El banco sube en bolsa cerca del 15% desde que ganó

Conflicto para Trump: fijar el 'multazo' a Deutsche, el mayor acreedor de su imperio

La entidad podría alcanzar pronto un acuerdo con EEUU por la multimillonaria multa que pesa sobre el banco tras el inesperado triunfo electoral del magnate, según Barclays

Foto: Banderas de Estados Unidos a la entrada del Hotel Trump en Washington. (Reuters)
Banderas de Estados Unidos a la entrada del Hotel Trump en Washington. (Reuters)

"Cuando Donald Trump necesita un préstamo, opta por el Deutsche Bank", titulaba 'The Wall Street Journal' el pasado mes de marzo. Y es que la entidad alemana es el principal financiador de los negocios del magnate republicano. De hecho, el banco germano es el único gran banco de Wall Street que ha seguido prestando apoyo financiero al conglomerado empresarial de Trump, incluso cuando algunas de las compañías entraron en quiebra, destaca 'The Washington Post'.

La relación entre la entidad alemana y el recién elegido presidente de Estados Unidos se remonta a 1998, con préstamos de por lo menos 2.500 millones de dólares, según los cálculos de 'WSJ'. A pesar de que también ha habido encontronazos entre el banco y el empresario, la relación financiera se ha mantenido, cosa que no ha sucedido con otros grandes bancos de Wall Street, como Citigroup, JP Morgan y Morgan Stanley.

Por ello, los medios americanos ya ven el primer y controvertido conflicto de intereses que tendrá que enfrentar el magnate americano. Deutsche Bank sufre una fuerte presión debido a una multimillonaria sanción por parte del Departamento de Justicia de Estados Unidos, ministerio del Gobierno de los Estados Unidos que en dos meses regentará Trump, por la comercialización de productos tóxicos asociados a las hipotecas 'subprime'. Los primeros cálculos apuntaban a que el multazo podría ascender hasta los 14.000 millones de dólares, lo que de consumarse podría provocar la quiebra del banco. Este asunto trae de cabeza, entre otros, al Gobierno de Angela Merkel, ya que se apuntaba a que Deutsche Bank necesitaría un rescate público para hacer frente a la sanción de EEUU a través de una ampliación de capital. 

Sin embargo, desde un primer momento se sabía que la multa final, después de negociar con las autoridades americanas, se quedaría en una cantidad inferior, aún sin concretar. Ahora, Trump se encuentra con esta patata caliente encima de la mesa. Su Gobierno debe decidir a cuánto asciende la multa sobre un banco con el que el magnate acarrea una deuda, según los cálculos de la prensa económica americana, que es de alrededor de 100 millones de dólares en la actualidad. 

Este hecho tampoco ha caído en saco roto para los analistas. "Deutsche Bank podría alcanzar pronto un acuerdo, y menos costoso con EEUU, como resultado del inesperado triunfo de Donald Trump", sostiene Bloomberg citando un análisis de Barclays. La compañía alemana avanza en bolsa de forma ininterrumpida desde que Trump ganó las elecciones. Así, el 'rally' alcista que está experimentando es de cerca del 15%. Con la victoria de Trump, Deutsche Bank extendió sus ganancias. Desde el lunes anterior a las elecciones, el banco alemán cuenta las sesiones bursátiles en verde. Ha subido en una semana un 25%.

No obstante, para Jaume Puig, director general de GVC Gaesco Gestión, la subida de Deutsche Bank se debe principalmente al rebote natural de una compañía que cayó mucho más de su valor real cuando apareció la cuestión de la multa de EEUU. "Hay que destacar que dentro del capital de la compañía hay muchos 'hedge funds' con posiciones bajistas que están esperando a que se produzca una ampliación de capital, con lo que a medida que se aleja esa posibilidad, se cierran cortos y la acción sube y se acerca más a lo que sería su valor real", explica este analista.

Evolución de la cotización en seis meses de Deutsche Bank. (Bloomberg)
Evolución de la cotización en seis meses de Deutsche Bank. (Bloomberg)

Pero las ventajas que Deutsche Bank podría encontrar con la victoria de Trump no se quedan ahí. La entidad también sufre problemas legales con las autoridades rusas, por supuesto blanqueo de capitales. La buena relación que Trump ha mostrado con Rusia podría también beneficiar a los intereses del banco. Al margen del posible conflicto de intereses entre Trump y Deutsche Bank, el sector bancario en general ha respondido de forma positiva a la victoria electoral del republicano. Los planes de inversión que incluye el programa electoral de Donald Trump se han interpretado como un estímulo al crecimiento que puede beneficiar al sector financiero, así como la subida de tipos de interés que ya se descuenta por parte de la Reserva Federal.

No obstante, los conflictos de interés que acarrea el magnate, dado el volumen de sus negocios, pueden ser una constante en muchas de las decisiones que tenga que tomar la Administración entrante. En vista de ello, Trump ha decidido renunciar al sueldo de presidente y ha puesto a nombre de sus hijos todos sus negocios. Este gesto no es obligatorio para el presidente de EEUU, como sí lo es para el resto de miembros del Ejecutivo. Una ley promulgada después del Watergate, en 1978, estableció unas reglas estrictas que obligan a abstenerse de participar en asuntos en los que las autoridades tengan intereses económicos. Sin embargo, el presidente está exento.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios