COLAPSO DEL GIGANTE CONSTRUCTOR

Santander UK, entre los acreedores afectados por la quiebra de la constructora Carillion

El Gobierno de Reino Unido ha descartado el rescate del gigante constructor, con lo que queda abocado a la quiebra. Se abre una oportunidad para las constructoras españolas.

Foto: Grúa de Carillion (Efe)
Grúa de Carillion (Efe)

Con 200 años de antigüedad, el gigante constructor Carillion ha colapsado. El grupo ha fracasado en su intento de obtener un rescate del Gobierno, con lo que queda abocado a la liquidación forzosa. El tamaño de la empresa es significativo: tiene 43.000 empleados, contratos públicos en sectores como salud o transporte, como por ejemplo la instalación de la línea de alta velocidad HS2, y una cotización bursátil superior a los 61.000 millones de libras -unos 68.500 millones de euros-. El regulador británico del mercado de valores (FCA, por sus siglas en inglés) suspendió de cotización las acciones antes de la apertura. En el último año, ha perdido un 90% de su valor en bolsa.

Carillion ha fracasado en poner orden a sus finanzas, que arrojan un agujero cercano a los 1.500 millones de libras. La deuda neta de la firma constructora ronda los 900 millones de libras -en torno a 1.000 millones de euros- y un déficit de pensiones de otros 580 millones de libras -más de 110 millones de euros-.

La compañía publicó en septiembre un documento para inversores con el fin de exponer su plan estratégico de vender activos y captar potenciales suscriptores de una ampliación de capital que finalmente no se ha producido por la falta de interés encontrado en el mercado. El Ejecutivo de Theresa May ha mantenido varias reuniones con la empresa ante el incremento de la tensión por parte de los inversores y los acreedores, aunque finalmente no habrá solución pública al problema.

De esta forma, Carillion afronta una quiebra bajo el sistema jurídico de Reino Unido. Entre los acreedores afectados está Santander UK, según confirman fuentes del sector. Las acciones de Banco Santander cotizan casi planas, como el Euro Stoxx Banks, que aglutina a las principales entidades europeas. La prensa local también apunta a HSBC, Barclays o RBS. Las entidades no han alcanzado un acuerdo con Carillion para dar nueva financiación y reestructurar la deuda. Teniendo en cuenta la legislación británica, todo apunta a que se trocearán sus activos para venderlos a potenciales compradores, aunque queda la duda de cómo se gestionará la plantilla de 43.000 empleados, de los que cerca de la mitad están en Reino Unido, y los contratos públicos.

{Siga aquí la cotización de Banco Santander en el Ibex 35}

Oportunidad para las constructoras españolas

Mientras que Banco Santander estaría entre los afectados, la caída del gigante constructor abre oportunidades para constructoras españolas que ya tienen presencia en Reino Unido, como ACS o Ferrovial. En el primer caso, ACS cuenta con contratos en construcción, servicios y servicios industriales, mientras que en el segundo, el grupo presidido por Rafael del Pino cuenta con más de 300 contratos entre los que destacan los de Heathrow, Glasgow, Aberdeen y Southampton.

“Ferrovial es una empresa con mucha presencia en Reino Unido. Ya está acostumbrada a conseguir contratos en el país, con lo que a priori será la más beneficiada”, apunta Beatriz Gutiérrez, gestora de Gescooperativo, entidad que abrió posiciones en Ferrovial tras el referéndum sobre el Brexit. Otras compañías como OHL o Sacyr también han mostrado intención de crecer en el país.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios