para financiar más compras

Testa pone el lazo a su salida a bolsa con un crédito sindicado de 700 millones

La socimi ultima una nueva financiación que elevará su ratio de apalancamiento del 15% al 35% y que destinará a realizar nuevas compras con las que ganar tamaño antes de saltar al parqué

Foto: Testa tiene la mayoría de sus viviendas en alquiler en Madrid.
Testa tiene la mayoría de sus viviendas en alquiler en Madrid.

Testa ha decidido llenar el depósito de gasolina antes de salir a bolsa y ultima la firma de un nuevo crédito sindicado de 700 millones de euros, además de una línea revolving por otros 100 millones, que elevará su ratio de apalancamiento del 15% al 35%, según ha confirmado El Confidencial en fuentes financieras.

Con esta nueva inyección de dinero fresco, la socimi controlada por Santander, BBVA, Acciona y Merlin contará con un cheque dirigido a realizar nuevas compras con las que seguir ganando tamaño de cara a su próxima salida a bolsa, prevista para la primavera del próximo año, en el Mercado Continuo.

Al refinanciarse antes de saltar al parqué, Testa prevé llevar a cabo una colocación pura, dirigida exclusivamente a que sus accionistas puedan vender un porcentaje de sus acciones, y no a levantar nuevos fondos con los que financiar adquisiciones, como se ha visto en los estrenos de Neinor y Aedas.

El interés de la socimi por seguir ganando tamaño antes de estar cotizada quedó reflejado el pasado septiembre, cuando adquirió a BuildingCenter, filial de CaixaBank, una cartera de 135 viviendas ubicadas en diferentes puntos de la Comunidad de Madrid.

Esta operación llegó pocos días después de que Testa cristalizara la compra del negocio de vivienda en alquiler de Acciona, con su aprobación en junta general y la entrada del grupo de la familia Entrecanales en el consejo de administración de la socimi.

En total, la compañía cuenta con una cartera de 9.200 viviendas para alquilar, valorada en cerca de 2.000 millones de euros, la mayoría de las cuales están ubicadas en Madrid, y se espera que coloque la mayoría de su capital cuando salte al parqué.

Cuando supere ese hito, los planes de Testa pasan por empezar a trabajar para poder acomodar esta nueva financiación, transformando la deuda bancaria en emisiones de bonos, como ya hizo en el pasado Merlin.

La compañía dirigida por Ismael Clemente, para la que nunca ha sido estratégico el negocio residencial, ha ido reduciendo su posición en Testa, desde que la adquirió hace dos años, primero fusionándose con Metrovacesa, y posteriormente dando entrada a Acciona.

Tras todos estos movimientos, el primer accionista es Santander, con un 39% (incluida la participación de Popular), seguido de BBVA (27%), Acciona (21%) y Merlin (13%).

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios