REDACTOR JEFE DE CORRECTIV

La Fiscalía de Hamburgo investiga a Oliver Schröm por el caso de los dividendos black

“Estas actuaciones contra nuestro redactor jefe representa un ataque contra la libertad de prensa”, dice David Schraven, editor de CORRECTIV

Foto: Oliver Schröm
Oliver Schröm

La fiscal de Hamburgo investiga a Oliver Schröm, el redactor jefe de la organización alemana sin ánimo de lucro CORRECTIV, por presunta revelación de secretos comerciales. Schröm dirigió la investigación de los dividendos black/CumEx Files, en la que participaron 18 medios y que desveló uno de los mayores escándalos fiscales de la historia reciente de Europa. En España, El Confidencial publicó en exclusiva la investigación, que reveló cómo una docena de países fueron víctima de un fraude multimillonario en el que participaron banqueros, corredores de bolsa y bufetes de abogados.

Schröm acudió el pasado 26 de noviembre al Parlamento Europeo, donde presentó sus hallazgos así como propuestas sobre cómo este tipo de operaciones podrían ser evitadas en el futuro. Sus ideas fueron incorporadas al texto de una resolución de la Eurocámara que fue aprobada poco después. Ahora ha trascendido que, hace varios meses, la fiscal de Hamburgo abrió una investigación contra el redactor jefe de CORRECTIV, que incluye las declaraciones de varios testigos.

[La cámara oculta que muestra cómo funciona la trama]

Estas actuaciones contra nuestro redactor jefe representa un ataque contra la libertad de prensa”, dice David Schraven, editor de CORRECTIV. “Con nuestras informaciones mostramos a los contribuyentes que les habían robado y ahora nos persiguen por eso. Es absurdo”. En caso de ser juzgado y condenado, Schröm podría enfrentarse a una multa o a hasta 3 años de cárcel.

“Como medio de investigación sin ánimo de lucro, CORRECTIV defiende que las injusticias deben hacerse públicas. Esto puede ser desagradable para algunos, pero es vital para una sociedad democrática”, afirma Simon Kretschmer, el director gerente de CORRECTIV.

[Consulte el especial Dividendos Black]

Las pesquisas del fiscal están relacionadas con el trabajo periodístico de Schröm sobre las operaciones CumEx. A comienzos de 2014, fue uno de los primeros reporteros en investigar este tipo de negocios a partir de documentos internos de la trama. Sus publicaciones atrajeron la atención de las autoridades helvéticas después de que el banco suizo Sarasin se querellase contra Schröm. Sarasin está seriamente implicado en el escándalo y fue recientemente condenado a abonar 45 millones de euros a un inversor alemán.

Tras las primeras pubicaciones del redactor jefe de CORRECTIV en la primavera de 2014, dos antiguos empleados de Sarasin fueron arrestados, porque se sospechaba que eran los informantes de Schröm. El fiscal de Zúrich también inició una investigación por presunto espionaje industrial, a partir de la querella interpuesta por Sarasin.

A comienzos de 2014, fue uno de los primeros reporteros en investigar este tipo de negocios a partir de documentos internos de la trama

El 19 de marzo de 2018, cuatro años después de que se iniciasen estas actuaciones contra Schröm, las autoridades de Zúrich solicitaron a la fiscal de Hamburgo que asumiera la causa. El ministerio público de la ciudad-estado alemana continúa ahora las investigaciones bajo la sospecha de “traición de secretos comerciales”, basándose en el artículo 17 de la Ley contra la Competencia Desleal.

La Oficina del Fiscal de Zúrich, por otro lado, tuvo que hacer frente a preguntas de medios de comunicación alemanes y suizos en marzo de este año, cuando CORRECTIV, junto con otros tres medios, descubrieron que las autoridades suizas habían utilizado métodos cuestionables para cargar contra el confidente que por primera vez dio la voz de alarma sobre el escándalo CumEx.

El 27 de marzo de 2018 la fiscal de Hamburgo confirmó a sus colegas suizos que la “petición para XXX“ había sido recibida. Poco después, comenzó a investigar a Schröm “por sospecha de incitación a la revelación de secretos comerciales y explotación no autorizada”, según el artículo 17 de la Ley contra la Competencia Desleal. Según un representante de un sindicato de periodistas, es la primera vez que este párrafo de una ley sobre competencia se usa contra un profesional de los medios de comunicación.

La Fiscalía de Hamburgo investiga a Oliver Schröm por el caso de los dividendos black

CORRECTIV ha reaccionado ante estas actuaciones judiciales publicando una carta abierta que puede ser suscrita desde hoy en www.correctiv.org/unterzeichnen. “El intento de amordazar a un periodista y a todo un equipo de reporteros es un abuso de las leyes penales. Es deplorable que las autoridades alemanas se hayan dejado manipular por unos delincuentes”, dice.

La carta está dirigida a Katarina Barley, ministra de Justicia: “Le exhortamos a abandonar esta persecución de periodistas y a centrar su atención en los criminales, los que roban nuestros impuestos para satifacer su propia codicia”. El texto también se remite a Olaf Scholz, ministro de Finanzas. La investigación contra Oliver Schröm también pone bajo la lupa el borrador de una ley alemana que está siendo debatido en el parlamento de aquel país. Tiene como fin proteger los secretos oficiales y es la trasposición de una directiva europea. La propuesta se discutirá mañana en una sesión de la comisión de Justicia.

“La protección de los informantes se deriva directamente de la constitución”, afirma el abogado Jes Meyer-Lohkamp, que representa a Schröm. Critica que la propuesta para que las compañías puedan pedir información sobre una persona que revela un secreto comercial. “Esta posibilidad ni siquiera está en la directiva europea original”, asegura Meyer-Lohkamp. Aplicarla a los periodistas constituiría “un grave ataque a la libertad de prensa”.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios