cuatro meses después del anuncio oficial

El Gobierno chino aprueba al fin la compra de Mediapro por Orient Hontai por 1.016M

Casi cuatro meses después del anuncio y a apenas tres días de expirar el plazo, el Ejecutivo de Pekín autoriza la toma de control de la productora de Roures y Benet

Foto: Rueda de prensa de Mediapro (Fotografía de archivo)
Rueda de prensa de Mediapro (Fotografía de archivo)

Mediapro ya es chino. Casi cuatro meses después del anuncio de la transacción, el Gobierno del país comunista ha autorizado hoy la compra de la productora de Jaume Roures y Taxto Benet por parte de Orient Hontai Capital. La empresa asiática se hace con el 53,5% de Imagina, la productora audiovisual surgida de la fusión de Mediapro y Globomedia, por la que ha pagado 1.016 millones de euros. El grupo chino ha adquirido las participaciones de Torreal (23,5%), Televisa (19%) y Gerad Romy (12%), uno de los socios fundadores. La sociedad seguirá gestionada por Roures y Benet, que mantienen su 24%

La operación, que ya fue autorizada por la Comisión Nacional de los Mercados de la Competencia (CNMC), estaba pendiente del visto bueno del Gobierno de Pekín, que en los últimos meses había impuesto restricciones a la compra de empresas extranjeras, especialmente las dedicadas al mundo del deporte y del entretenimiento. Una prohibición anunciada el pasado verano y que se ha extendido para el año 2018, lo que había multiplicado los rumores sobre si finalmente aprobaría la adquisición de Imagina.

Las sospechas de que varias compañías estaban llevando al límite su endeudamiento y los problemas financieros de grandes multinacionales, como Wanda, el socio del Atlético de Madrid, o HNA, el principal accionista de NH Hoteles hasta hace unas semanas, llevaron a Pekín a frenar en seco la agresiva política de adquisiciones de los primeros grupos del país.

Aunque Orient Hontai Capital no estaba afectado inicialmente por este veto gubernamental —frenó numerosas operaciones, como la compra del Sevilla FC o la de OHL por China State Corporation—, al tener su estructura financiera fuera de su país de origen, los responsables del fondo optaron por no mover ficha hasta que las autoridades locales validasen la operación tras la celebración del XIX Congreso del Partido Comunista, que tuvo lugar a finales del pasado mes de octubre.

El plazo para autorizar la toma de control de Imagina vencía este viernes, por los que los nervios habían crecido entre los accionistas de la productora, que en los últimos meses había pujado por quedarse con los derechos de la liga italiana de fútbol, con los de la francesa y con los de la española. Finalmente, Roures y Benet han conseguido imponerse en el concurso de la competición gala, pero ha perdido la nacional en favor de Telefónica para los próximos tres años y está pendiente de resolver problemas de avales con la transalpina.

El presidente del grupo multimedia de comunicación Mediapro, Jaume Roures (c),y el director de Comunicaciones de Mediapro, Oliver Seibert (d)
El presidente del grupo multimedia de comunicación Mediapro, Jaume Roures (c),y el director de Comunicaciones de Mediapro, Oliver Seibert (d)

El nuevo socio asiático les proporciona un músculo que la sociedad no tenía de forma interna o le proporcionaba—a través de BeinSport—​ Qatar, país que actualmente está bajo la lupa internacional por su supuesto apoyo al terrorismo islamista. La compañía se hizo el año pasado con los derechos de la Champions League para los próximos tres años, partidos que ya solo se verán en modelo de pago. Mediapro se los está ofreciendo en la actualidad al resto de operadores, como Movistar y Vodafone, para que los pueden emitir a través de BeinSport.

En el sector también se vincula la entrada de Orient Hontai al deseo de la Liga de Fútbol Profesional (LPF) de extender la pequeña huella que la organización que dirige Javier Tebas ha abierto en China. De hecho, el abogado ha encargado la venta de la sociedad que explota los derechos de los partidos del Real Madrid y del FC Barcelona en el gigante asiático tras una mala experiencia con la también local PPTV. En esta partida ha entrado en juego Wuhan Double, un conglomerado que compró en 2016 el 46% de Media Base Sports, una empresa participada por Jaume Roures (Mediapro) y Pere Guardiola. Los chinos pagaron 39,5 millones por este paquete y se comprometieron a abonar otros 18 millones por un 24% adicional del capital a las dos sociedades de Roures y del hermano de Pep Guardiola con sedes en Holanda y Malta.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios