futura 'flagship' de primark

BBVA ultima la venta al fondo Angelo Gordon de su torre de Bilbao

La entidad negocia en exclusiva con el fondo oportunista traspasarle su histórica sede de la capital vizcaína por cerca de 100 millones de euros. La operación prevé cerrarse en septiembre

Foto: Imagen de la torre de BBVA en Bilbao.
Imagen de la torre de BBVA en Bilbao.

BBVA ha entrado en la recta final del proceso de venta que abrió formalmente la pasada primavera para vender su histórica sede en Bilbao, un rascacielos de 21 plantas y 88 metros de altura ubicado en el número 1 de la cotizada Gran Vía López de Haro, donde el gigante de la moda Primark prevé abrir su 'flagship' o tienda insignia de la capital vizcaína.

Tras analizar diferentes ofertas, la entidad está negociando en exclusiva con el fondo Angelo Gordon el cierre de la operación, una venta cuya importe podría rondar los 100 millones de euros, según afirman fuentes conocedoras.

Desde la entidad, reconocen que hay un fondo realizando ya la 'due dilligence' (auditoría interna) del edificio, pero por razones de confidencialidad declinan desmentir o confirmar ningún tipo de nombre.

Angelo Gordon es conocido, entre otras operaciones, por haber adquirido la famosa cadena de restaurantes japoneses Benihana por 296 millones de dólares hace dos años.

En nuestro país, el pasado ejercicio, compró a Oaktree el hotel de cinco estrellas Dolce Sitges por más de 40 millones de euros y estuvo presente en la guerra por el control del grupo de comunicación Prisa, donde es uno de los principales tenedores de deuda.

En la compra de la torre de BBVA, además del importe de la operación, debe tenerse en cuenta la importante inversión que necesita el inmueble, unos trabajos de rehabilitación que no soólo responden a su adaptación a los futuros inquilinos, sino también a que el edificio tiene amianto.

De hecho, el proceso de venta, que inicialmente quería haberse cerrado en la primera mitad de este año, probablemente se extienda hasta septiembre, ya que BBVA ha necesitado más tiempo del esperado en combatir esta 'enfermedad' del inmueble.

Estos trabajos también han duplicado la inversión inicialmente prevista en arreglar el edificio, lo que ha hecho que otros interasados en el proceso hayan recortado a la baja sus ofertas, allanando así el terreno a Angelo Gordon.

Una vez se complete la transacción, empezará la cuenta atrás para que Primark pase a ocupar las seis primeras plantas del edificio, el cual suma una superficie de 24.000 metros cuadrados. Las otras 15 alturas, previsiblemente, se destinarán a oficinas, aunque el diseño definitivo dependerá de los planes del nuevo propietario.

Edificio con historia

El rascacielos que está a punto de vender BBVA, activo que se encuentra en el balance del banco y no dentro de la cartera de activos que acordó traspasar a Cerberus, es uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad de Bilbao.

Sede del desaparecido Banco de Vizcaya, el rascacielos se levantó sobre los terrenos que ya albergaban el anterior cuartel general de la entidad. Cuando fue inaugurado, en 1969, se convirtió en el edificio más alto de la capital vizcaína, título que lució durante cuatro décadas.

Durante esos años, la entidad protagonizó dos importantes fusiones, primero con el Banco de Bilbao y después con Argentaria, matrimonios que terminaron de configurar el gigante que es hoy BBVA, que también albergó ahí sus oficinas hasta que, en 2009, el grupo inició una proceso de racionalización de su patrimonio inmobiliario.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios