Vodafone lanza una 'caza de brujas' entre directivos de ONO por el fraude fiscal
  1. Empresas
despide a ejecutivos implicados en el caso

Vodafone lanza una 'caza de brujas' entre directivos de ONO por el fraude fiscal

La multinacional británica ha despedido a varios ejecutivos presuntamente relacionados con el fraude fiscal de 60 millones de euros descubierto en ONO y que le fue ocultado por la cúpula de la operadora

Foto: Sede central de ONO en Pozuelo de Alarcón, Madrid. (REUTERS/Sergio Pérez)
Sede central de ONO en Pozuelo de Alarcón, Madrid. (REUTERS/Sergio Pérez)

El caso demillonario fraude fiscal descubierto en ONOjusto antes de la compra de la empresa de telecomunicaciones por parte de Vodafone sigue trayendo cola. Además de los pleitos legales contra los principales directivos de la compañía adquirida, la multinacional británica acaba de despedir a parte de la cúpula que estuvo relacionada con el negocio a través del cual eludieron el pago del IVA a Hacienda.

Según fuentes conocedoras de la situación, en los últimos días Vodafone ha prescindido de Pablo Freire, director de estrategia e innovación y anteriormente del área denominada Wholesale desde la que se hacía la compra y venta de minutos de llamadas internacionales sin declararlas a la Agencia Tributaria.

TambiénVictor Guerrero, que era director general de empresas y que,como Freire, había sido ascendido recientemente a la nueva estructura directiva de Vodafone como jefe de Corporate, ha pactado su salida. Por último, a finales de enero dejó la compañía Juan Luis Delgado, el anterior secretario del consejo de administración de ONO.

No son las únicas salidas que ha habido tras el affaire del IVA, ya que a finales de noviembre del pasado año tuvo que abandonar la compañía José Miguel Parra, el jefe del grupo dedicado al control del tráfico de llamadas internacionales. Antes, cuando Hacienda avisó a ONOde las presuntas irregularidades, en febrero de 2014, al poco tiempo causaron baja voluntaria Joaquín de Mier, responsable de desarrollo de negocio Wholesale Voice entre enero de 2010 y junio de 2014; Álvaro Baos, que estuvo desde febrero de 2012 al frente de esta actividad, eIñaki López Pelegrín, que llevaba desde 2008 en esta división.

Con indemnización

En septiembre, cuando El Confidencial publicó en exclusiva el escándalo, Vodafone despidióa Rosalía Portela, la consejera delegada, y Carlos Sagasta, el director financiero, amén de anular el bonus de 70 millones de euros que estos dos directivos, junto con el presidente de ONO, José María Castellano, tenían garantizados por la venta a la multinacional británica.

La diferencia entre las recientes salidas y las primeras es que estas últimas han ido acompañadas de sus respectivas indemnizaciones, mientras que las primeras fueron despidos fulminantes por motivos disciplinarios sin compensación alguna. El desacuerdo es tal que tanto Portela como Sagasta han demandado a Vodafone por la vía laboral, mientras que Castellano ha puesto una demanda civil contra el grupo británico en la que le exige hasta 100 millones por daños al honor. Las vistas están previstas para el próximo mes de junio.

Otras fuentes indican que la caza de brujas todavía no ha terminado y que en los próximos días podrían producirse nuevas destituciones una vez que Vodafone ha analizado la auditoria forense que realizó Deloitte para depurar responsabilidades, una investigación a través de la que accedió al disco duro de los ordenadores personales de todos los implicados.

ONO Hacienda Carlos Sagasta Rosalía Portela José María Castellano Vodafone
El redactor recomienda