seleccionados como aseguradores de la OPS

Morgan Stanley y Botín garantizan dinero a Prisa por el 100% de su valor en bolsa

El banco americano y el Santander han sido seleccionados para asegurar la ampliación de capital del grupo de medios de comunicación, que se ha incrementado en 112 millones

Foto: Sede de Prisa en Gran Vía, Madrid. (EFE)
Sede de Prisa en Gran Vía, Madrid. (EFE)

Morgan Stanley y Banco Santander han decidido asumir el riesgo de asegurar la oferta pública de suscripción (OPS) con derecho preferente que Prisa quiere llevar a cabo en las próximas semanas para estabilizar su situación financiera. El banco estadounidense y la entidad presidida por Ana Botín se han comprometido a buscar inversores que compren acciones del grupo de medios de comunicación por entre 170 y 230 millones de euros, justo su actual capitalización bursátil. Este dinero forma parte de la citada ampliación de capital, cuyo importe se ha incrementado en hasta 562 millones en metálico tras la negativa de los fondos a convertir a pérdidas deuda por acciones.

Fuentes financieras han confirmado que el nuevo consejo de administración de Prisa ha contratado los servicios de Morgan Stanley y de Banco Santander para realizar la captación de fondos suficientes para salir de la actual situación de insolvencia. Una operación que el dueño de ‘El País’ y la Cadena SER anunció en octubre y que debe completarse antes del 31 de marzo. Pero el nuevo presidente, Manuel Polanco, no quiere agotar el plazo, por lo que los trámites burocráticos se están acelerando a gran velocidad.

De hecho, los accionistas significativos de Prisa tienen hoy que comunicar su compromiso de suscripción en la ampliación de capital en función de su participación actual. En otras palabras, cuántas acciones van a comprar en la OPS de acuerdo a los paquetes que tienen a día de hoy. Por tanto, Amber Capital (19%), la familia Polanco (17,5%), HSBC (14,4%), Telefónica (13%), el millonario mexicano Roberto Alcántara (8,9%), la catarí International Media Group (8,1%), CaixaBank (4,9%) y Banco Santander (4,1%) deben confirmar hoy cuánto van a invertir para mantener sus porcentajes.

El nuevo consejo de administración ha contratado a Morgan Stanley y Banco Santander para captar fondos suficientes para salir de la situación actual

La mayoría de ellos, especialmente los Polanco, Telefónica, HSBC, Santander y CaixaBank, había decidido ya en diciembre, cuando se certificó la salida de Juan Luis Cebrián como presidente, que suscribirían todo lo que les correspondía. Pero en ese momento, la ampliación de capital ascendía a 450 millones de euros. Además, la compañía había pedido a los fondos oportunistas tenedores de gran parte de la deuda —1.455 millones de euros— canjear 100 millones de sus préstamos por acciones de Prisa a un precio de dos euros por acción, incluida una quita.

La negativa de los acreedores a aceptar esta pérdida ha provocado que el consejo de administración, utilizando una autorización de una junta de accionistas anterior, propusiese incrementar la OPS hasta 562 millones para compensar los 100 millones que los ‘hedge funds’ no van a convertir en capital. Los citados 562 millones son más del doble del valor actual del grupo en bolsa.

Al aumentar el importe, los accionistas significativos tienen que corroborar sus compromisos de inversión, que en el caso de HSBC es de 81 millones; en el de Telefónica asciende a 73 millones; el de CaixaBank, a 27,5 millones, y el del Santander, a 22,48 millones. El papel de este último banco es más relevante si cabe porque, además de hacer un nuevo desembolso, ha concedido un préstamo de algo más de 100 millones de euros a la familia Polanco para que pueda suscribir la parte que le corresponde por su 17% actual.

Optimismo pese a todo

Tanto Morgan Stanley como Santander son optimistas de cara a convencer a los gestores de fondos que no están ahora en el capital de Prisa de invertir en el grupo de medios de comunicación y de libros educativos. Desde ambas entidades se considera que, al acudir la mayoría de los accionistas relevantes a la ampliación —entre el 60 y el 70% del importe a colocar, entre 337 y 393 millones—, el mercado recibirá un mensaje muy positivo de la operación. Por tanto, estiman que no será difícil completar la OPS con la captación de los restantes 225 o 170 millones —en función de la suscripción preferente— para llegar a los 562 millones que necesita la compañía para estabilizar sus constantes vitales.

El buen momento actual de la bolsa y el exceso de liquidez en muchos fondos con los tipos de interés al 0% también facilitan que sople el viento a favor de Prisa, que, no obstante, lleva inherente el riesgo por la mala percepción que tienen los analistas del valor. De hecho, los nueve brókeres que cubren la acción tienen actualmente recomendación de vender o infraponderar. Además, el importe que tienen que asegurar Morgan Stanley y Prisa es prácticamente la capitalización actual de la empresa, por lo que en caso de no encontrar inversores tendrán que quedarse con las acciones para su cartera de forma involuntaria. Ese es el riesgo que asumen a cambio de una comisión de colocación que oscilará entre el 3 y el 4%.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios