de 62 a 11 entidades bancarias desde 2008

El gráfico que resume 10 años de fusiones de bancos y cajas en el sector financiero español

Tras una primera oleada de fusiones protagonizadas por las cajas de ahorros, las últimas absorciones en el sector se caracterizan por el hecho de que el pez grande se ha comido al chico

Foto: Ilustración: Raúl Arias.
Ilustración: Raúl Arias.

De 62 bancos y cajas de ahorros a tan solo 11 en apenas una década. La compra del Banco Popular por el Santander por un euro ha sido el último movimiento ocurrido en el sector financiero español, donde las fusiones, absorciones y uniones de entidades se han sucedido desde que explotara la crisis económica en 2008. Y este año traerá al menos otra fusión más, la de Bankia con BMN (Banco Marenostrum) a instancias del Fondo de Reestructuración y Ordenación Bancaria (FROB), un proceso que está en plena negociación.

El aluvión de fusiones bancarias tuvo lugar especialmente entre 2008 y 2010 con unos claros protagonistas: las cajas de ahorros provinciales. Esta primera oleada de compras y absorciones tuvo su momento álgido en 2010, cuando se cerraron 12 fusiones bancarias que afectaron a 32 entidades. Las más importantes fueron la unión de Caja Madrid, Bancaja, Caja Ávila, Caja Segovia, Caixa Laietana y Caja Insular de Canarias para crear Bankia y la fusión de tres cajas de ahorros catalanas para fundar la nueva Catalunya Banc.

La segunda oleada de la concentración del sector bancario español comenzó en 2012 con la integración del Pastor en el Popular, la compra de Banca Cívica por CaixaBank y la creación de Kutxabank, fruto de la unión de las tres cajas de ahorros vascas. Al año siguiente, Banco Santander absorbió Banesto y Banif, y BBVA compró Unnim, entidad bancaria constituida en 2010 al unirse Caixa Sabadell, Terrassa y Manlleu.

Después de un 2014 donde se produjeron tres fusiones protagonizadas por bancos medianos (Sabadell, Unicaja e Ibercaja), se inicia la tercera fase de la concentración del sector financiero español, caracterizada por menos operaciones pero de mayor relieve, ya que los bancos más importantes (Santander, BBVA, CaixaBank y Bankia) adquieren entidades de tamaño mediano, como se ha visto en el caso del Santander y el Popular o en 2016 con BBVA y Catalunya Banc.

Las diversas fusiones han servido para lanzar al Banco Santander como el líder absoluto del sector, tanto desde una perspectiva mundial (más de 1,4 billones de euros en activos) como española, donde supera los 400.000 millones. BBVA, CaixaBank, Sabadell y la futura fusión de Bankia y BNM son los otros cuatro bancos con más de 200.000 millones. El resto de entidades españolas se sitúa a mucha más distancia, al no llegar a los 70.000 millones de euros en activos, lo que abre la puerta a nuevas fusiones. Sin ir más lejos, en su último informe anual, el Banco de España alienta a una mayor concentración en el sector.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios