debido al castigo por la ampliación de capital

El nuevo consejo de Prisa se baja el sueldo un 50% tras sacrificar a los accionistas

El órgano de gobierno de la compañía, en plena ampliación de capital por el doble del valor actual del grupo, ha decidido dar ejemplo y reducir de forma significativa su remuneración

Foto: Sede de Prisa en Gran Vía, Madrid. (EFE)
Sede de Prisa en Gran Vía, Madrid. (EFE)

Nuevos tiempos en Prisa. El consejo de administración de la compañía editora de ‘El País’ ha decidido dejar atrás la etapa megalómana de su anterior presidente, Juan Luis Cebrián, que dejó el grupo el pasado 1 de enero con siete millones de euros en el bolsillo y otros cuatro a cobrar en diferido en los tres próximos años. Para ello, el órgano de gobierno de la sociedad ha acordado bajarse el sueldo entre un 40 y un 50% para el actual año en curso como medida ejemplarizante ante el nuevo sacrificio que han pedido a los accionistas.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) aprobó este jueves el folleto informativo de la ampliación de capital de hasta 563 millones de euros que Prisa pretende llevar a cabo durante el próximo mes de febrero para reequilibrar su actual situación de insolvencia. En dicho documento, la compañía comunica que 450 de esos millones serán destinados a reducir la deuda del 'holding', que a 30 de noviembre era de 1.415 millones, mientras que los restantes 113 millones los destinará a financiar el crecimiento.

Una inyección de dinero fresco vital para sacar al grupo de la quiebra técnica en la que está inmerso, al tener un patrimonio neto inferior al capital social a efectos mercantiles. En concreto, la compañía contaba con fondos propios por 46,4 millones (incluidos préstamos participativos de sus accionistas por 502 millones) y un capital social de 83,5 millones. Para salir de esta causa de disolución, Prisa emitirá nuevas acciones a 1,2 euros —con un descuento de más del 50%— que serán suscritas en hasta un 65% del total del importe por sus accionistas actuales, tal y como adelantó El Confidencial.

Entre ellos, Telefónica (13%), que aunque aún no ha comunicado oficialmente su compromiso de inversión a la CNMV, aportará cerca de 70 millones; Banco Santander (4,8% del capital), que sí lo ha detallado, suscribirá acciones por 26,92 millones; Amber Capital (19%), 102 millones; los Polanco (17% junto con el grupo mexicano Herradura), 80 millones; HSBC (14%), 45 millones, por lo que bajará su participación al 9%; la catarí International Media Group (8%), 36 millones, y CaixaBank (4,1%), que reducirá su paquete a la mitad, unos 14 millones. El resto lo intentarán colocar Banco Santander y Morgan Stanley, que van a cobrar 9,97 millones de euros por vender las acciones restantes que no suscriban los accionistas actuales.

Los 536 millones de euros de la ampliación suponen más del doble de la actual capitalización bursátil de Prisa, por lo que el sacrificio de los accionistas es de gran dimensión. Para dar ejemplo, el consejo ha decidido bajarse el sueldo entre un 40 y un 50%, según ha propuesto la comisión de nombramientos y retribuciones dirigida por Javier Monzón. Y el primero en dar un paso al frente ha sido el nuevo presidente, Manuel Polanco Moreno, cuyo salario fijo a partir de este año será de 500.000 euros, la mitad de lo que cobraba Cebrián, quien además tenía uno bonus por casi el doble.

Polanco Moreno, anterior vicepresidente, no cobrará dietas por asistencias al consejo de administración ni a la comisión delegada. Según distintas fuentes, tampoco lo hará el resto de miembros del órgano de gobierno, una medida inédita que supondrá un importante ahorro a las cuentas de Prisa. Hasta la fecha, la compañía abonaba 5.000 euros a los presidentes de las distintas comisiones y 2.500 a los vocales por la asistencia a las reuniones. Solo durante el primer semestre de 2017, la empresa pagó 5,15 millones a los consejeros.

El efecto contable de Santillana

El folleto de la ampliación de capital incluye una serie de riesgos muy relevantes a los que se enfrenta Prisa debido a su cuadro médico actual. La CNMV advierte sobre todo del éxito de la refinanciación, que ya está acordada con los acreedores, pero que depende también de que se cierre la venta de la portuguesa Media Capital a la estadounidense Altice por 331 millones y a una reevaluación contable de Santillana.

Prisa ha decidido poner en valor su división de libros educativos, que a día de hoy tenía contabilizada al valor que tenía cuando fue constituida en los años setenta. Debido al crecimiento de la filial, por la que la compañía recibió una oferta del fondo Rhone Capital que tasaba el 100% en unos 1.500 millones, el consejo de administración ha decidido poner al día su valor. Una modificación que se traduce en un beneficio meramente contable de 450 millones para el grupo, ajuste al alza vital para completar la recapitalización del grupo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios