Resultados de la empresa alemana para 2016

El suave invierno europeo castiga a Bayer: tuvo menos ingresos en la venta de aspirinas

A pesar de ello, la compañía volvió a batir récord de ingresos y beneficios en total. Al igual que en 2015, su talón de Aquiles está en la parte de fitosanitarios, en donde logró menos ventas

Foto: Logo de Bayer a a entrada de una de sus plantas. (Reuters)
Logo de Bayer a a entrada de una de sus plantas. (Reuters)

El suave invierno de 2016 no sólo tuvo efectos para el bajo precio de la luz que se registró en España. La aspirina, la mítica pastilla contra el dolor de cabeza y el malestar general, ha sido uno de los pocos lastres lastres para Bayer en 2016, año en el que la compañía alemana volvió a batir récords de ventas y beneficios. La firma farmacéutica ingresó 463 millones de euros el año pasado por las aspirinas, lo que supone un 2,1% menos que en 2015. Bayer sostiene que esta caída se produce "como resultado de una temporada invernal más suave en Europa". El retroceso se compensa, según el informe anual publicado por la empresa germana, con las ventas en Estados Unidos y Latinoamérica. De hecho, si se descuenta el efecto divisa, los ingresos por la aspirina aumentan un 2,4%. La propia firma reseña que, sobre todo en lo que tiene que ver con su negocio en América del sur, han tenido un "efecto divisa muy positivo". La caída de ingresos cambia la tendencia sobre la aspirina. En los resultados de un año antes, se registró un avance del 7,3%.

Esta caída de ingresos por este producto tiene un impacto directo sobre España. Bayer produce todo el ácido acetil salicílico (pricipio activo de la aspirina) a nivel mundial en su fabrica de La Felguera (Asturias).

Sube un 10% el beneficio

En cualquier caso, Bayer es muchísimo más que su pastilla más popular. De hecho, los números van viento en popa en casi todas sus divisiones. En términos globales, la compañía registró unas ventas de 46.769 millones de euros, un 1,5% más que el año anterior. También aumentaron sustancialmente los beneficios: ganó 4.531 millones de euros, un 10% más que un año antes. Los resultados de 2016 llegan con una plantilla más ajustada. El año pasado tenía 115.200 empeados a tiempo completo por los 116.600 que tenía un año antes, el 1,2% menos.

Estos números históricos un año más vienen impulsados por la división de productos farmacéuticos, parte del negocio de la compañía que más pesa en sus resultados y donde se registraron los mayores avances. 16.420 millones de euros de ventas en 2016 por los 15.308 millones de un año antes: un 7,5% más.

Más plagas, menos ventas en Latinoamérica

Sin embargo, la compañía ha reflejado un ligero retroceso en la parte de 'Crop Science' (productos fitosanitarios): en esta parte las ventas cayeron un 2,1%. Bayer achaca este frenazo a la sustancial caída de ventas en Latinoamérica, donde los ingresos pasaron de 2.660 millones de euros a 2.461. Esto supone un descenso del 7,5%, que se ajusta si se descuenta el efecto divisa al 6,9%. "Han caído las ventas en Brasil, particularmente en insecticidas, herbicidas y semillas de crecimiento", informa Bayer, que dice que "las menores plagas han sido un factor añadido que ha presionado las ventas a la baja".

BAYER AG NA

79,83€0,00€0,00 %
  • VOL. DIARIO (Tit.)-
  • APERTURA79,83€
  • MÁXIMO-€
  • MÍNIMO-€
  • ÚLTIMA SESIÓN04/09/2018

Precisamente en 'Crop Science' fue uno de los pocos puntos negros de la empresa un año antes, cuando perdió un 1,6% en el margen de beneficio de esta división. Con todo y a pesar de los buenos números y del aumento del dividendo anunciado ayer del 8%, los inversores no están apoyando la acción de la compañía durante la mañana en que ha hecho públicos sus cifras de 2016. Los títulos cotizados de la empresa caían más del 3% durante la presentación de resultados en el centro de comunicaciones de la compañía en Leverkusen en un día en el que el Dax alemán se sitúa con ligeras subidas. No obstante, la bajada en bolsa se redujo con el paso de la sesión. Esta caída le aleja de los máximos a los que se estaba acercando en fechas recientes y que no transitaba desde abril del año pasado.

Salir de Covestro, fusión con Monsanto

La caída en sus productos fitosanitarios llega en un momento en el que la compañía ha emprendido un camino hacia delante para enfocarse en el mercado de las semillas. No en vano, ya el año pasado anunció su intención de ir vendiendo su casi 64% que posee en Covestro -sigue sin aclarar cuándo-, la división de productos de química industrial que ya funciona al margen de la compañía como si fuera una participada. Este movimiento coincide con la compra de Monsanto, la empresa de semillas estadounidense.

El presidente de la junta directiva del grupo químico y farmacéutico alemán Bayer, Werner Baumann, ofrece una rueda de prensa para anunciar los resultados de la compañía. (EFE)
El presidente de la junta directiva del grupo químico y farmacéutico alemán Bayer, Werner Baumann, ofrece una rueda de prensa para anunciar los resultados de la compañía. (EFE)

La suma de Monsanto y Bayer convierte a la empresa en el mayor productor de semillas del mundo. Esta macrocompra asciende a cerca de 58.000 millones de euros, de los que Bayer tiene en un altísimo porcentaje la financiación para la misma. La gran mayoría será deuda bancaria a través de un prestamo sindicado con grandes bancos de inversión y la otra parte se hará a través de la emisión de bonos convertibles en acciones que ya está realizando.

El suave invierno europeo castiga a Bayer: tuvo menos ingresos en la venta de aspirinas

Bayer señala que ya ha superado dos terceras partes de las normas regulatorias que le imponen tanto en Estados Unidos como en Europa y cree que tendrá cerrada la operación a finales de este año. A principios de 2016, los responsables de la compañía se reunieron con Donald Trump para garantizar los empleos y las inversiones en el país norteamericano. El caballo de batalla para Bayer en Europa es convencer a las autoridades de que permita rebajar los estándares de regualción de transgénicos al menos al nivel que están en Estados Unidos. Una tarea para el nuevo presidente la compañía, Werner Baumann, que trabajó durante cinco años en España y sustituyó a Marjin Dekkers a mediados del año pasado.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios