Presunta estafa a una pyme española

La Audiencia Provincial ordena imputar al CEO mundial de American Express

Un año después de que Plaza de Castilla imputara a Kenneth Chenault por presunta estafa a una pyme española, la Audiencia ha refrendado la decisión, que ya es definitiva

Foto: Foto de archivo de Juan Carlos I con el presidente mundial de American Express, Kenneth I. Chenault, en el Palacio de la Zarzuela. (EFE)
Foto de archivo de Juan Carlos I con el presidente mundial de American Express, Kenneth I. Chenault, en el Palacio de la Zarzuela. (EFE)

David ha vuelto a ganar a Goliat. Un año después que la pyme de tecnología española, Trappit, venciera al gigante internacional American Express, al lograr que el Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid citara en calidad de querellado al consejero delegado mundial de la entidad, Kenneth I. Chenault, esta pequeña empresa ha vuelto a conseguir imponerse en los tribunales, al lograr que una instancia superior, la Audiencia Provincial de Madrid, haya refrendado aquella imputación.

Para poder citar a Chenault, Plaza de Castilla se acogió al Convenio de Cooperación Judicial entre España y Estados Unidos, y en dos provindencias de noviembre de 2015 falló enviar unas rogatorias al otro lado del Atlántico, para que la propia Fiscalía de Nueva York tomara declaración al presidente y consejero delegado de American Express, tal y como adelantó El Confidencial.

Sin embargo, las rogatorias que habrían permitido ejecutar esta orden judicial nunca salieron de la piel de toro, debido a que en estos meses ha habido intentos de sobreseimiento del caso y varios recursos que terminaron elevando el procedimiento hasta la sección número 1 de la Audiencia Provincial de Madrid, que el pasado 2 de noviembre refrendó la imputación de Kenneth I. Chenault, según el auto al que ha tenido acceso este medio.

Junto a él, también están citados William Glenn, consejero delegado mundial de American Express Global Business Travel (la filial de viajes del gigante) Kevin P. Yeh, responsable de nuevos productos en American Express Busines Travel; Katrina Cliffe, responsable del Departamento Global de Business Travel de American Express en Europa cuando ocurrieron los hechos; Lynsey Verillo, gerente de Gestión y Desarrollo de Negocios y Relaciones Globales con Proveedores de American Express en Europa, y Joanna Macleod, vicepresidenta sénior de proveedores de American Express Global Business Travel.

Como señala la propia Audiencia Provincial en su fallo, "contra este auto no cabe recurso", lo que significa que el Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, cuyo titular cambió poco después de la citación de Chenault, debe reabrir el procedimiento y la tramitación de las rogatorias, según los expertos legales consultados por este medio.

Historia de una presunta estafa

Trappit es una pequeña empresa de tecnología española que desarrolló el sistema ARPO, un robot que permite monitorizar en tiempo real el precio de los billetes de las aerolíneas y obtener ahorros medios cercanos al 8% para las compañías. Gracias a la antigua relación profesional de uno de sus socios con American Express, la pyme decidió ofrecer su invento a la multinacional, con la idea de implantarlo en su filial Global Business Travel.

De aquel contacto surgió una primera reunión en Londres, el 3 de febrero de 2014, con responsables para Emea -Europa, Oriente Medio y África- de la empresa de viajes, entre los que se encontraba Katrina Cliffe. Esta misma directiva fue quien remitió a los representantes de Trappit a Kevin P. Yeh, y a William Glenn, los otros dos directivos que, junto a Chenault, deberán ser interrogados por la Fiscalía de la Ciudad de Nueva York cuando se cumpla el auto de la Audiencia y se envíen las rogatorias.

Daniel de Carvajal y Luis Martín Lázaro, fundadores de Trappit
Daniel de Carvajal y Luis Martín Lázaro, fundadores de Trappit

Durante 12 meses, los responsables de Trappit estuvieron negociando con directivos de la multinacional en España, Reino Unido y Estados Unidos, para la posible integración dentro de sus sistemas de ARPO, cuya inscripción en el registro territorial de la propiedad intelectual es anterior a la citada primera reunión en Londres, según los hechos denunciados por la pyme española.

Pero, un año después de aquella primera reunión en Londres, un cliente les advirtió de que American Express había desarrollado su propia herramienta, Lastfare, y había empezado a presentarla ante las empresas, desarrollo que la pyme española considera una copia de Arpo y que les llevó a presentar una querella en junio de 2015 por los supuestos delito de estafa, contra la propiedad intelectual, competencia desleal y delito relativo al mercado y los consumidores. 

Un mes después, el juzgado de instrucción número 51 de Madrid admitió a trámite la querella y citó como imputados a Luis Dupuy, director general de American Express Global Business Travel España; Estefanía Ruiz de Esguide, responsable del departamento de Desarrollo de Nuevos Productos; José Luis Giráldez, jefe del departamento de Clientes, y a la propia American Express España.

Tras escuchar las declaraciones de todas las partes, en noviembre de 2015, el tribunal amplió la dimensión del caso a Estados Unidos y Reino Unido, y ordenó el envío de sendas comisiones rogatorias, decisión que, un año después, ha sido refrendada por la Audiencia Provincial.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios