a rosalía portela y carlos sagasta

Vodafone gana el pleito por los pagos millonarios a sus exdirectivos

El Tribunal Supremo ha sentenciado que ni la ex consejera delegada ni el ex director financiero, despedidos tras descubrirse un fraude fiscal, tienen derecho a sus indemnizaciones

Foto: Un cartel de Vodafone en el exterior de una tienda en Londres. (Reuters)
Un cartel de Vodafone en el exterior de una tienda en Londres. (Reuters)

Cambio radical de rumbo del pleito que Vodafone tiene abierto con dos de sus principales exdirectivos. Según dos autos recientes de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, la compañía de telecomunicaciones no deberá indemnizar ni a Rosalía Portela ni a Carlos Sagasta, ex consejera delegada y ex director financiero, respectivamente, los cuales abandonaron la empresa tras conocerse el fraude fiscal por compraventa internacional de llamadas realizado a través de Ono.

Rosalía Portela, presidenta de Deoleo.
Rosalía Portela, presidenta de Deoleo.

Pese a que en principio la Justicia había dado la razón a Portela, actual presidenta de Deoleo, lo que había obligado a Vodafone a pagarle 900.000 euros, una reciente sentencia del Tribunal Supremo ha estimado el recurso de la compañía inglesa y ha revocado el dictamen anterior que declaraba improcedente el despido de la que fue número dos del grupo de telecomunicaciones antes de la fusión entre Vodafone y Ono.

La Sala de lo Social ha concluido la incompetencia de la jurisdicción social para dirimir la pretensión económica de Portela, y ha remitido a las partes al orden civil, con devolución a Vodafone Ono de la cantidad consignada para hacer frente a la indemnización de la exdirectiva. Así pues, en este último caso, será la jurisdicción civil quien conozca de las demandas cruzadas entre Vodafone Ono y Portela, que había reclamado seis millones de euros en una primera instancia.

Por otra parte, el Tribunal Supremo ha declarado procedente el despido disciplinario del antiguo director financiero Carlos Sagasta, como personal laboral de alta dirección, convalidando la decisión de la empresa de hacerlo sin derecho a indemnización ni a salarios de tramitación, ni tampoco a preaviso, y absolviendo a la empresa de las peticiones formuladas en su contra.

Falta de diligencia

José María Castellano. (Ono)
José María Castellano. (Ono)

Los despidos de Portela, Sagasta y la salida de José María Castellano, presidente de Ono, se produjeron porque Vodafone les acusó de no haber sido diligentes en la supervisión de uno de los negocios del grupo objeto de una inspección por parte de la Agencia Tributaria, investigación que acabó con una sanción de 65 millones de euros. La multa llegó con posterioridad a la compra de Ono por parte de Vodafone, que entendió que no había sido informada de este fraude fiscal que al mismo tiempo provocaba "un aumento difícilmente comprensible de la cifra de negocio de tal área", según el recurso de Vodafone.

Tras el despido, Vodafone congeló además un bonus de 25 millones de euros al que Portela tenía derecho por contrato por vender la compañía o sacarla a bolsa. La inglesa, ante las posibles consecuencias del escándalo fiscal, decidió no abonar este premio a la ex consejera delegada, al presidente, José María Castellano —le correspondían otros 25 millones— y a Carlos Sagasta, directivo financiero (15 millones).

Este juicio por la vía laboral es el segundo capítulo de una batalla legal que ahora tendrá la verdadera guerra por lo mercantil. Porque Castellano y Portela demandaron a la británica por daños al honor por responsabilizarlos de la sanción impuesta por Hacienda, una demanda por la que exigen, además del cobro de sus bonus congelados, una indemnización de 100 millones de euros. 

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios