por 228 millones

Caixabank vende a Testa 1.500 viviendas y activa su plan para quitarse adjudicados

La operación se ha fijado en 228 M en efectivo, aunque se barajó la posibilidad de que el banco aportara las viviendas y se convirtiera en accionista, puerta que sigue abierta

Foto: El presidente de Caixabank, Jordi Gual, y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar
El presidente de Caixabank, Jordi Gual, y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar

Caixabank ha cerrado su primera gran venta de activos adjudicados del año con la firma, este mismo viernes, del traspaso de 1.458 viviendas a la socimi Testa, según ha adelantado El Confidencial de fuentes conocedoras de la operación.

La operación supondrá para la entidad una inyección en efectivo de 228 millones y, lo que es más importante, la activación del plan de desinversiones que lleva analizando varios meses para sacar de su balance un importante bocado de los 40.000 hogares que se ha ido adjudicando durante la crisis.

El pasado ejercicio, el grupo financiero contrató a KPMG para analizar fórmulas que le permitan deshacerse de una parte de los 3.000 millones de euros que tiene el banco en activos en alquiler, plan cuyo primer gran fruto ha sido este acuerdo con Testa. Cuatrecasas también ha asesorado en esta operación.

Para la socimi, esta adquisición es un paso adelante en su búsqueda de ganar tamaño antes de salida a bolsa, operación que, tras los últimos ajustes de calendario, está prevista para la primera mitad del próximo verano.

Durante las conversaciones que han mantenido Caixabank y Testa, la entidad dirigida por Gonzalo Gortázar ha analizado la posibilidad de entrar en el capital de la socimi, como hizo recientemente Acciona, mediante la aportación de las viviendas, pero la inmediatez de la salida a bolsa ha hecho inviable esta posibilidad.

No obstante, las mismas fuentes señalan que las dos partes han dejado abierta la puerta a que en el futuro pueda haber un nuevo traspase de activos que convirtieran al banco catalán en accionista de la inmobiliaria.

Tras la venta de Santander a Blackstone de 30.000 millones en activos tóxicos y de BBVA a Cerberus de otros 13.000 millones, todo el mercado está ahora pendiente de Caixabank, ya que se espera que sea, junto a Sabadell, la siguiente entidad en hacer un gran movimiento de este tipo.

Al cierre del pasado ejercicio, la entidad contaba con 12.258 millones de euros brutos en activos adjudicados, con una cobertura del 52%, según las cifras oficiales comunicadas a la CNMV –Comisión Nacional del Mercado de Valores-.

Las viviendas vendidas a Testa están repartidas por varios puntos de la geografía española, aunque las dos principales ubicaciones son Madrid y Cataluña, y con su compra, la socimi superará los 10.700 hogares en alquiler. El pasado septiembre, Caixabank ya cerró una pequeña operación con Testa, que supuso el traspaso de 135 viviendas, todas ellas ubicadas en la Comunidad de Madrid.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios