El presidente de Vueling reconoce la mala planificación y responsabiliza a su antecesor
  1. Empresas
Álex Cruz ascendió a presidente de British airways

El presidente de Vueling reconoce la mala planificación y responsabiliza a su antecesor

Javier Sánchez-Prieto afirma que ha encontrado "algunas debilidades en la planificación" y considera que los problemas tiene un "origen interno" que achaca a la anterior cúpula

placeholder Foto: El presidente de Vueling, Javier Sánchez-Prieto. (EFE)
El presidente de Vueling, Javier Sánchez-Prieto. (EFE)

Con diplomacia, como corresponde a su cargo. Pero no da puntada sin hilo. El actual presidente de Vueling, Javier Sánchez-Prieto, reconoce en un 'e-mail' interno enviado a los empleados de la aerolínea al que ha tenido acceso El Confidencial haberse encontrado "debilidades en la planificación de la operación". Además, asume que los problemas que están viviendo en las últimas horas tienen un "origen interno", una circunstancia que la compañía no ha admitido públicamente hasta la fecha. De manera oficial, se limitan a asegurar que parte de la problemática es por "motivos operacionales".

[Lea aquí: Cómo reclamar a Vueling]

En su comunicación, el presidente arranca diciendo que lleva 90 días en el cargo, por lo que achaca la responsablidad de los problemas actuales a su anterior cúpula directiva, capitaneada por Álex Cruz, quien ascendió en abril a presidente de la mayor aerolína del grupo IAG donde también está Vueling, British Airways. Con este 'mail', Sánchez-Prieto asume la tesis que han dado el comité de empresa de la compañía y algunos sindicatos como Sepla o Stavla y otros conocedores del problema, y que adelantó en el mes de junio El Confidencial.

Los ambiciosos objetivos de beneficios que asumió Álex Cruz para esta temporada de Vueling le han llevado a incrementar la oferta para aumentar los ingresos por encima de los recursos de los que dispone la aerolínea. A su vez, se está ajustando más de lo que se debería el gasto, advierten diferentes fuentes de la empresa, lo que ha llevado finalmente a una situación de caos, con graves retrasos de muchas horas y decenas de cancelaciones que han provocado largas colas en el aeropuerto de Barcelona-El Prat, donde Vueling opera el 40% del tráfico del aeropuerto. La tensión ha llegado a tal punto entre pasajeros y la compañía que las autoridades catalanas han decidido redoblar efectivos de la policía autonómica en la infraestructura de vuelos.

Los problemas para la aerolínea van 'in crescendo'. Este domingo, el Ministerio de Fomento ha abierto un expediente a la compañía, y este lunes tendrá que vérselas con los responsables del ministerio que dirige Ana Pastor. Poco antes, la Generalitat de Catalunya también ha pedido explicaciones a la compañía, por lo que ha llamado a consultas a la firma también para mañana.

Quienes conocen la compañía comparten el diagnóstico que el presidente de Vueling ha expresado a los empleados de la aerolínea. Así, consideran que los objetivos que asumió Álex Cruz son imposibles y que el caos actual es fruto de la inasumible operativa que aceptó. Sin embargo, ahora tiene que lidiar con el problema Sánchez-Prieto, exdirector financiero de Iberia, compañía también del grupo IAG, y su cúpula directiva. Su antecesor, Álex Cruz, ascendió a presidente de British Airways, buque insignia del 'holding' empresarial británico.

El Ministerio de Fomento ha abierto un expediente a la aerolínea por la situación actual y la Generalitat de Catalunya ha pedido explicaciones a los responsables

Los resultados financieros de Cruz en Vueling han avalado su nombramiento, que se decidió en 2015 y se materializó en abril de este año. Cabe destacar que Vueling contribuyó decisivamente en los buenos resultados de IAG el ejercicio pasado, cuando la compañía elevó su beneficio un 12,5%.

Ahora, habrá que ver hasta qué punto comprometen los resultados de la empresa las indemnizaciones a las que está haciendo frente Vueling y cómo afecta a sus resultados, aunque otros años ya hubo situaciones de crisis como la actual. También hasta qué punto se alarga la agonía o se puede enderezar el rumbo en este inicio de temporada alta para la aerolínea. En este punto, cabe destacar que IAG prometió un retorno del beneficio absoluto similar al de 2015, pero tras el Brexit, la compañía emitió un comunicado para decir que no podrían alcanzar este objetivo, con lo que la presión de los accionistas será mayor. Solo el viernes después del referéndum británico, IAG cayó más del 25% de su valor en bolsa.

La situación en el Aeropuerto de El Prat ha mejorado dentro de la gravedad este domingo, afirma Vueling, comparado con el sábado y el viernes. Pero desde Sepla aseguran que este lunes es un día de gran actividad y que puede volver a crecer el caos. Quienes conocen la compañía, son más claros en "otros factores" que están perjudicando a la operativa de Vueling, de los que también habla el presidente en el correo electrónico que dirige a sus trabajadores. Comentan que habría que ver qué responsablidad tienen AENA y ENAIRE, los responsables de la infraestructura que, según expresan, no está operando el aeropuerto catalán al 100% de su capacidad, lo que también contribuye a los retrasos y las cancelaciones.

La situación para Vueling es desesperada, hasta el punto de que la firma ha lanzado un SOS a sus trabajadores para que vayan a trabajar de manera voluntaria en sus días libres. Aún sin cobrar, cerca de una veintena de empleados han decidido arrimar el hombro y acudir como voluntarios. Contribuyen así a que al menos la seguridad se vea lo menos afectada posible.

Contenido del 'e-mail' enviado por el presidente de Vueling a sus empleados

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Aerolíneas Vueling Alex Cruz British Airways
El redactor recomienda