westconnex

ACS condiciona su consorcio en la mayor privatización del mundo a la opa de Abertis

El interés del grupo por incluir a Abertis en este proyecto si termina haciéndose con la concesionaria está condicionando sus conversaciones para crear el consorcio que pujará por WestConnex

Foto: Junta de accionistas de ACS. (EFE)
Junta de accionistas de ACS. (EFE)

La semana pasada, el nuevo primer ejecutivo de Abertis, José Aljaro, aseguró que su compañía no estaba interesada en pujar por el proyecto australiano de WestConnex, la mayor privatización de una autopista que hay ahora mismo en el mundo, porque las dimensiones de este concurso exceden sus posibilidades.

Pero ACS tiene una opinión distinta. La compañía presidida por Florentino Pérez, que ha lanzado una opa de 18.500 millones para hacerse con la concesionaria, prevé participar de la mano de Abertis si, finalmente, consigue imponerse a Atlantia en la guerra de ofertas que les enfrenta, esperanza que está condicionando la configuración de su consorcio en las antípodas.

Fuentes conocedoras de las conversaciones aseguran que Cimic, filial australiana del grupo español, está buscando socios con los que formar un consorcio y lograr el respaldo financiero a esta operación, conversaciones que se están viendo condicionadas por el deseo de ACS de dejar despejado el horizonte para incorporar en el futuro a Abertis, lo que está dificultando cerrar acuerdos.

El tiempo juega en contra, ya que está previsto que las ofertas indicativas se presenten en los próximos días, en la segunda quincena de este mismo mes de febrero, mientras que la primera fase de licitación debería comenzar antes de concluir este ejercicio, según el calendario marcado por las autoridades australianas.

Una hoja de ruta que mete más presión a estas conversaciones, en las que los potenciales socios con los que ha hablado Cimic han mostrado suspicacias por el interés de ACS de garantizar un hueco a Abertis en la mayor privatización de autopistas del momento.

Entre las compañías españolas que han mostrado interés por participar en este concurso figuran también Ferrovial y Globalvía, además de grandes fondos de infraestructuras internacionales, como IFM, Macquarie o CP2, y constructoras australianas.

Por ejemplo, el grupo presidido por Rafael del Pino, que está analizando acudir a este contrato a través de su filial de autopistas Cintra, se espera que sume fuerzas con el grupo Plenary, con el que ya tiene una alianza firme en el país, además de con socios financieros.

Gigante de la carretera

La venta del 51% de Sidney Motorway Corporation, empresa dueña de la autopista WestConnex, es uno de los contratos de infraestructuras de transporte más importantes que está actualmente sobre la mesa, tanto por sus dimensiones económicas, ya que la totalidad de la autopista está valorada en 16.000 millones de dólares australianos (unos 12.000 millones de euros), como por su aspecto industrial, debido a todas las obras de mejora previstas.

De hecho, el objetivo que persiguen las autoridades del país con esta venta es captar recursos para financiar las obras de ampliación de las autopistas M4 y M5, que se unirán para formar un corredor entre la ciudad, el aeropuerto y el puerto, proyecto que se espera esté finalizado en el año 2023.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios