las tres empresas cancelan emisiones de bonos

El efecto Trump encarece el coste del dinero a Iberdrola, Gas Natural y Repsol

Las tres compañías han puesto en cuarentena hasta cuatro emisiones de bonos por la caída en picado de los bonos, lo que ha provocado una fuerte subida de las rentabilidades

Foto: Donald Trump. (Ilustración: Raúl Arias)
Donald Trump. (Ilustración: Raúl Arias)

La victoria electoral de Donald Trump empieza a afectar de forma directa a las empresas españolas. El repunte inicial de la bolsa ha provocado una brusca caída de los bonos, cuya rentabilidad, que se mueve a la inversa, ha subido con fuerza desde los mínimos históricos en los que estaba hace apenas una semana. Este cambio de tendencia ha provocado que compañías como Iberdrola y Gas Natural hayan tenido que reconsiderar hasta tres emisiones de renta fija, al encarecerse el precio que piden los inversores por comprar sus activos.

La inesperada coronación de Trump ha provocado dos terremotos en los mercados financieros. El primero, un giro total en la evolución de los tipos de interés y su impacto en aquellas empresas que están beneficiándose —inmobiliarias, infraestructuras y eléctricas— de un precio del dinero nunca visto. El segundo, un 'shock' en el sector energético, por su apuesta por las fuentes fósiles en contra de las renovables. Grupos españoles como Iberdrola y Gas Natural están entre medias de los dos seísmos y lo empiezan a pagar.

Fuentes financieras han confirmado que la eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán ha dejado en espera una emisión de bonos verdes y otra en dólares. Iberdrola había contactado con bancos para sondear el mercado y captar dinero barato justo días después de la votación por la Casa Blanca, dando por hecho que Hillary Clinton se impondría a Trump. Pero la victoria del líder republicano ha trastocado los planes, porque la rentabilidad del bono español ha pasado de cotizar a 1,516 desde los 1,241 a los que se cambiaba un día antes de los comicios. Es decir, se ha encarecido cerca de un 20%.

El importe de las dos colocaciones de Iberdrola oscilaba entre los 1.500 y los 2.000 millones, volumen que siempre está supeditado a la demanda que se capta tras contactar con los inversores. Desde la compañía con sede en Bilbao, aseguran que en breve continuarán con sus operaciones de refinanciación de su deuda, ampliando el periodo de vencimiento de sus bonos y el precio de sus activos de renta fija.

El logo de Iberdrola. (Reuters)
El logo de Iberdrola. (Reuters)

Iberdrola, con Pepe Sanz Armada al frente del departamento financiero, siempre ha destacado por su capacidad para abaratar el coste de su financiación, como demuestra que este año ya hizo dos emisiones de los denominados bonos verdes por 1.700 millones de euros, a precios absolutamente históricos. La última, la realizada en septiembre por 700 millones, la colocó a 32 puntos básicos, el precio más bajo desde que recurre a los mercados.

La eléctrica participada por Kutxabank y por Qatar es la que más ha sufrido el programa electoral de Trump, que respalda fomentar las energías nucleares y el carbón en contra de las fuentes limpias, como las renovables. En su opinión, la apuesta por la sostenibilidad del cambio climático ha encarecido los precios y ha provocado que “las casas de los americanos sean más frías en invierno y más calientes en verano”. Este mantra ha provocado una caída de casi el 10% de Avangrid, la filial estadounidense del grupo español, dueño del 81% de esta sociedad cotizada en Wall Street. En apenas una semana, ha perdido casi 1.100 millones de capitalización, de los que 850 corresponden a Iberdrola.

Con la vista en 2017

Logo de Gas Natural Fenosa en uno de sus edificios. (Reuters)
Logo de Gas Natural Fenosa en uno de sus edificios. (Reuters)

Por su parte, según fuentes financieras, Gas Natural estaba valorando la posibilidad de lanzar una emisión de bonos sénior a 10 años, que definitivamente ha quedado postergada para 2017. La empresa catalana aclara que en estos momentos no tenía ninguna colocación en la parrilla y que lo que se estaba preparando eran posibles operaciones para el próximo año, tras reunirse con los inversores para presentar los resultados del tercer trimestre. Desde la victoria de Trump, las acciones de la gasista participada por CaixaBank, Repsol y el fondo estadounidense GIC han caído un 7%, frente al 3,1% que se ha dejado el Ibex en este periodo.

Repsol también tenía previsto lanzar este mes de noviembre hasta 1.500 millones de euros en bonos híbridos, para continuar con su plan de reducir el endeudamiento, engordado tras la compra de la canadiense Talisman. Pero desde la compañía reconocen que tampoco tienen prisa en acudir a los mercados tras el repunte de los tipos de interés, pese a que esta operación, estructurada en dos tramos, lleva más de un año de espera después de hacer una primera colocación en 2015.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios