Escotet termina de pagar NCG Banco al Estado... con el dividendo de la entidad
  1. Empresas
LOS 1.003 MILLONES DE LA SUBASTA

Escotet termina de pagar NCG Banco al Estado... con el dividendo de la entidad

Banesco ha efectuado el último pago de los 1.003 millones de la compra de NCG Banco, actual Abanca, al FROB. Pero este dinero ha salido del propio dividendo de la entidad

Foto: Juan Carlos Escotet (i), en un acto con los Reyes patrocinado por Abanca. (EFE)
Juan Carlos Escotet (i), en un acto con los Reyes patrocinado por Abanca. (EFE)

Juan Carlos Escotet, presidente de Banesco, ha efectuado este viernes el pago de los últimos 300 millones que adeudaba al FROB (el fondo público de rescate bancario) por la compra de NCG Banco (Novacaixagalicia). Con esto, completa los 1.003 millones con los que se impuso a La Caixa en la subasta de las cajas gallegas. Ahora bien, este último pago, al igual que el anterior de 2016, ha salido del dividendo que Banesco cobra de la propia entidad, hoy rebatutizada como Abanca, por lo que Escotet no ha tenido que poner dinero de su bolsillo.

El pasado 2 de febrero, Abanca anunció el reparto de un dividendo de 0,1409 euros por acción pese a no haber publicado todavía sus resultados del ejercicio de 2016. En total, el importe repartido por las antiguas cajas gallegas asciende a 315,45 millones, de los que el 88,33% corresponde a Banesco. Esta retribución es con la que el banco venezolano ha hecho frente al grueso del importe adeudado al FROB.

No es la primera vez que Escotet utiliza los recursos de Abanca para pagar sus deudas con el Estado. Ya en abril del año pasado abanca distribuyó un dividendo idéntico al de este mes, lo que permitió a Banesco abonar otros 300 millones al FROB. La estructura de la operación consistía en un pago inicial de 403 millones y posteriores pagos en 2016, 2017 y 2018 hasta completar los citados 1.003 millones en 2018. Algo que se ha adelantado un año gracias a estos repartos del beneficio de Abanca.

Banesco sólo ha puesto 400 millones de su dinero

De hecho, este banquero ya trató de utilizar esta fórmula en 2015, pero el FROB se lo impidió hasta que no adelantara dinero propio para la operación. Esta prohibición, como adelantó en su día El Confidencial, estuvo avalada por la fuerte caída de márgenes de Abanca en 2014 (del 67%), que motivó que el supervisor pidiera guardar el beneficio para reforzar la solvencia de la entidad. Además, en ese ejercicio arrojaba pérdidas antes de impuestos, aunque conceptos puramente contables como el fondo de comercio negativo y los créditos fiscales (DTA) disparaban el beneficio neto a una cifra estratosférica de 2.751 millones, superior al beneficio de BBVA.

Con este ritmo de dividendos, Escotet recuperará su inversión en un año y no tiene prisa por vender Abanca, ante la falta de ofertas con plusvalías

Así pues, en conjunto Escotet ha pagado al Estado español 403 millones de Banesco y otros 600 de los resultados de la propia Abanca. Si la entidad continúa dando beneficios en los próximos años, algo previsible gracias a las expectativas de subida de tipos y a la menor necesidad de saneamientos (Abanca es la única entidad a la que se le ha permitido liberar provisiones en España), el banquero venezolano recuperará también el dinero aportado inicialmente ya el próximo año.

Escotet ya no tiene prisa por vender

Por eso, algunos observadores empiezan a descartar la perentoriedad de la venta de la entidad; hasta ahora, la tesis más extendida era que Escotet pretendía 'dar el pase' en cuanto tuviera ocasión, precisamente para no tener que hacer frente a los pagos pendientes. Pero, una vez resuelta esta cuestión gracias al dividendo, no tiene ninguna urgencia por vender... salvo que alguien le haga una oferta que implique una importante plusvalía. Algo que no parece probable hoy por hoy: la única entidad con verdadero interés es CaixaBank (Galicia es su talón de Aquiles y quedó segunda en la subasta de NCG), pero no está dispuesta a pagar una cifra superior a los 1.003 millones.

Escotet tampoco tiene obligación de sacar a bolsa Abanca, a diferencia de las otras antiguas cajas, puesto que él ya es un propietario privado y no le afectan las condiciones impuestas a España por Bruselas a cambio del rescate financiero. Otra cosa es que, en un futuro, le interese que el banco cotice para poder ir vendiendo participaciones; por eso, lo sacará a bolsa cuando haya un momento propicio de mercado.

Los 1.003 millones son lo único que se ha recuperado de los 12.280 millones de dinero público inyectados a la entidad según el Tribunal de Cuentas. Además, Escotet consiguió una serie de garantías (como la responsabilidad de las cláusulas suelo, que corresponde en un 85% al Estado) que el FROB valoró inicialmente en 247 millones y que se aplicarán directamente a la entidad, no a su principal accionista, según fuentes del fondo de rescate.

Juan Carlos Escotet Noticias de Abanca Banesco Dividendos FROB Subasta Noticias de La Caixa
El redactor recomienda