Goldman Sachs encarga a Citi la venta de su negocio de gas en España por 2.500 millones
  1. Empresas
busca compradores para redexis

Goldman Sachs encarga a Citi la venta de su negocio de gas en España por 2.500 millones

Pese a la incertidumbre política, el fondo de infraestructuras del banco americano busca compradores para Redexis seis años después de adquirirla a Endesa por solo 1.000 millones

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

El fondo de infraestructuras de Goldman Sachs ha dado el pistoletazo de salida a la venta del Grupo Redexis, su negocio de gas en España, en el que ha invertido unos 1.600 millones en los últimos seis años. El grupo financiero americano ha contratado los servicios de Citi y de su propia división de banca de inversión para desprenderse de esta compañía, valorada entre 2.000 y 2.500 millones, por lo que la operación será una de las más exitosas de los últimos tiempos en nuestro país.

Según han confirmado fuentes próximas a Goldman Sachs, que tiene esta inversión a través de dos sociedades domiciliadas en Holanda -Zaragoza International CoZiperatieve y Augusta Global Coeweratieve-, ha elegido a Citi y a los propios banqueros de inversión de Goldman Sachs para buscar un comprador que adquiera los 600.039 puntos de distribución de gas que dan servicio a seis millones de personas, industrias y comercios en 455 municipios de España. La compañía tiene una red de tuberías por la que lleva el gas a los domicilios de 8.588 kilómetros

Porque Redexis, que nació con la compra del negocio de gas que le vendió Endesa en 2010 por 1.000 millones, se ha extendido por 26 provincias tras adquirir activos a competidores como Repsol para operar en Aragón, Baleares, Madrid, Andalucía, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Murcia, Cataluña y Extremadura. Según distintas fuentes, Goldman Sachs, que ya ha repartido la primera documentación del grupo entre los potenciales compradores, espera ingresar entre 2.000 y 2.500 millones.

Para calcular la rentabilidad neta que obtendrá el fondo de infraestructura del banco americano, hay que restar los 386,6 millones de euros que, por ejemplo, Redexis invirtió el pasado año en extender su red de tuberías de gas para llegar a más domicilios, o los 109 millones de 2014 (50 en 2012 y 91 en 2011), así como sumar los 40 millones de dividendos que se pagó a sí mismo en 2015 y los 18 millones del ejercicio precedente. Unos 1.600 millones invertidos en crear el segundo mayor distribuidor de gas de España.

Redexis Gas alcanzó unos ingresos de 187,8 millones en 2015, con un aumento del 18,6%, gracias al crecimiento de sus actividades reguladas, que suponen el 93% de su negocio. Por su parte, el beneficio operativo o ebitda consolidado del grupo ascendió a 136 millones, con una mejoría del 17,3% respecto a 2014. Pero lo más importante y lo que más atrae a los potenciales compradores es que el margen de ebitda fue del 72,4%, debido al buen comportamiento de los ingresos y la mejora continua de la eficiencia.

El beneficio neto fue de 34 millones, frente a los 107,45 millones obtenidos en 2014, cuando la empresa de Goldman Sachs se apuntó unos beneficios fiscales derivados de la fusión de varias sociedades y la activación de impuestos diferidos procedentes de los gastos deducibles de la reestructuración de la deuda. Una reorganización del pasivo que consistió en la amortización de un crédito sindicado mediante la emisión de bonos por 650 millones, operación que se completó en 2015 con otra colocación de valores de renta fija por 250 millones adicionales.

Sin miedo al efecto Podemos

Goldman Sachs ha decidido poner en marcha la venta de Redexis después de casi un año tanteando el mercado. El fondo de infraestructuras del banco estadounidense no terminaba de decidirse por la incertidumbre política, ante el riesgo de que un Ejecutivo de izquierdas aprobase un cambio regulatorio -el PP ya puso patas arriba la regulación de la luz y el gas- que afectase al sector energético, tal y como incluían Podemos y el PSOE en sus programas electorales.

Fuentes próximas a la operación aseguran que la designación de Citi y del propio Goldman Sachs como bancos asesores de la desinversión se ha adoptado este mes de agosto ante la perspectiva de que no va a haber Gobierno en los próximos meses y que, en cualquier caso, la amenaza del partido de Pablo Iglesias se ha desvanecido en los últimos tiempos. Además, las mismas fuentes apuntan que Redexis es una de las empresas más apetecibles para los fondos de infraestructuras que tienen exceso de liquidez para invertir, teniendo en cuenta que ofrece una rentabilidad mínima asegurada por ley en un entorno de bajos tipos de interés.

Citi y Goldman Sachs tienen un referente muy cercano para tomar como modelo. Es la venta de Madrileña de Gas, compañía controlada por un fondo de capital riesgo de Morgan Stanley, que en la primavera de 2015 la traspasó a la eléctrica francesa EDF, a la china Gingko y a PGGM (un fondo de pensiones holandés) por 1.000 millones de euros, 200 millones netos más de los que había pagado en la Navidad de 2009.

Goldman Sachs Citi Desinversiones Endesa Repsol
El redactor recomienda