contra antonio romero-haupold

El presidente de Carbures denuncia al heredero de Gin Rives ante la CNMV

Rafael Contreras ha enviado una carta al regulador y a Antonio Zoido en la que desenmascara la doble labor del presidente de la Asociación de Empresas del MAB

Foto: Rafael Contreras, presidente de Carbures
Rafael Contreras, presidente de Carbures

Rafael Contreras sigue persiguiendo a los que, en su opinión, han dificultado el proyecto de Carbures. Si primero despidió a Juan Juárez, el consejero delegado con el que el grupo vivió su subida a los cielos y la caída a los infiernos, y recientemente a José María Tarragó, el siguiente número dos de la compañía fabricante de piezas para aviones y coches, ahora la ha emprendido contra Antonio Romero-Haupold, antiguo accionista de la empresa y presidente de la Asociación de Empresas del Mercado Alternativo Bursátil (AEMAB).

El fundador de Carbures ha enviado una carta a Antonio Zoido, presidente de Bolsas y Mercados Españoles (BME), para denunciar la intromisión de Romero-Haupold, anterior socio de Contreras, nacido como él en El Puerto de Santa María (Cádiz) y heredero de la emblemática y centenaria Gin Rives. En la misiva a la que ha tenido acceso El Confidencial, el presidente de la compañía comunica a Zoido su intención de poner en su conocimiento un “comportamiento que consideramos grave pues induce a equívocos y malentendidos a nuestros siete mil accionistas”.

Según denuncia Contreras, Romero-Haupold estuvo llamando a inversores particulares de Carbures para darles su opinión sobre sus derechos, el gobierno corporativo y los órganos de gestión en los días previos a la celebración de la junta extraordinaria que se celebró el pasado día 13 y en la que se puso de manifiesto la disputa entre los principales accionistas: el propio Contreras y Black Toro, por una parte, y José María Tarragó, socio de Romero Haupold a través de Catalano Andaluza de Inversiones SL, por otra.

Aunque explica que este “comportamiento es absolutamente legítimo en cualquier accionista de la compañía”, el presidente de Carbures advierte que esta actuación “adquiere una difícil significación cuando viene de alguien que dice ostentar la condición de presidente de la Asociación de Empresas del MAB”. En este sentido, añade en su carta a Zoido y a Sebastián Abella, el nuevo presidente de la CNMV, que considera “todavía más grave que en dichas intervenciones utilice el nombre del regulador para reforzar su opinión, creando una gran confusión entre el accionariado minoritario”.

Contreras reconoce que la Asociación de Empresas del MAB es una entidad privada y “por tanto ajena a cualquier poder disciplinario de la entidad que usted preside, pero creo que tampoco debe desconocer que la afiliación en la denominación de tal sociedad de las siglas MAB hace, a ojos de muchos accionistas, que la posición de Romero-Haupold queda revestida por un halo de oficialidad institucional”. En su opinión, tal situación lleva a dichos numerosos accionistas de Carbures a “tener la perspectiva equivocada, pero comprensible, de que las críticas a la compañía, su gestión y órgano se hacen desde el MAB”.

“Todo esto lo pongo en su conocimiento rogándole que haga los mejores esfuerzos en defensa de la transparencia en el mercado, de los accionistas de Carbures y del resto de empresas del MAB, que seguramente son desconocedoras de dichas actuaciones”, termina la carta contra Romero-Haupold, que se describe cómo asesor independiente, pese a admitir al mismo tiempo que invierte en varias compañías cotizadas en esta bolsa para pymes.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios