sector legal

La fundación pro bono de los despachos levanta ampollas en el turno de oficio

Los abogados del turno de oficio no terminan de ver con buenos ojos la Fundación Pro Bono España, impulsada por casi una treintena de despachos de abogados nacionales e internacionales

Foto: Imagen de archivo del 'skyline' de Madrid. (EFE)
Imagen de archivo del 'skyline' de Madrid. (EFE)

Cerca de una treintena de despachos de abogados nacionales e internacionales han puesto en marcha la Fundación Pro Bono España, una institución con la que se pretende facilitar el contacto de los abogados con el tercer sector y promover la cultura pro bono en España.

El proyecto, que se ha gestado con la máxima confidencialidad desde hace meses, se ha hecho público hace apenas una semana. Aunque casi todos los despachos cuentan con sus propias estrategias pro bono, se trata de la primera vez que en España tantas firmas se unen para impulsar algo así.

No obstante, los abogados del turno de oficio no comparten el espíritu del proyecto y ven intereses espurios detrás de esta iniciativa. "Es un intento de privatizar el turno de oficio por parte de las grandes multinacionales", explica a este diario Alberto Verón Izquierdo, presidente de la Confederación Española de Abogados del Turno de Oficio y Asistencia Jurídica Gratuita (CEAT).

Para Verón, la fundación es una vía que permitirá a los despachos pagar menos impuestos, y advierte de que "va a ser un intento frustrado de privatizar algo público". Sobre si tienen previsto poner en marcha alguna medida, el directivo señala que desenterrarán el hacha de guerra en el momento en que se quiera "ocupar el espacio del turno de oficio".

Desde la citada fundación rechazan estas críticas y aseguran que su objetivo es "completar" la labor que ya hacen los colegios de abogados, "cubriendo aquellos aspectos a los que los mismos no pueden dar respuesta", según se desprende del comunicado enviado el día de su lanzamiento.

"El objetivo es sumar fuerzas", añade un portavoz, que a su vez asegura que el espacio de actividad de la fundación es "totalmente diferente" al del turno y que van a estar centrados en el asesoramiento jurídico no litigioso, amén de tachar de injustificadas las acusaciones en materia impositiva. En España, la asistencia jurídica gratuita está regulada en la Ley 1/1996 del 10 de enero y se presta a través de los colegios de abogados.

Y es que aunque no sale en la foto de familia, el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) estuvo en negociaciones para incorporarse a la fundación, si bien finalmente no se alcanzó un acuerdo. Según explican fuentes del sector, el colegio pidió estar exento de pagar la cuota (entre 3.000 y 15.000 euros) que sí pagan el resto de miembros (los despachos), al ser una institución sin ánimo de lucro, una petición que generó cierta sorpresa entre algunos de los promotores.

Además, el colegio propuso que se valorase la posibilidad de que el decano José María Alonso ocupase la presidencia del patronato, algo que el ICAM niega. Finalmente, los impulsores de la fundación optaron por no acceder a estas pretensiones, aunque acordaron mantener un diálogo constante entre ambas partes para explorar posibles colaboraciones en el futuro.

La Fundación Pro Bono España es una iniciativa impulsada por casi una treintena de despachos nacionales e internacionales

Por último, la posibilidad de colisionar con el turno de oficio también suscitó dudas en el ICAM a la hora de adherirse a la fundación. A este respecto, la fundación contaba con este posible 'choque' e incluyó en sus estatutos un artículo específico para evitar malentendidos: "El desarrollo de la actividad de la fundación no interferirá en la prestación obligatoria del servicio de asistencia jurídica gratuita por parte de los colegios de Abogados en los términos previstos en la Ley 1/1996", reza el artículo 5. Además, no tiene previsto asesorar a personas físicas, solo a entidades.

La fundación cuenta con dos tipos de patronos, los fundadores y los despachos que se incorporen posteriormente, ya que la idea es que se pueda sumar cualquier firma interesada. Este tipo de entidades ya existen en otros países europeos y Estados Unidos, donde la cultura de la abogacía pro bono está mucho más asentada que en España.

De hecho, un estudio elaborado en 2014 por la Fundación Lex Nova y difundido por la Fundación Pro Bono pone de relieve "que menos del 60% de los abogados y del 30% de las ONG conocían qué es el pro bono jurídico y que aproximadamente la mitad de esas ONG no utilizaba estos servicios porque desconocía cómo contactar con los despachos que los ofertaban".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios