por filtrar y revelar acuerdos comerciales

Seis meses de prisión condicional para el auditor que filtró los datos de LuxLeaks

Antonine Deltour, junto con otro exempleado, Raphaël Halet habían sido acusados de filtrar cerca de 30.000 páginas de documentos sobre resoluciones tributarias entre el Gran Ducado y multinacionales

Foto: El exauditor de PwC, Antonine Deltour. (EFE)
El exauditor de PwC, Antonine Deltour. (EFE)

La Justicia luxemburguesa ha impuesto una pena de seis meses de prisión condicional al antiguo empleado de la auditora PwC Antoine Deltour por filtrar y revelar los acuerdos fiscales secretos del Gran Ducado con las mayores multinacionales del mundo. El escándalo LuxLeaks, publicado por El Confidencial en colaboración con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), obligó a los estados de la Unión Europea a acordar un intercambio de información cada seis meses de los ‘tax rulings’ de cada país.

El exauditor de PwC Antonine Deltour, junto con otro exempleado, Raphaël Halet, ambos franceses, habían sido acusados de filtrar cerca de 30.000 páginas de documentos sobre las resoluciones tributarias acordadas entre el Luxemburgo y 340 multinacionales. Entre ellas se encuentran gigantes como Amazon, Burberry, Pepsi o IKEA. La Justicia luxemburguesa, además de la pena de prisión a Deltour, les ha impuesto una multa de 1.500 euros y 1.000 euros, respectivamente. Deltour había sido condenado en junio a 12 meses de prisión y Halet a nueve. El primero apeló la condena, y a pesar del veredicto de hoy no tendrá que entrar en prisión.

Sobre Deltour pesaba la acusación de haber robado documentos de la consultora antes de que la abandonara en 2010 y de revelar secretos empresariales y haber violado la confidencialidad profesional. En un primer momento quedó imputado también el periodista Édouard Perrin, reportero de la televisión pública France 2 que obtuvo los documentos. Resultó absuelto de todos los cargos.

El escándalo salpicó directamente al actual presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, primer ministro y ministro de Finanzas de Luxemburgo, en el momento de la firma de los acuerdos secretos.

"Hicieron lo correcto"

La sentencia obvia así el beneficio y el interés público de los documentos que filtrados. Este lunes, la misma Comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, defendió que "es positivo" que haya informadores que filtren información desde las compañías si y cuándo estas incumplen la ley.

La decisión del juzgado luxemburgués llega en un momento de debate sobre la necesidad de proteger a los 'whistleblower', como se conocen en inglés a quienes filtran información confidencial y de interés público. Incluso en España, donde Ciudadanos presentó una Proposición de Ley para protección de los Denunciantes. "Casos como el de Deltour demuestran la situación precaria de estos denunciantes y las amenazas legales que pesan sobre ellos incluso en Estados democráticos, a pesar del interés social de las informaciones que revelan", subraya en un comunicado la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI). La Plataforma defiende, en este sentido, una modificación del actual proyecto de ley para que la Fiscalía pueda dejar de acusar de revelación de secretos cuando la información puede fundamentar la persecución de delitos de corrupción.

En este sentido, el vicepresidente de la Comisión de Investigación de los Papeles de Panamá, Fabio Masi, ha calificado de "escandaloso" el veredicto: "Quienes han prestado un inestimable servicio a la sociedad, poniendo en juego sus carreras profesionales, son declarados culpables mientras los poderosos que evaden los impuestos europeos lo hacen sin ninguna consecuencia".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios