May y Juncker alertan a Iberdrola del impacto del Brexit para sus renovables en UK
  1. Empresas
está inmersa en megaproyectos en las islas

May y Juncker alertan a Iberdrola del impacto del Brexit para sus renovables en UK

Tanto el Gobierno británico como la Comisión Europea advierten de que a partir del divorcio las garantías de origen verde expedidas en Reino Unido ya no se reconocerán en la UE

Foto: Foto de archivo del presidente de Iberdrola a su llegada a Downing Street. (Reuters)
Foto de archivo del presidente de Iberdrola a su llegada a Downing Street. (Reuters)

El divorcio del Reino Unido de la Unión Europea que se está dirimiendo en las últimas horas a cara de perro tiene implicaciones de primer orden para los generadores de energía renovable en las islas, donde Iberdrola es uno de los actores más destacados.

Tanto Bruselas como el Gobierno británico han advertido de forma oficial en sendas comunicaciones de que las garantías de origen de la electricidad producida a partir de fuentes de energía renovable expedidas por organismos designados en el Reino Unido dejarán de ser reconocidas por los estados miembros de la UE-27 tras el Brexit.

"Esto significará que los contratos existentes con proveedores o comerciantes de electricidad de los países de la Unión Europea pueden verse comprometidos si los términos del contrato requieren la transferencia de una garantía de origen de energía renovable reconocida por la UE", señala el Ejecutivo de May para explicar el escenario que se avecina a partir de marzo de este año, algo que, dado el fuerte rechazo al acuerdo negociado por la 'premier' británica en la Cámara de los Comunes —el peor resultado desde 1924—, aumenta la incertidumbre.

Foto: Pedro Sánchez. (EFE)

La situación no es recíproca. Aunque las garantías de origen expedidas en Reino Unido no tendrán validez en la Unión Europea, los productores de los Veintisiete sí podrán ofrecer esa energía de origen renovable en el Reino Unido. Esto lleva a que la energía renovable tenga más difícil la exportación mientras se mantiene la importación.

Este panorama está generando especial atención por parte de los expertos del sector. Antonio Hernández García, socio responsable de estrategia energética e internacional y Brexit en KPMG, se refiere a este impacto en una reciente publicación en la Fundación para la Sostenibilidad Energética y Ambiental (Funseam). En el mismo, advierte del efecto para el subsector de la generación y considera las modificaciones para las garantías de origen una cuestión relevante.

placeholder Foto de archivo de un parque eólico marino. (Reuters)
Foto de archivo de un parque eólico marino. (Reuters)

Las garantías de origen renovable son un certificado que avala que la electricidad ha sido producida con fuentes renovables. Su valor no deja de crecer a medida que aumenta la demanda. Instituciones públicas y privadas, y también particulares, cada vez más exigen que la energía contenga estas garantías de origen.

El nuevo escenario, aún incierto, impactó de lleno en Iberdrola, uno de los seis grandes grupo integrados de energía que opera en Reino Unido. Su filial Scottish Power ha sido la primera en desprenderse de todos sus activos de generación convencional y convertirse en un grupo 100% renovable allí. Primero cerró la central de carbón de Longannet en 2016 y en 2018 vendió por casi 800 millones de euros toda su generación de ciclos combinados de gas al Grupo Drax.

Foto: Sede de Iberdrola

La compañía está inmersa en enormes proyectos de eólica marina en el mar del Norte. Actualmente, tiene instalados casi 2.700MW de eólica marina, terrestre e hidroeléctrica. Pero en cartera tiene proyectos por más de 3.000MW. La eléctrica con sede en Bilbao tiene previsto invertir en Reino Unido en total 5.200 millones de libras (más de 5.800 millones de euros).

Una gran parte de esta cantidad es para proyectos de energía limpia en un mercado que la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán considera "clave". Ahora mismo está inmerso en la construcción de uno de los parques eólicos marinos más ambiciosos del mundo. El East Anglia One, de 714MW, pretende extenderse hasta los 1.200MW en dos fases más de ampliación. Se trata de un proyecto ya en marcha con una repercusión de primer orden, que ahora se ve afectado por las consecuencias del Brexit, cada vez más incierto.

Brexit Noticias de Iberdrola Iberdrola Renovables
El redactor recomienda