drástica reducción del número de molinos

La nueva generación de molinos eólicos abre un desagüe recaudatorio en Galicia

Los primeros aerogeneradores instalados en España en los noventa empiezan a llegar a su edad de jubilación, y algunas compañías optan —aún de forma tímida— por renovar sus parques

Foto: Aerogeneradores en la montaña.
Aerogeneradores en la montaña.

Los primeros parques eólicos instalados en España empiezan a llegar a su edad de jubilación. La primera generación de molinos eólicos construidos en los noventa está alcanzando los 20 años de vida útil que se les decretó en un primer momento. Por ello, algunas de las principales compañías energéticas del país están empezando a abordar este asunto. El proceso, aún en sus albores, abre un desagüe recaudatorio para Galicia, la región con más viento de España y pionera en la generación eólica nacional.

El Gobierno de esta Comunidad, en vista del fuerte interés que suscitaba el territorio para las compañías aerogeneradoras, implantó un canon eólico para recaudar por cada molino puesto en pie. Este canon, además, es progresivo, lo que significa que cuantos más molinos instalados por parque, más alta es la cuota a pagar. La repotenciación supone un fuerte recorte en el número de molinos, ya que el avance tecnológico en los últimos años hace que los desarrolladores consigan generar la misma o más electricidad con un número de molinos (más grandes) mucho menor.

El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. (EFE)
El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. (EFE)

Así, Gas Natural Fenosa abrió la veda en septiembre de 2016. La compañía sustituyó 22 molinos que entraron en funcionamiento en 1992 en Cabo Vilano (A Coruña) por tan solo dos. Con una inversión de 7,6 millones de euros, aumentó la potencia total del parque de 3,6 MW de los 22 molinos antiguos a 5,46 MW de las dos nuevas máquinas. Produce mucho más con muchos aerogeneradores menos. Y además consigue un fuerte abaratamiento de costes fiscales. El canon eólico señala que para más de 15 aerogeneradores, cada molino debe tributar 5.900 euros al año. Sin embargo, de uno a tres generadores no se paga nada. Es decir, que Gas Natural reduce su factura fiscal por este parque en 130.000 euros anuales.

La rebaja será aún mayor para Elecnor, compañía propietaria del parque eólico de Malpica y Ponteceso (A Coruña). Esta misma semana se ha anunciado la repotenciación que supondrá pasar de 69 molinos a solo siete. Es decir, de pagar 407.100 euros de canon eólico a la Xunta a pagar 16.100 euros. La inversión es de 22 millones de euros.

Con la repotenciación, las compañías consiguen reducir en más del 90% su factura fiscal por el canon eólico, cuando no eliminarla completamente

Algo similar le ocurrirá a EDP Renováveis, la filial de renovables de EDP, con su parque de Corme (A Coruña). La repotenciación del mismo hará que pasen de 61 aerogeneradores también a siete. No es casualidad reducir hasta siete. Desde el punto de vista fiscal, el salto impositivo se produce entre siete y ocho. Hasta siete, se pagan 2.300 euros por cada generador. A partir de ocho, se paga casi el doble: 4.100 euros por molino. De esta forma, EDP reducirá su factura fiscal por el canon eólico gallego de 359.900 euros a 16.100 euros.

La bajada en la recaudación para Galicia se justifica por el menor impacto sobre el terreno. La propia Xunta apunta que "estas repotenciaciones disminuyen el impacto paisajístico y ambiental al reducir el número de aerogeneradores". Otros que pueden reducir sus honorarios con el reajuste tecnológico son los dueños de los terrenos sobre los que se asientan los parques. Así, la recomposición de los parques deja en el aire los alquileres pagados a ayuntamientos y particulares.

Al disminuir casi un 90% el número de molinos, también se reduce el terreno ocupado, por lo que la renegociación de alquileres podría ir a la baja. No obstante, cada caso es distinto, porque existen arrendatarios que cobran un porcentaje de la energía producida. Ahora la pregunta es si las empresas están dispuestas a mantener los porcentajes cuando van a generar mucha más energía utilizando muchísimo menos espacio. En este sentido, EDP ya está negociando con los propietarios locales para rebajar la facturación por el parque.

Las ventajas de renovar los parques no solo son fiscales, también puede reducir los costes de alquiler de terrenos y el mantenimiento de molinos

Además, las compañías destacan otra ventaja al repotenciar. El coste de mantenimiento es mucho menor. Indirectamente, la menor necesidad de mano de obra también supondrá una caída en la recaudación impositiva.

La renovación va abriéndose paso. Hace pocos días, la Asociación Eólica Española (AEE) celebraba la segunda jornada internacional sobre Extensión de Vida de Parques Eólicos, con los actores más destacados del sector. Sin embargo, aunque algunos creen que la renovación de parques irá al alza, otros opinan que no existen los incentivos necesarios. Grandes empresas con infinidad de parques en toda España consideran que las instalaciones seguirán funcionando ahora que sus máquinas están amortizadas. Sea como fuere, la cuestión está cada vez más presente.

Por tanto, el desagüe fiscal que empieza a atisbarse en Galicia es un aviso a navegantes de otras comunidades con canon eólico como Castilla y León o Castilla-La Mancha.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios