deterioro de los activos intangibles

El real brasileño hace un roto al Santander de 572 M en su fondo de comercio

La entidad cántabra reduce el valor de sus activos intangibles en 734 millones durante el primer semestre por la caída del real y la venta de TotalBank en EEUU

Foto: Oficina de Banco Santander Brasil. (EFE)
Oficina de Banco Santander Brasil. (EFE)

Los mercados emergentes en los que opera la gran banca española no dejan de combinar alegrías y disgustos. Dan un fuerte crecimiento en los resultados e incertidumbre entre los inversores, que se traduce en una penalización en bolsa. La volatilidad de las divisas, además, tiene efectos contables, como se ve en un importante deterioro que ha tenido que afrontar Banco Santander en el primer semestre en sus activos intangibles.

Santander ha revisado a la baja el valor de su fondo de comercio, reduciéndolo en 734 millones de euros durante el primer semestre, según el informe de gestión intermedio publicado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Este deterioro se debe a la depreciación del real brasileño y a la venta en diciembre de Totalbank, filial del Popular en Estados Unidos, por 444 millones de euros. Con esta operación, hay una rebaja de 248 millones en los activos intangibles de Banco Popular.

El mayor mordisco contra el fondo de comercio llega por la filial brasileña, cuyos activos intangibles están valorados a junio en 4.416 millones, 572 millones menos que en diciembre. Banco Santander Brasil sigue siendo la segunda marca del grupo con un mayor valor en activos intangibles, por detrás de Santander UK, con 8.387 millones, 12 millones más que seis meses antes.

La devaluación contable de Santander Brasil, según confirman fuentes de la entidad, se produce por la depreciación del real brasileño contra el euro, que cae un 9% en el acumulado del año, pese a recuperarse en las últimas semanas. El negocio brasileño y la volatilidad de la divisa también contribuyen al castigo bursátil de la entidad, que cae un 14% en el acumulado del año, mientras que el Euro Stoxx Banks, con los principales bancos europeos, cede un 13%.

Pero Brasil no es solo fuente de incertidumbre para los inversores por la debilidad de su moneda o la cercanía de elecciones (octubre de este año), sino que es una de las principales palancas de crecimiento del grupo. La filial generó un beneficio neto de 1.324 millones entre enero y junio, el 35% del total, tras aumentar un 6,4% interanual, que habría alcanzado un 28% si se excluye el efecto del tipo de cambio.

Cambio normativo en Brasil

Las grandes entidades brasileñas, además, ahora van a tener más margen de maniobra para establecer tipos de interés en las hipotecas y ampliar la cuantía del crédito, después de una decisión del banco central este verano para simplificar la normativa con el objetivo de dinamizar el mercado.

El objetivo de la autoridad monetaria brasileña es liberalizar el mercado hipotecario, ya que hasta ahora las entidades tenían mandatos de dirigir al menos el 65% de sus depósitos al préstamo de hipotecas, y de esta cantidad, un 80% a la financiación bajo el programa gubernamental. El primer requisito se mantiene, pero se elimina el segundo. Así, la banca brasileña tendrá mayor flexibilidad en la asignación de pasivo al crédito y para titulizar activos, un cambio normativo que será “positivo para los bancos”, según Moody’s, incluyendo a Santander Brasil.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios