Iberia pacta con el Sepla y los auxiliares de vuelo la nueva filial 'low cost' de largo radio
  1. Empresas
EEUU DA LUZ verde AL PROYECTO GEMELO DE NORWEGIAN

Iberia pacta con el Sepla y los auxiliares de vuelo la nueva filial 'low cost' de largo radio

La dirección de Iberia ha llegado a un pacto con el Sepla y buena parte de los tripulantes de cabina para crear su nueva filial 'low cost' de largo radio que tendrá su base en Barcelona

Foto: Un avión Airbus A330/200 de Iberia. (EFE)
Un avión Airbus A330/200 de Iberia. (EFE)

Iberia ha ultimado sendos acuerdos con los principales colectivos de la compañía, el Sepla y algunos de los sindicatos de auxiliares de vuelo, que permitirán a la aerolínea española de bandera crear una nueva empresa filial de bajo coste para el largo radio. La futura compañía tendrá su base en Barcelona y pretende iniciar las operaciones esta misma temporada de verano a través de dos A-330. Las primera rutas tendrán como destino La Habana, Buenos Aires, Los Ángeles y San Francisco.

El proyecto de la denominada nueva generación de transporte aéreo fue adelantado a finales del pasado año por el consejero delegado de International Airlines Group (IAG), Willie Walsh. El primer ejecutivo de la casa matriz de Iberia no precisó entonces la identidad de la compañía que sería elegida para desarrollar la futura aerolínea de vuelos trasatlánticos de bajo coste, si bien poco o poco los anuncios procedentes de Londres fueron descartando a los posibles competidores. British Airways tenía poco que ofrecer dada su estructura de costes, en tanto que Vueling está principalmente orientada al tráfico aéreo doméstico. La última aternativa era la irlandesa Aer Lingus, adquirida más recientemente por IAG, pero Walsh considera que esta compañía, en la que él mismo trabajó de piloto, es poco conocida dentro de su país.

Foto: Iberia estrena nuevos diseños. (EFE)

Una vez despejado el escenario para Iberia, el problema residía en llegar a un acuerdo con los trabajadores que permitiera modificar los convenios. En el caso del Sepla, el entendimiento parecía asegurado desde el primer día, como así ha sido. El escollo real eran los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP), que se negaban de partida a perder los derechos adquiridos y temían que la nueva empresa pudiera 'canibalizar' las operaciones desde Madrid. De hecho, algunos de los sindicatos de auxiliares de vuelo no han firmado el proyecto, pero eso no va a ser impedimento para que Walsh pueda anunciar en los próximos días la buena nueva.

IAG presenta este mismo viernes sus resultados consolidados, en una comparecencia con los inversores y los analistas que ha despertado cierta expectación. Algunos observadores del mercado esperan que el consejero delegado del grupo hispano-británico ratifique su apuesta por sumarse a la competencia en este nuevo segmento de actividad, aunque todavía no se atreven a asegurar que Walsh haga un anuncio oficial al respecto. El cuartel general de IAG quiere analizar con detalle el 'business plan' que ofrece Iberia antes de otorgar carta de naturaleza al proyecto.

Estados Unidos ha dado luz verde a Norwegian para operar vuelos a través de su filial irlandesa, lo que elevará el listón de competencia para Iberia

El factor tiempo juega, no obstante, en contra de Iberia, desde el momento en que la filial irlandesa de Norwegian Air Suttle, uno de sus principales competidores desde el aeropuerto de El Prat de Barcelona, ha conseguido la autorización pertinente de la Federal Aviation Administration (FAA) para operar sus vuelos de bajo coste desde el aeropuerto de Cork con destino a Estados Unidos. Los primeros servicios de tarifas reducidas serán orientados hacia aeropuertos de segundo nivel en zonas de influencia cercanas a Boston y Nueva York. En una segunda fase, la aerolínea escandinava pretende también volar a Estados Unidos desde otros aeropuertos irlandeses, como Shannon, Dublín y Belfast.

Iberia ha saneado su cuenta de resultados en los últimos años tras el pacto firmado en 2013 con la mayor parte de los colectivos profesionales, incluyendo los pilotos del Sepla. Sin embargo, los tripulantes de cabina quedaron fuera de este marco de reestructuración y han tratado hasta el último momento de hacer valer su posición negociadora en una empresa con 90 años de historia. Al final, los requerimientos del mercado global se han impuesto en las negociaciones y la dirección de la empresa ha hecho entender a los representantes sindicales que Iberia no podía desaprovechar de ninguna manera esta gran oportunidad de crecimiento.

La nueva filial supondrá un argumento para proseguir en la política de contrataciones emprendida en 2015 después de 11 años de sequía en la oferta de empleo de la aerolínea. La recuperación de las rutas que había suspendidas y la incorporación de nueva flota han modificado el marco de relaciones laborales dentro de la empresa, garantizando el remanso de paz con el Sepla. Las convocatorias se han extendido ahora a los auxiliares de vuelo, si bien en este caso ha sido Iberia Express la encargada de canalizar la oferta de empleo.

Iberia Sepla Viajar en avión Vueling Willie Walsh IAG Low cost
El redactor recomienda