los acreedores se confían a exbanqueros

Directivos de Santander y BBVA 'defienden' a los fondos buitres en las radiales en quiebra

Guillermo de la Dehesa asesora a Taconic Capital, que ha adquirido préstamos de Caixabank, Sabadell, Ibercaja y Santander; José Barreiro lo hace para Stategic Value Partners

Foto: Vista de la R-2 a su paso por Madrid. (EFE)
Vista de la R-2 a su paso por Madrid. (EFE)

Los fondos oportunistas que llevan meses comprando empresas españolas a precio de derribo han decidido ponerse en manos de grandes ejecutivos de la banca tradicional para negociar con el Gobierno el rescate de las autopistas de peaje en quiebra. Una situación que ha sorprendido al Ministerio de Fomento, que al mismo tiempo ha visto que varias de las principales entidades financieras nacionales han vendido los cerca de 5.000 millones de deuda vencida e impagada para lavarse las manos en esta compleja situación.

Según distintas fuentes, Guillermo de la Dehesa, consejero y vicepresidente del Banco Santander, se ha convertido en interlocutor con el Gobierno de Taconic Capital, el fondo buitre que ha estado adquiriendo los préstamos que bancos como CaixaBank, Sabadell, Ibercaja y el propio Santander han ido traspasando, apenas al 10% de su valor nominal. Taconic Capital, dirigido en España por Jaime Lamo de Espinosa, es el mayor acreedor de las autopistas radiales que actualmente están en fase de liquidación.

Guillermo de la Dehesa. (EFE)
Guillermo de la Dehesa. (EFE)

De la Dehesa, uno de los economistas del Estado con más prestigio, señala que su labor es la de asesor del fondo estadounidense, cosa que lleva haciendo casi cuatro años, pero que no interviene directamente en las negociaciones con el Ministerio de Fomento. De la Dehesa es también miembro del consejo asesor internacional de Goldman Sachs, entidad que se ha convertido en uno de los acreedores destacados de las nueve autopistas de peaje actualmente en quiebra. Otras fuentes indican que, dada la experiencia y los contactos del vicepresidente del Santander, su labor está siendo relevante en el acercamiento entre el Gobierno de Mariano Rajoy y los tenedores de casi dos tercios de los 4.000 millones de deuda que arrastran estas infraestructuras.

Por si no fuera suficiente, Taconic se ha hecho también con los servicios de José Gefaell, un ex banquero de BNP Paribas que hasta el pasado mes de diciembre trabajó como director general del Instituto de Crédito Oficial (ICO). Ahora está del otro lado, de los acreedores que negocian contra el Estado, algo que ha provocado cierta contradicción en Fomento.

Junto a Taconic Capital y Goldman Sachs, los otros fondos oportunistas que tienen en cartera más deuda de las radiales son Strategic Value Partners, GSO, dependiente de Blackstone, una de las mayores firmas de inversión del mundo, King Street, JP Morgan y Deutsche Bank.

Stategic Value Partners, conocido como SPV Global, tiene en nómina a José Barreiro, ex responsable de banca mayorista de BBVA hasta 2012. Barreiro, consejero actual de Saeta Yield —la empresa de renovables de ACS— y exmiembro del consejo de administración de Bolsas y Mercados Españoles (BME), está haciendo también labores de interlocutor entre el fondo 'distress' británico y Fomento.

Taconic Capital, dirigido en España por Jaime Lamo de Espinosa, es el mayor acreedor de las autopistas radiales que actualmente están en fase de liquidación

En el ministerio, están sorprendidos por la presencia de estos directivos, puesto que tanto Santander como BBVA financiaron con cientos de millones la construcción y posterior gestión de estas autopistas, al borde de la quiebra por los erróneos de cálculos de ingresos por tráfico y coste de la deuda. Es decir, les consideran responsables de este agujero —que irá contra las cuentas públicas—, del que ahora se están beneficiando como asesores.

Por su parte, Blackstone tiene como asesor de cabecera a Claudio Boada, consejero de Prisa, expresidente del Círculo de Empresarios y expresidente de Lehman Brothers en España. Boada tiene mucha experiencia en el sistema financiero —donde lleva más de 30 años— y en la quiebra de empresas, ya que Abantia, la ingeniería de su familia, entró en concurso de acreedores en 2016 al no poder hacer frente al pago de la deuda.

(EFE)
(EFE)

Unicaja, el último en vender

Estos fondos oportunistas se han unido para hacer un frente común en las primeras conversaciones con el Gobierno. Además de contar con estos asesores personales, han contratado a Houlihan Lokey, el mayor banco del mundo en reestructuraciones, la entidad que ha liderado los rescates de Abengoa, Isolux, Eroski, Panrico, Codere, Itevelesa y TP Ferro, la empresa de ACS y la francesa Eiffage, que tiene la concesión del quebrado AVE entre España y Francia.

La última reunión entre las partes tuvo lugar la semana pasada, acto al que también acudieron las empresas constructoras —Abertis, ACS, Globalvia, Sacyr, Ferrovial, Acciona y OHL—, dueñas de las concesiones. Casi al mismo tiempo, se producía la última venta acelerada de deuda de un banco español, en este caso Unicaja, que ha decidido no esperar ningún acuerdo y desprenderse de los 70 millones que había prestado.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios