suficiente para aliviar las preocupaciones de la Comisión

Hace unos días, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, el francés Pierre Moscovici, aseguró que la Comisión Europea no será "ingenua" al tomar una decisión sobre la fusión de las operaciones ferroviarias de Siemens y de su rival francés Alstom, al tiempo que garantizó que se tomará con criterios objetivos y no a través de "aspectos ideológicos".

En diciembre de 2018, la comisaria de Competencia, la danesa Margrethe Vestager, reconoció que sus servicios siguen "preocupados" por el impacto en la alta velocidad europea de la compra de Alstom por Siemens, operación que investiga desde julio ante la sospecha de que pudiera reducir la competencia en el suministro de varios tipos de trenes y sistemas de señalización.

"Es correcto decir que estamos preocupados por el sector ferroviario de alta velocidad", indicó la comisaria.

La Comisión Europea abrió el pasado mes de julio una investigación en profundidad sobre la compra de Alstom por parte de Siemens ante la sospecha de que la operación podría reducir la competencia en el suministro de varios tipos de trenes y sistemas de señalización, según ha informado en un comunicado.

En particular, Bruselas cree que la transacción podría conducir a un incremento de los precios, a menor libertad de elección e innovación como consecuencia de una "reducida presión competitiva" en las licitaciones de materiales rodantes y soluciones de señalización, lo que iría en detrimento de los operadores de trenes, los gestores de infraestructuras y en última instancia de los pasajeros europeos que utilizan tren y metro a diario.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios