margen operativo cae y prevé reducir capacidad

Vueling empaña los resultados de IAG: es la única aerolínea del grupo con pérdidas

La compañía arrastra los graves incidentes sufridos hace un año. Ha aumentado sus gastos de personal y su productividad no mejoró como sí lo hizo en las otras tres aerolíneas de IAG

Foto: Avión de Vueling.
Avión de Vueling.

Vueling se ha convertido en la china en el zapato de IAG. La aerolínea catalana es la única de las cuatro que componen el 'holding' que contribuye de manera negativa a los resultados de la empresa. La firma ha registrado unas pérdidas operativas de más de seis millones de euros en el primer semestre de 2017. Este retroceso contrasta con los 84 millones de beneficios logrados por Iberia, los 664 millones obtenidos por British Airways o los 59 millones ganados por Aer Lingus.

El margen operativo de Vueling también es el único que contribuye de manera negativa (-0,7%). Esto se debe, en parte, al aumento de los gastos unitarios de personal de la aerolínea, que se elevaron, según la compañía, "para reducir la la estacionalidad y mejorar las operaciones". A pesar de ello, los costes globales caen un 0,3% gracias a la caída del combustible del 13,2% sin el efecto de las divisas.

Resultados desagregados por aerolíneas. Fuente: IAG
Resultados desagregados por aerolíneas. Fuente: IAG

Desde los graves incidentes sufridos el pasado verano fundamentalmente en el aeropuerto de Barcelona-El Prat, la compañía se centró en evitar los fallos de su operativa. Así, además del mayor gasto en personal, Vueling es la única firma de IAG que prevé una reducción de su capacidad para el tercer trimestre de 2017. En concreto, espera tener un 6,2% menos de asientos disponibles. Entre los cambios, se incluye una caída de la frecuencia en sus rutas de 8,4 puntos básicos.

Vueling es la única firma de IAG que prevé reducir su capacidad para el tercer trimestre de 2017 (-6,2%)

Consecuencia de un mayor gasto en personal y menos servicios, para reforzar toda la operativa con respecto a hace un año, Vueling es la única aerolína de IAG que no mejora su productividad. Los mayores costes están detrás de la caída de márgenes, ya que los ingresos han aumentado de los 857 millones de euros en el primer semestre de 2016 a los 902 millones de euros en este semestre.

Pese a las pobres magnitudes expresadas, Vueling ha reducido sus pérdidas con respecto al año anterior, cuando se dejó 54 millones de euros. Por otra parte, IAG destaca que Vueling es su aerolínea más impuntual del grupo. Mientras Iberia e Iberia Express está por encima del 90% en puntualidad, Vueling se queda en el 82,9%. Este registro es aún más bajo en la operativa a corto plazo a Londres, en donde se queda en el 77%, refleja la compañía.

Puntialidad de las aerolínas. Fuente: IAG.
Puntialidad de las aerolínas. Fuente: IAG.

La losa del caos de 2016

La estresada operativa que contemplaba el plan del anterior presidente del Vueling, Álex Cruz, posteriomente ascendido a máximo dirigente de British Airways, la joya de la corona del grupo, saltó por los aires al inicio del verano de 2016, cuando se produjo un colapso en el aeropuerto del Prat. El actual presidente del Vueling, Javier Sánchez, que llevaba tres meses en el cargo, dio orden de poner los rescursos necesarios para reestablecer la operativa. Sin embargo, el colapso de Barcelona-El Prat le costó a la aerolínea sendos expedientes de la Generalitat de Catalunya y del Ministerio de Fomento.

La propia IAG decidió dejar sin bonus a Álex Cruz en el último reparto de las pagas de beneficios de los altos ejecutivos, después de que todos, incluido el ex de Iberia recién llegado a la presidencia de Vueling Javier Sánchez, le culparan del caos generado​ por la compañía. Sin embargo, la empresa sigue arrastrando la problemática. Hace pocos días, el Gobierno de Baleares sancionó a Vueling con 340.000 euros por los retrasos y las cancelaciones que se produjeron en sus aeropuertos en junio y julio del año pasado.

65 millones por el caos de BA

Pese a los números de Vueling, las cifras globales de IAG mejoran. El grupo de aviación hispano-británico aumentó su beneficio neto un 2,3% en el primer semestre del año, hasta 567 millones de euros, pese a los problemas en British Airways (BA) y el impacto negativo de la caída de la libra.

La aerolínea británica incluye una provisión de 65 millones de euros "para cubrir las indemnizaciones y reclamaciones de equipaje relacionadas con las interrupciones del servicio sufridas por British Airways a raíz del corte de suministro eléctrico durante el segundo trimestre de 2017", señala IAG. Pese a ello, el consejero delegado del grupo, Willie Walsh, ha defendido la actuación de Álex Cruz, de quien dice que ha "manejado bien" el contratiempo. Cruz recibió duras críticas de los medios de comunicación ingleses tras las largas colas de pasajeros que se generaron en varios aeropuertos de Londres y otras ciudades.

Además, British Airways ha tenido que incluir otra provisión para "demandas judiciales que incluye el pago de 104 millones de euros por la multa impuesta de nuevo en marzo de 2017 contra British Airways relacionada con las inspecciones abiertas por una serie de organismos reguladores de la competencia en relación con prácticas de supuesta competencia desleal en los negocios de transporte pasajeros y carga del grupo".

IAG explica que "el grupo está inmerso en varios procesos judiciales ante los tribunales ingleses relacionados con una decisión de la Comisión Europea en 2010, que multó a British Airways y a otros diez grupos de aerolíneas por pactar precios en el transporte aéreo de mercancías". Tras quitarle la multa, en marzo de 2017, "la Comisión Europea adoptó una nueva decisión y volvió a emitir la multa contra British Airways por la misma cantidad de 104 millones de euros. British Airways posteriormente pagó la multa que se había reconocido como una provisión. La nueva decisión ha sido apelada", concluye IAG.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios