Es noticia
Menú
Goldman rinde pleitesía a Rajoy para vender Redexis y deja fuera a Iberdrola y Endesa
  1. Empresas
tras varios meses de demora

Goldman rinde pleitesía a Rajoy para vender Redexis y deja fuera a Iberdrola y Endesa

El fondo de infraestructuras del banco americano ha hecho coincidir la venta de su negocio de gas en España con la formación del nuevo Gobierno tras varios meses de demora

Foto: (Reuters)
(Reuters)

Goldman Sachs siempre ha tenido un trato muy delicado con los políticos. Hasta el punto de que ha fichado a varios de ellos tras dejar cargos con muchos galones en las más altas instituciones internacionales, o ha prestado a algunos de sus banqueros para que pusieran en práctica sus excelsos conocimientos financieros a presidencias de gobiernos o ministerios de Economía. Entre sus más ilustres empleados se encuentran el expresidente de la Comisión Europea José Manuel Durao Barroso, el actual presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, o el ex primer ministro de Italia Mario Monti.

El banco estadounidense ha tenido también la consideración de esperar a que se formase Gobierno en España para poner en marcha la venta de Redexis, la empresa dedicada a llevar el gas ciudad a los hogares y a las empresas. El fondo de infraestructuras de Goldman Sachs, que lleva más de un año analizando esta desinversión, contrató el 29 de julio a Citi y a su propia división de banca corporativa, para ofrecer esta compañía comprada a Endesa en 2000 por unos 1.000 millones de euros. Sin embargo, la operación no había salido al mercado hasta, curiosamente, el pasado viernes, cuando los dos asesores enviaron el cuaderno de venta a los potenciales compradores.

Fuentes próximas a Redexis aseguran que la demora de tres meses entre la contratación de Citi y del propio Goldman Sachs y el lanzamiento oficial de la operación se ha debido a los trámites habituales de este tipo de procesos corporativos, en los que el fondo de infraestructuras del banco americano ha querido ser muy escrupuloso. Otras fuentes llaman la atención sobre la coincidencia de que la puesta de largo de la desinversión haya sido simultánea a la toma de posesión de Mariano Rajoy y del nuevo ministro de Energía y Turismo, Álvaro Nadal.

Aunque no se esperan cambios regulatorios nuevos, Redexis, como cualquier otra empresa energética, depende de los reales decretos del Gobierno, por lo que es necesario conocer cuáles son los planteamientos del nuevo Ejecutivo para la legislatura que ahora comienza. Según otras fuentes, ejecutivos cercanos a Goldman Sachs se entrevistaron días atrás con Nadal para conocer las líneas maestras del Ejecutivo en el sector energético, sobre todo para saber si se esperarían cambios en el negocio del gas.

La respuesta fue que no habrá grandes novedades en el sector después de que el anterior ministro de Industria, José Manuel Soría, pusiera patas arriba a las eléctricas, tanto en sus actividades tradicionales como en sus inversiones en renovables. Tras el mensaje de tranquilidad para calmar la inquietud de los posibles compradores, Goldman Sachs decidió el pasado viernes iniciar el proceso de venta de Redexis, que podría alcanzar un valor próximo a los 2.500 millones de euros. El banco solo ha invitado a otros fondos de infraestructuras, por lo que ha dejado fuera a compañías industriales como Iberdrola, Endesa o Gas Natural.

Dividendo extra

Redexis, que el fondo de Goldman Sachs controla desde dos sociedades en Holanda para rebajar el pago de impuestos, está presente en 455 municipios de 26 provincias de España. La compañía tiene una red de tuberías de 8.558 kilómetros, por las que lleva el gas a 600.039 domicilios y empresas de las comunidades autónomas de Aragón, Baleares, Madrid, Andalucía, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Murcia, Cataluña y Extremadura.

Redexis, que el fondo de Goldman Sachs controla desde dos sociedades en Holanda, está presente en 455 municipios de 26 provincias de España

La empresa facturó 187,9 millones de euros en 2015, con un incremento del 18,6%, mientras que su beneficio operativo o ebitda se elevó un 17,3%, hasta los 136 millones. El resultado neto obtenido en 2015 fue de 34,4 millones, frente a los 107,5 millones del año anterior. Una diferencia que se explica por los efectos fiscales derivados de la fusión de sociedades y por la activación de los impuestos diferidos por la deducibilidad de los gastos financieros, que fue posible por la reestructuración de la deuda.

La operación puede ser todo un gran éxito para Goldman Sachs, que ha exprimido Redexis para sacar el mayor beneficio. El consejo de administración de la compañía, que ha cambiado el pasivo bancario por dos emisiones de bonos por 900 millones, aprobó el pago de un dividendo de 40 millones de euros con cargo a reservas de libre disposición, más del doble de la cantidad devengada un año antes. Sus consejeros y su consejero delegado, Fernando Bergasa, también recibieron un premio en forma de subida significativa de salario y un bonus trianual.

Goldman Sachs siempre ha tenido un trato muy delicado con los políticos. Hasta el punto de que ha fichado a varios de ellos tras dejar cargos con muchos galones en las más altas instituciones internacionales, o ha prestado a algunos de sus banqueros para que pusieran en práctica sus excelsos conocimientos financieros a presidencias de gobiernos o ministerios de Economía. Entre sus más ilustres empleados se encuentran el expresidente de la Comisión Europea José Manuel Durao Barroso, el actual presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, o el ex primer ministro de Italia Mario Monti.

Mariano Rajoy Endesa Álvaro Nadal Citi
El redactor recomienda