compran los suecos intrum y hoist

WiZink limpia de su cartera 250 M de créditos fallidos antes de su salida a bolsa

El gigante de las tarjetas de crédito coloca activos impagados en España al banco sueco Hoist Finance, así como la primera cartera de este tipo en Portugal al fondo sueco Intrum

Foto: Edificio de oficinas de WiZink.
Edificio de oficinas de WiZink.

WiZink encara un año clave. El fondo de capital riesgo Värde Partners sacará a bolsa una participación del banco de tarjetas de crédito durante 2019, pero antes trabaja en limpiar su balance y elevar su eficiencia. WiZink ha colocado carteras de créditos fallidos en España y Portugal para reducir el 'stock' de préstamos problemáticos.

El banco concretó en diciembre la venta de una cartera con un balance neto de 93 millones (deuda pendiente de pago menos las provisiones generadas) a Hoist Finance Spain, filial de un banco sueco que cotiza con un valor en bolsa cercano a los 300 millones de euros, según fuentes financieras consultadas por este medio. Según fuentes de WiZink, las cuentas impagadas ya estaban provisionadas por su antigüedad.

Asimismo, recientemente ha colocado otra cartera de fallidos en Portugal, en este caso con un balance neto de 146 millones al fondo también sueco Intrum desde su vehículo en Portugal. Es la primera venta de este tipo de WiZink en el país vecino desde que adquirió el portafolio de Barclaycard en 2016.

Las dos ventas a vehículos suecos se producen antes de que Värde Partners prepare la salida a bolsa de WiZink, que tiene previsto concretar durante el segundo trimestre, según fuentes financieras. La firma de tarjetas de crédito al consumo tiene su origen en el año 2000, fundada por Banco Popular, y en 2014 vendió el 51% a Värde, tras adquirir el negocio de tarjetas de Citibank.

La 'joint venture' adquirió los negocios de tarjetas de Barclays en España en 2016, con lo que incorporó a su perímetro Portugal

La ‘joint venture’ adquirió los negocios de tarjetas de Barclays en España en 2016, con lo que incorporó a su perímetro Portugal. Después de que Banco Santander se quedara por un euro el Popular en 2017, el banco cántabro vendió el 49% a Värde, que a finales del año pasado formalizó el fichaje de José Luis del Valle como presidente no ejecutivo.

La valoración con la que trabaja el fondo de capital riesgo es de 2.000 millones de euros, aunque cuenta con dos riesgos: la desaceleración económica, que podría impactar en el crédito al consumo, y el repunte de las demandas por usura. En cualquier caso, quiere hacer rentable un saldo de 3.000 millones de euros, y para mejorar su eficiencia acometió un recorte de empleo de 168 trabajadores, el 12% de la plantilla.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios